•   Wiwilí, Jinotega  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al menos unas 30 cédulas de identidad fueron encontradas hecha trozos en el municipio de Wiwilí. La denuncia la hizo Óscar Herrera, representante del Partido Liberal Independiente, PLI y María Cristina Rodríguez, representante del Ipade.

Celso Gutiérrez, párroco de Wiwilí, brindó declaraciones donde afirma que Herrera y Rodríguez se presentaron a su templo para denunciar que se encontraron los documentos de identidad destrozados.

Según el religioso, los denunciantes manifiestan que una niña en las cercanías de la gasolinera local llamada “Pumas del Norte”, se encontró la bolsa con los restos de las cédulas. Luego un grupo de ciudadanos hizo llegar los pedazos a los representantes del PLI e Ipade.

Tanto Herrera como Rodríguez llegaron a la casa cural del sacerdote Francisco Sandoval y entregaron la bolsa con las cédulas hechas pedazos.

Seguidamente, las evidencias fueron entregadas a la Policía de Wiwilí donde también interpusieron la denuncia del caso.

Por otro lado, el padre Francisco Sandoval de la diócesis de Wiwilí dijo que la Policía debe indagar y dar información pertinente a los medios y esclarecer quienes realizaron esta anomalía.