•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Voluntarios de Sinsa participaron en la jornada de limpieza y restauración del Asilo de ancianos López Carazo de Rivas, que alberga a 35 ancianitos. Con esta actividad, la empresa tiene como finalidad mejorar la calidad de vida de las comunidades donde ejercen operaciones.

Carmen Hilleprandt, gerente de asuntos corporativos de Sinsa comentó  que en esta ocasión 40 colaboradores participaron en la jornada de voluntariado en la que se encargaron de limpiar las áreas verdes del hogar de ancianos, pintaron puertas, closets y paredes de habitaciones e instalaron abanicos y luminarias,  donando un total de 350 horas hombres y más de mil dólares en artículos de limpieza y ferretería. 

La hermana María Cecilia Blanco, directora de la Fundación López Carazo aseguró que tanto el personal como los beneficiados, se sintieron muy contentos con la visita de voluntarios de Sinsa porque gracias a ellos tienen mejores condiciones para vivir en el hogar. 

Hilleprandt puntualizó que el programa de voluntariado de Sinsa cuenta con el apoyo de los colaboradores de la empresa y en los próximos meses se realizarán actividades en comunidades de Managua, Estelí, Chinandega y Masaya, de modo que la contribución de Sinsa a mejorar la calidad de vida de las comunidades pueda extenderse a otras áreas.