•  |
  •  |

En un gran espacio hay miles de personas cantando, cierran sus ojos, levantan sus brazos, los agitan de un lado a otro y cargan en sus labios una sonrisa que parece no desaparecer. Están en un concierto cristiano, adorando y alabando a Jesús, el hijo de Dios.

Nicaragua estará visitada este viernes 13 y sábado 14 de marzo por el grupo cristiano Miel San Marcos, un equipo de jóvenes que juntos crean un unísono coro que va directo a los corazones de quienes los escuchan, porque transmiten mensajes de esperanzas y fortalezas para todas las personas, sin importar la religión, que necesitan y están conscientes de la misericordia de Dios.

La gira, que lleva por nombre “Hágase tu voluntad como en el cielo”, estará cargada de reflexiones, oraciones, alabanzas, testimonios y entonación de melodías. El grupo cristiano dará a conocer también su más reciente disco “Como en el Cielo”, según Moisés Duarte, director de radio Maranhata, patrocinadora del evento. Este evento se llevará a cabo el día viernes en la iglesia Ríos de Agua Viva, con la presentación de un congreso a partir de las  6:00 de la tarde, con un costo simbólico de 4 dólares, y el día sábado se realizará un concierto a partir de las 5:00 de la tarde en Plaza Maya de Plaza Inter a un precio de 5 dólares la entrada general y 10 dólares la zona VIP. Las tickets ya están disponibles en las instalaciones de radio Maranhata, Juan Bansbach o en la iglesia Ríos de Agua Viva.

Acerca del grupo
Miel San Marcos tiene 10 años de trayectoria y está integrado por 8 jóvenes. Lo que distingue a este grupo de las demás integraciones cristianas es que son jóvenes y eso los ha motivado a ministrar directamente a la juventud en muchas áreas de esperanza luego de muchos años de convivir bajo la marginidad de la sociedad tras vicios u otros factores que generan rechazos.

Según Duarte, “el grupo no hace un show, sino que logran que la gente goce y exalte el nombre de Dios. Asimismo, Dios los utiliza como instrumentos de sanidad por medio de la oración”.

Igualmente destacó que la gente se va a dar cuenta que no se necesita  introducir sustancias al cuerpo para cantar, bailar, hacer relajo. No obstante, lo que hará más grandioso este día, enfatiza Duarte, es que  “el oyente podrá vivir momentos íntimos, meditar y analizar sobre su vida, pero lo que hará único y más grande el evento es la apreciada visita del Señor Jesús”.

4,000 personas se esperan aproximadamente durante el concierto.