•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Nuestro centro de trabajo es prácticamente nuestro segundo hogar. Después de las relaciones con nuestros familiares, las que establecemos con nuestros compañeros de labores se convierten en unas de las más sólidas, debido a que con ellos compartimos gran parte de las horas hábiles del día, por ello es importante laborar para empresas en las que los valores sean prioritarios.

En el caso de Budget rent a car, una empresa con 45 años de presencia en Nicaragua, encontramos a dos colaboradores que no solo crecieron profesionalmente dentro de la compañía, sino que también aseguran que en ella aprendieron a desarrollar valores como el trabajo en equipo, la solidaridad y la honestidad.

El primer caso es de la señora Sary Anderson, quien se jubiló luego de trabajar 33 años en la compañía, a la que llegó en los años 80, en lo que califica una experiencia muy enriquecedora.

Doña Sary afirma que en Budget obtuvo mucha experiencia en el área de venta, tanto a nivel nacional como internacional.  Y aunque reconoce que “no era muy fácil trabajar por la coyuntura, la flota era muy diferente a la actual, el número de vehículos también era mejor, pero con toda la experiencia de don José Solórzano, que era el gran jefe, logramos ir surgiendo”.

Doña Sary Anderson fue colaboradora de Budget Rent a Car durante 33 años. Llegó como ejecutiva de ventas y ascendió a gerente de ventas. Óscar Sánchez/END

Crecimiento

La señora Anderson recuerda que solo contaban con una flota de 25 o 27 vehículos, y luego llegaron a más de 500. Al consultarle si a pesar de que se vivía un conflicto bélico era rentable el negocio, sin dudar un instante, dijo que fue cuando más demanda tenían y especificó que eran los periodistas quienes más rentaban vehículos.

“Teníamos carros de 6 y 8 cilindros, teníamos problemas con los repuestos, pero hacíamos esfuerzos. Siempre me gustó ver la energía de don José, yo lo admiraba como empresario y como persona, y cuando tuve la oportunidad de trabajar aquí estaba muchacha, hará unos 30 y resto de años, pues  yo trabajé aquí 33 años. La vitalidad de don José era ejemplar”, señala.

Asimismo, explicó que sufrían cuando un carro se dañaba, porque la flota era realmente pequeña. “El trabajo en equipo fue pieza fundamental para que pudiéramos salir adelante, porque en este tipo de empresas es muy valioso desde el que lava el vehículo hasta el gerente general. Además de esto, encontré muchos valores en Budget, como la honestidad de los señores Solórzano, la responsabilidad para el cumplimiento de los derechos de los colaboradores y el apoyo que les dan en sus necesidades personales”, adujo.

Además, aclaró que el crecimiento de la empresa se dio a base de tesón y sacrificio de la familia Solórzano y fue posible por lo profesional que son.

Cuando le consultamos qué significa Budget en su vida, dijo que es “un ejemplo de que los valores son indispensables, siempre estoy deseando que les vaya bien y que Dios los proteja porque se lo merecen”.

Doña Sary Anderson comenzó como ejecutiva de venta y terminó como gerente de ventas, por ello considera que Budget es una empresa que le da muchas oportunidades a los colaboradores.

De conductor a responsable de flota

Corría el año 1992 cuando don Carlos Bermúdez llegó a Budget Rent a Car. Fue contratado como conductor y lavador de carros, además, tenía que revisar el vehículo en la empresa y al entregarlo.

“Cuando empecé fue con entusiasmo, ya tenía conocimiento de lavado de carro y me sentí bien. La mística de trabajo como empresa nos ha enseñado a trabajar en equipo, somos dinámicos y muy responsables. Estuve como conductor y luego me promovieron como responsable de la flota vehicular, tenía temor porque el trabajo es serio y porque mi nivel académico no estaba acorde con el cargo, pero mi experiencia sí. Parece que hubo una votación y me respaldaron”, señala  el señor Bermúdez.

Don Carlos Bermúdez llegó a Budget Rent a Car como lavacoches y actualmente es el responsable de la flota vehicular, puesto para el cual lo capacitaron en diversas áreas y creyeron en sus capacidades. Óscar Sánchez/END

Además, dijo que él no sabía nada de computación y la empresa lo envió a capacitarse. También reconoció que tenía miedo porque tenía que ver la flota, la distribución, cómo se mueven los vehículos, “pero ellos confiaron en mí y 27 años después aquí estoy, con más de 20 años en el puesto actual”.

“Mis jefes me han apoyado, he podido llegar a ser alguien porque en Budget hay oportunidades de crecimiento, siempre que uno ponga de su parte, hay estabilidad laboral y es un prestigio trabajar aquí. Hemos entendido que la meta es ser la líder de este negocio y vamos a seguir trabajando para sostenernos en el primer lugar”, prosiguió.

Cabe destacar que el impacto en su familia ha sido que pudo lograr construir su casa y darles estudios a sus hijos y ya todos son profesionales.

“Hemos crecido, tengo una mini empresa con mis hijos, compré un carrito con mi descuento de empleado, compré una camioneta, la vendí y la hice camión. Me siento agradecido con la empresa, estamos anuentes a hacer lo que se pueda para seguir creciendo”, concluyó el señor Bermúdez.