•  |
  •  |

A muchas personas las derrotan los problemas diarios de la vida. Andan quejándose de lo que ellos llaman “mala suerte”. Pero hay un método para controlar ese mal momento, que en muchos casos no es sino una mentalidad negativa. No ignoramos las tragedias y dificultades de la vida, y no les negamos su importancia, pero lo que tratamos de obtener es que ellas no nos dominen.

La Ley de la Atracción consiste en que cuando uno pone de su parte toda la buena voluntad para conseguir un bien, un trabajo, una buena idea, un proyecto; Dios hace que le lleguen personas, circunstancias, bienes y sucesos que ayuden a obtener el ideal propuesto.

El campesino siembra la semilla, la riega, la abona, la cuida y la naturaleza se va encargando de que de aquella semillita resulte un árbol frondoso y lleno de frutos que darán satisfacción a él y a su familia.

Nosotros colocamos en el campo de nuestra vida estos cinco principios. Los regamos recordándolos, los cultivamos practicándolos, no los abandonamos nunca, y la naturaleza bendecida por Dios, nos los devolverá plenamente multiplicados y convertidos en realizaciones admirables.

La vida no es de los cobardes

Es la ley repetida más de siete veces y es una ley que jamás dejará de cumplirse. El que se esmera en hacer bien lo que tiene que hacer, ese no se quedará entre los últimos; ese llegará a ser de los primeros.

La vida no es de los cobardes que no quieren vencer, ni para los empequeñecidos que no quieren dedicar tiempo a pensar, sino para los esforzados que saben que “el éxito es de Dios, pero Él se lo da a los valientes”; es para los que no quieren formar parte de los negativos que se quejan de que el éxito no les haya salido al encuentro sin ellos ir a buscarlo.

Despierten dormidos ideales

Aviven esperanzas casi muertas, inyecten valor a voluntades acobardadas y obtengan perseverancia en la lucha a los que ya pensaban dejar el campo en poder del enemigo. Por el camino de lo fácil no se llega jamás a los verdaderos triunfos; y sin el sudor de la frente, no se consigue el pan de las verdaderas realizaciones. Que cada uno se convenza de que Dios lo creó para el éxito y no para el fracaso.

Cada uno juega un papel importante en la vida y en la sociedad

El enemigo goza y se siente satisfecho cuando te ve fracasar. Honra la magia de ser padre y madre, que siempre da al hijo, lo que a él le hace falta. Lucha por conseguir tu ideal, tu realización, tu futuro mejor. Tu grito de combate siempre debe ser: “Soy y seré siempre un triunfador, jamás el desgano y el enemigo me podrán vencer, porque si Dios está conmigo, quién podrá contra mí”.


Toma nota

Textos de estudio de la profesora PENÉLOPE.  (Código 95703, Profesional School, Miami FL.)  Parapsicóloga especialista en la interpretación del  Tarot y las Cartas de los Ángeles.  Consejería en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales.  Terapias alternativas para tu control mental y mejorar tu calidad de vida.  Atiende de lunes a sábado, de 9 de la mañana a 5 de la tarde, previa cita.  Teléfonos: 2255-3586 / 8688-5607, Managua.