•   Bluefields y Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

“Esto no puede estar ocurriendo, fui agredida junto a mi hija, salvajemente por la policía antes de que los sandinistas realizaran su celebración por las calles de Bluefields”, comenta María Luisa Rocha, simpatizante de la Alianza Partido Liberal Independiente, PLI, quien interpuso la denuncia en la Procuraduría de los Derechos Humanos.

Las afectadas dijeron que antes que se movilizara la caravana de los sandinistas, ellas se encontraban guardando un material de construcción que tenían en la calle del barrio San Mateo de esta Ciudad, cuando se presentó un policía de tránsito y les dijo que no podían estar en la calle. “El policía de nombre Francisco Pérez, llamó a una patrulla y cuando vimos nos tenían en el suelo, casi ahorcándonos y golpeándonos”, aseveró Luisa.

“Me trataron como un animal delante de mis hijos, nos amarraron y nos lanzaron a la camioneta porque ellos (la policía) aduce que nosotros estábamos haciendo un atentado con el material selecto en la calle”, afirmó Johana González Rocha, mostrando las marcas del golpe y un video doméstico que muestra el salvaje acto de abuso.

Policía niega haberlas amarrado
El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, explicó que las denunciantes estaban obstruyendo el paso y cuando un policía les solicitó que despejaran la vía, ellas ofendieron verbalmente al uniformado, quien pidió refuerzo y luego fueron trasladadas a la delegación policial.

“La Policía no acostumbre a amarrar a la gente, nos dijeron que los oficiales les pusieron las esposas y las retuvieron para luego dejarlas en libertad. El comisionado mayor Guillermo Saballo, jefe de la Policía de Bluefields las vio enojadas t habló con ellas y les dijo que se presentaran al día siguiente para hablar del caso, pero ellas no asistieron a la cita. Ahora vamos a investigar si los oficiales las golpearon, ya que estamos anuentes a ser transparentes como siempre lo hemos hecho”, explicó Borge.

Fraude gigantesco

Francisco Jaime Duarte, diputado electo del PLI en la RAAS, calificó de barbarismo el actuar policial. “Esa es la forma de operar de la policía sandinista que oprime al pueblo”, señaló Jaime, manifestando que el proceso electoral está marcado por el fraude.

“Fue un gran robo, estas son las elecciones más sucias en la historia del país, el 20% de nuestros fiscales no fueron acreditados, a la hora del conteo los sandinistas expulsaron los fiscales de las juntas y agregaron más de la cuenta en los padrones electorales que también quitaron de las juntas”, comentó Jaime.

También mostró actas alteradas y señaló que varias juntas se alteró los datos “en la JRV 0190 de la escuela Monseñor Mateo, tenían541 votos, en otra tenía 600 votos, no dejaron mostrar las actas en el centro de cómputos, porque todo lo tenían montado, igual lo hicieron en la Cruz del Río Grande, plazas históricamente liberales, aparece el frente con miles de votos y eso tiene muy enojada a la población” dijo el diputado.