•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Cocineros nacionales convocados mediante la Cámara Nicaragüense de Restaurantes, adquirieron nuevos conocimientos en temas de inocuidad y aprovechamiento de los alimentos de parte de reconocidos chefs internacionales de la organización World Central Kitchen (WCK), quienes llegaron al país gracias a una alianza con Cargill de Nicaragua.

Los chefs a cargo de la capacitación fueron: Aitor Zabala, Rubén García y Gregg Malsbary, quienes cuentan con una amplia trayectoria y cuyas ideas y capacitaciones han servido para mitigar la pobreza y el hambre en países en vías de desarrollo.

“Hemos intentado enseñar el aprovechamiento de los alimentos de la mejor manera posible. Al inicio de la clase hemos prestado especial atención al pollo: hay partes del pollo que se suelen desechar y que nos las valoramos como debería, pero hemos explicado qué se puede hacer con ellas, trabajándolas un poco se puede conseguir un producto de calidad”, comentó el chef Zabala.

Por su parte, Enrique Fernández, jefe de Trade Marketing para Cargill, sostuvo que esta capacitación es un “aporte muy importante para quienes laboran directamente en la industria de alimentos del país, especialmente para los chefs y cocineros que buscan mejorar sus hábitos en la cocina y trabajar con mayor conciencia”.

La capacitación se realizó en el hotel Holiday Inn, durante el segundo día de la Feria Gastronómica Latin Flavors, celebrada el pasado fin de semana. Algunos de los cocineros participantes forman parte de importantes restaurantes del país, mientras que otros tienen sus propios negocios de comida.

“Uno en la cocina nunca deja de aprender y esta capacitación es importante para saber innovar. La técnica de los chefs de WCK me parece muy buena, son rápidos y no desperdician alimentos, siempre le encuentran una segunda utilidad a los productos”, comentó Maryuri Miranda, del restaurante Marea Alta.

Durante la sesión, los cocineros nicaragüenses se mostraron “muy abiertos a escuchar, a ver, a probar. Cuando ellos han hecho la parte práctica ha habido gente que lo ha hecho igual o mejor que yo, o sea que no han necesitado tanto tiempo para tener que preparar los alimentos, han aprendido rápido”, consideró el chef Zabala.

Esta capacitación a cocineros locales forma parte del Proyecto Cargill 1/3, que en el marco del marco del Día Mundial de la Alimentación desarrolla la compañía Cargill, en conjunto con sus marcas comerciales Tip-Top y CAINSA, para sensibilizar sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos.

Según datos de la FAO, cada año, en el mundo, un tercio de los alimentos producidos para consumo humano es desperdiciado y tirado a la basura; con ello se podría alimentar a más de 800 millones de personas con hambre en el planeta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus