•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nestlé presenta para todas las familias nicaragüenses un cambio nutricional en las sopas de pollo de Maggi, al contener 15% más hierro y 20% menos sodio con el fin de aportar una buena nutrición a todos sus consumidores, cuya ingesta ronda en al menos 2 veces por semana en muchos hogares. 

Parte de este aporte se debe a que en Nicaragua el 37% de la población tiene anemia, superada solo por Honduras con el 40% en la región centroamericana y dado que el hierro es un mineral esencial para combatir esta enfermedad, ahora el consumir esta sopa Maggi sin duda vendrá a aportar al desarrollo nutricional, expresó Alejandro Pereira, gerente general de Nestlé Nicaragua.

“Para suplir los requerimientos diarios de hierro se deben incluir en la dieta alimentos ricos en este mineral, como carnes rojas, legumbres y hortalizas; en conjunto con aquellos que ayuden a su absorción como la vitamina C”, aconsejó Patricia Vial, nutricionista de Nestlé.

“Nuestras sopas son el vehículo ideal para contribuir de manera significativa a mejorar la deficiencia de hierro con una alternativa accesible que provea nutrición. Ahora estaremos aportando cada año más de 700 millones de porciones de sopa Maggi fortificada con hierro, en Centroamérica”, comentó Ricardo Santizo, gerente regional de sopas Maggi.

A nivel mundial, Nestlé cuenta con 29 centros de investigación y desarrollo que se dedican a buscar mejoras en sus productos, “en línea con la visión de la compañía de ser reconocida como la empresa líder en nutrición, salud y bienestar”.