•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Activistas del partido de gobierno en San José de Cusmapa tienen un tranque en la vía que comunica a la comunidad El Carrizo y el delegado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, está pidiendo seguridad policial para poder llevar los ataúdes en que depositarán a tres personas muertas, todos de una misma familia, cuyas vidas, según la denuncia, fue arrebatada a manos de una supuesta fuerza combinada de activistas del Frente Sandinistas y resguardados por agentes antimotines de la Policía Nacional.

Mercedes Torrez y sus hijos Ariel Torrez, de 14 años, y Elmer Torrez, son los fallecidos, mientras Moisés y Amilcar Torrez resultaron heridos.

Se dice que los otros dos heridos de esa misma familia, el que tiene un balazo en el estómago está delicado, pero el otro está estable, según personas allegadas. Alberto Rosales, delegado del Cenidh, dijo que intentaron ver a los heridos, sin embargo la dirección del hospital de Somoto prohibió su ingreso y se les negó la información oficial.  

Los denunciantes señalan que la situación ocurrió en horas de la noche y los impactos que recibieron son de fusiles AK. El Cenidh se dirige en estos momentos al lugar de los hechos parea corroborar los detalles del incidente y solicitar a las autoridades poner el orden y resguardar la vida de todos los ciudadanos sin distingos políticos.

Pablo Cuevas, asesor jurídico de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, aseguró que la versión policial sobre una trifulca perpetrada por activistas políticos del PLI no tiene lógica, pues la situación ocurrió en una comunidad a 8 kilómetros de Somoto en horas de la noche y se habla de la muerte de hasta cinco miembros de una misma familia.

“Lo que sabemos según el denunciantes y las comprobaciones realizadas, es que ocurrió entre las 8:30 de la noche y las 9:00, hasta donde esta fuerza combinada llegó a la casa de las víctimas, donde supuestamente terminaron con la vida de estas personas a quienes agarraron ya acostadas a esa hora”, dijo Cuevas mencionando que aparentemente algunos de los agresores estaban tomados de licor.

Aunque varios denunciantes señalan al secretario del Frente Sandinista de Cusmapa, de estar involucrado en la acción, esto no está comprobado.