•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Telefónica respalda las “Normas de Conducta para las Empresas” de Naciones Unidas para proteger los derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales (LGTBI). 

Telefónica presente en 17 países, con más de 120,000 empleados y con más de 350 millones de clientes, se compromete a favorecer el trato equitativo en el trabajo y a hacer frente a la discriminación en la comunidad en general. En el sector privado, son ya más de 100 las grandes compañías que han expresado su apoyo a estas normas de conducta, elaboradas en colaboración con la entidad Institute for Human Rights and Business y basadas en los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos.

Para Telefónica, la adhesión a los Principios forma parte de su estrategia para fomentar la diversidad como fuente de talento y competitividad. “Nuestro objetivo es contar con personas con diferente cultura, género, orientación sexual, raza, generación, capacidades, perfiles, etc. y más allá de todo esto, con diversidad de pensamiento”, explica Arancha Díaz-Lladó, directora global de Diversidad de Telefónica.

“Queremos ser una compañía en la que todos los empleados nos atrevemos a ser nosotros mismos y aportamos opiniones y sugerencias sin miedo a equivocarnos. Y queremos extender esto a la sociedad actuando como agente de un cambio necesario y positivo para todos. En Telefónica somos plenamente conscientes de que las nuevas tecnologías e Internet también se están usando como arma de discriminación y nuestro compromiso es ayudar a evitar estos malos usos”, añade Díaz-Lladó.