•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Keller Williams (KW) es la empresa de bienes raíces más grande del mundo, con más de 155,000 agentes a nivel mundial y con presencia en más de 30 países. Es una empresa hecha por agentes, para agentes.

La propuesta de valor se basa en 4 pilares fundamentales que están haciendo cambios en muchas vidas alrededor del mundo y ahora en Nicaragua:

El primer pilar es la educación y entrenamiento. Training Magazine premió a KW como la empresa número 1 de entrenamiento en el mundo en todas las industrias. En Nicaragua desde que iniciamos con KW, nuestros asesores inmobiliarios han llevado más de 150 horas de entrenamiento, y esto siendo apenas el comienzo. El entrenamiento de KW se basa en presentar las mejores prácticas y herramientas, para que nuestros asesores inmobiliarios alcancen sus metas profesionales. Estos cursos son impartidos por los mejores agentes de la industria, presentando las herramientas que han hecho exitoso a los mismos.  KW Nicaragua imparte cursos semanalmente, en donde todos aquellos interesados en bienes raíces están más que invitados a asistir.

El segundo pilar es la tecnología. La tecnología que ofrece KW cuenta con un sistema de manejo de propiedades, CRM, plataforma Web, entre otras. Cada asesor puede tener tanto su propia página web, como exposición de sus propiedades ante los 155,000 agentes a nivel mundial.  Solo este año la franquicia está invirtiendo 40 millones de dólares en Tecnología, incluyendo alianzas importantes con Google y Facebook. El mayor enfoque de KW, es el entrenamiento para que utilicen la tecnología a su máxima eficiencia. 

El tercer pilar es la cultura. Este es el secreto fundamental de la franquicia. La cultura en KW promociona día a día el saber dar sin esperar recibir nada a cambio. “Red Day” es uno de los ejemplos de la cultura donde todos los agentes a nivel mundial dejan de trabajar y donan ese día para hacer una obra de caridad a la comunidad. En el 2016, KW fue premiado por Forbes Magazine entre los 10 lugares de más ambiente positivo, energético y dinámico para trabajar.

El cuarto pilar es el ingreso pasivo. En Keller Williams consideran que los agentes son los que ayudan a crecer en la industria mediante el reclutamiento de otros agentes; por lo tanto, trabajamos con un sistema de incentivos en donde los asesores se convierten en socios que reciben dicho ingreso pasivo. 

Keller Williams es una franquicia cuya misión es “Carreras que valga la pena tener, Negocios que valga la pena poseer y vidas que Valga la pena vivir”, y así mismo ir cambiando una vida a la vez.