•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Casa del Café celebró su 20 aniversario de presencia en el mercado nicaragüense.

Como parte de esta celebración, la empresa remodeló Casa del Café Altamira, la cual, es la primera sucursal que se inauguró en Nicaragua en 1993.

“En esta remodelación hemos creado nuevos ambientes, pero conservando el concepto y diseño de una casa-hacienda.

Nuestra sucursal de Casa del Café Altamira cuenta con una terraza en el segundo piso, donde los clientes disfrutarán de tranquilidad y buena iluminación, asimismo, tenemos un área privada con aire acondicionado

y los visitantes tienen la opción de disfrutar su café en cómodos sillones”, expresó Verónica García, Gerente de Mercadeo y Proyectos de Casa del Café.

Agregó que esa sucursal también cuenta con los salones Momotombo y Momotombito, los cuales se alquilan para la celebración de eventos sociales o empresariales.

Sirviendo el mejor café

Según la gerente de mercadeo, la especialidad de la empresa es el café: “Nuestro fuerte es el café gourmet, especial, cultivado en Nicaragua y que puede acompañarse con una deliciosa repostería”, dijo García.

En sus diferentes sucursales, los amantes del café pueden disfrutar de bebidas calientes y frías elaboradas con este grano, tales como: mokaccino granizado, caramelato granizado, iced coffee, cookies&cream granizado, espresso y cappuccino.

“Actualmente tenemos una oferta de cafés con caramelos, ya que siempre estamos innovando para ofrecer algo novedoso a los clientes. Queremos llegar a todos los gustos, a la gente amante de café frío o caliente”, enfatizó García.

Adicionalmente, las sucursales de Casa del Café, ofrecen smoothies, hamburguesas, sándwiches, desayunos, almuerzos, cenas y ensaladas.

A la fecha, Casa del Café cuenta con 19 sucursales y se cataloga como una cadena líder del segmento de café-restaurantes, donde se mezcla la tradición con la modernidad.

 

Trayectoria

Casa del Café inició como un negocio familiar en 1993 y es considerado como el primer café-restaurante que se abrió en Nicaragua.

Gracias a su ambiente natural que evoca al interior del país, su primera sucursal Casa del Café Altamira, se volvió un lugar muy visitado para reunirse con amigos, pareja o compañeros de trabajo.