• |
  • |
  • Edición Impresa

Para cerrar el mes de junio con un homenaje dedicado a la niñez, un grupo de voluntarios de Casa Pellas visitó la Unidad de Quemados de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen) para llevarles un poco de alegría, a propósito de celebrar su mes.

Samanta Duarte, jefa de Responsabilidad Social Empresarial de Casa Pellas, explicó que como parte de la política de RSE de la compañía están realizando acciones de voluntariado con sectores vulnerables y “en este mes de junio que se celebró el Día del Niño lo estamos celebrando con los niños de Aproquen, llevándoles un poco de alegría, de esperanza, de atención, de cariño por parte de todos los voluntarios de Casa Pellas”.

Por su parte, Tatiana Castillo, psicóloga de Aproquen, aseveró que estas actividades recreativas y lúdicas vienen a fortalecer los lazos que ellos tienen, de conexión con otros niños, fortalece la socialización, disminuye síntomas de estrés, de ansiedad, de fobias asociadas al hospital y desarrolla muchas de las funciones mentales que tienen los niños.

“Agradecemos mucho al grupo de muchachos que vinieron de Casa Pellas que trae este tipo de actividades que ayudan que nuestros niños vengan al hospital y que lo asocien con situaciones divertidas y agradables”, recalcó.