•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A través del Programa Nutriendo el Futuro, que financia Cargill en asocio con Care y ejecuta Fundación Fabretto, en el 2017 se desarrollaron talleres para la creación de grupos de títeres dirigidos a la comunidad educativa de 23 escuelas de las 26 que forma parte de esta iniciativa de Responsabilidad Social Empresarial.

Joseling es una excelente estudiante de la Escuela Dirita de Ticuantepe, razón por la que sus compañeros la escogieron como presidenta de sección. Además, cuando de participar en la elaboración de murales, jornadas de limpieza, trabajos en el huerto, siempre se le ve en su escuela como voluntaria.

Pero sí hay algo que le apasiona a esta pequeña es ser parte de la obra de títeres de su escuela, y es que al igual que a todos sus integrantes, cada presentación es una aventura, ya que le permite conocer nuevos lugares y personas.

Los pequeños artistas, junto a la directora de la Escuela Dirita, han presentado cuatros obras de títeres a través de las que promueven temas educativos, sobre seguridad alimentaria, nutrición, medioambiente, hábitos de higiene y la importancia de disminuir el desperdicio de alimentos.

Los talleres fueron impartidos por la Asociación Promotora de la Cultura, Joseling, junto a otras niñas, niños y docentes, aprendió a elaborar guiones, creación de títeres y teatrinos con materiales reciclados. 

Las presentaciones de las obras de títeres le han permitido a Joseling a conocer a mucha gente. “Cuando vamos a eventos le hablo a los adultos, y si son extranjeros les pregunto de dónde son, cómo la han pasado, me gusta hacer nuevas amistades”, dice.

Una de las metodologías del Proyecto Nutriendo el Futuro es que las niñas y niños aprenden jugando, de esta forma muchos de ellos han aprendido sobre seguridad alimentaria y nutricional, pero además se han convertido en promotores y promotoras dentro de su escuela y comunidad.