•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por cuarto año consecutivo Cargill beneficiará  a 26 escuelas ubicadas en Ticuantepe, Masaya, Tipitapa, Nindirí, Chinandega, Chichigalpa, con la entrega de más de 6 mil paquetes  escolares para estudiantes de preescolar y primaria, y material educativo a 250 docentes, cuya inversión supera a los 20 mil dólares.

El acto de entrega se realizó en  la escuela Salomón de la Selva, del municipio de Nindirí, la cual es parte del proyecto Nutriendo el Futuro y la jornada A Clases con Cargill, auspiciado por Cargill Nicaragua en asocio con Care Internacional y ejecutado por fundación Fabretto. 

Impacto en las comunidades

María Nelly Rivas, directora de Asuntos Corporativos de Cargill, expresó que la iniciativa busca causar impacto en los centros educativos y la población escolar cercanas a las zonas donde la empresa tiene presencia, contribuyendo al mejoramiento del proceso educativo de los estudiantes de centros beneficiados. “Con estos programas hemos beneficiado a más de 6 mil niños y niñas y  uno de los principales logros de nuestro programa Nutriendo el Futuro es que la retención escolar se ha mantenido en un 93 % en las 26 escuelas donde se ejecuta el proyecto”, expresó Rivas.

Capacitación a docentes 

Gilberto Guzmán, gerente general de Cargill Nicaragua, explicó que la empresa además de la iniciativa A Clases con Cargill, invierte anualmente en capacitación a docentes y en guías  y metodologías  para la formación de hábitos alimentarios y nutricionales de los estudiantes, huertos escolares  y contribuye con las mejoras de infraestructura, de igual forma se realiza la donación de productos de las marcas Tip Top y Cainsa para el complemento nutritivo de los niños. 

La entrega de paquetes escolares y materiales educativos estará a cargo de 500 voluntarios de Cargill, y para ello se cuenta con el apoyo de autoridades del Ministerio de Educación (Mined), dirección y docentes de centros beneficiados.

El gerente general añadió que el compromiso de Cargill es nutrir y desarrollar a las comunidades a través de la  educación, ya que es uno de los pilares fundamentales, pues representa el motor de desarrollo que impulsa a sus habitantes y colaboradores.