•  |
  •  |

En la capital  no hay calle  que no “albergue” una, con distintos mensajes, colores y tamaños. Pero, ¿son negocios  rentables?

Para Byron Vanegas, Gerente y propietario de Get Up Publicidad,  lo son en alguna medida.  El empresario explica que la  televisión cobra “carísimo”, y  con  las mantas no ocurre eso; además “pueden ser ubicadas en cualquier lugar”.

Vanegas emplea a 15 personas y tienen como clientes fijos alrededor de 20 empresas, entre las que destacan: Industrias Cárnicas de Nicaragua y Centro Diagnóstico Americano.

El precio que cobra por cada una  varía según el tamaño, tipo de color,  logos y si se hace uso de costura; aunque detalla que el  precio promedio de cada una  es de 500 córdobas y en eso  se incluye la instalación.

La ganancia  mínima es de 60 córdobas y la máxima es de 160, según  Vanegas; eso significa que mensualmente su ganancia oscila entre 9 mil y más de  22 mil aproximadamente.  

Servicios Publicitarios Delgado es otro negocio del sector. Este  es  familiar, de modo que emplea directamente a dos personas, aunque cuando hay demanda del producto contrata ayudantes.

Por lo general, las mantas que elaboran son de 8 yardas de largo y 45 pulgadas de ancho.

El precio de cada una es de 480 córdobas, incluyendo la instalación.  

La inversión que  hacen, de acuerdo con sus representantes,   es de 350 córdobas, porque incluye pintura, madera,  ayudantes y transporte, así que la ganancia de cada una es de 130 córdobas, lo que les da para  garantizar la comida  y otras necesidades de la familia.

Clientes hasta en el extranjero
Vanegas  reitera que el negocio, en general,  “es bastante solicitado”.  Plantea que en su caso,   tiene  clientes hasta en Costa Rica, “ellos me envían el dinero por cuenta bancaria y un muchacho es el encargado de llevarse el producto”, expresa.

Años atrás el sector de mantas publicitarias pintaba mejor.  “Antes el costo de la manta era de 800 ó 700 córdobas, pero hace dos años cuesta como 500 córdobas”, indica Elizabeth Flores, propietaria de Artículos Publicitarios.

“Hasta la mano de obra era bien pagada, ahora un pintor gana de 15 o 25 córdobas”, añade.

Desde hace  ocho  meses la empresa de Flores tiene presencia  en el mercado de la publicidad, donde ofrece servicios de impresiones, rotulaciones en general y mantas. El precio  de cada manta varía, pero generalmente es de 450 córdobas.

Entre más pequeña, más cara
Sin embargo  “entre es más pequeña, más cara”, aclara Flores. Eso se debe, según menciona, a  que se desperdicia tela cuando se corta solo un pedazo del rollo del material.  Además  la letra tiene que ser más pequeña, es decir es un poco más trabajada.

“Le ganamos muy poco a las mantas: usualmente es de 20 a 30 córdobas, porque trabajamos con calidad en esos casos. Somos la única empresa que tiene desmanchadora, pues la manta tiene que salir limpia”, destaca.

Su empresa elabora unas 400 mantas mensualmente, porque, según Flores, “hay mucha competencia”. No obstante sus ganancias son de hasta 12  mil córdobas al mes debido al volumen que genera.

Los clientes de  Flores son variados.  Están desde personas que quieren una manta para su bar, hasta empresas  como Bancentro, Visión Mundial y Expica.

A Eduardo Delgado, Gerente de Ventas de Publicidad Nicaragüense, Publinic, tampoco le va  mal en el negocio. El precisa que a diario elaboran entre  20 y 50 mantas.  

La  empresa de Delgado tiene, de entrada, un ambiente familiar. En el negocio hay retratos y un sinnúmero de cuadros colgados en la pared. En realidad es una casa particular, transformada en empresa, aunque  allí laboran aproximadamente 50 personas.

Delgado recalca que la ventaja del negocio es que genera un producto barato y accesible. 

“La manta está de moda, además es más económica  y llega rápidamente al consumidor”, reflexiona.

Publinic, tiene como clientes fijos aproximadamente a 15 empresas. Entres estas Coca- Cola, Victoria y Credomatic.

Sirven hasta para dar identidad
¿Por qué las prefieren? Ninoska Arriaza, del Centro Diagnostico Americano,  explica que una de las ventajas con las mantas es que tienen descuentos. El centro usualmente demanda de  10 a 15 mantas al mes, lo que genera un gasto arriba  de 4,500 y 5,000 córdobas.

Aparte de eso reitera que: “Las mantas llaman la atención y por eso se colocan en lugares estratégicos, ahorita tenemos cinco: en Ciudad Sandino, el Zumen, Roberto Huembes y La Fuente”, especifica.

Entre tanto Ramona Medina, coordinadora de Administración de Riesgos de Industrias Cárnicas de Nicaragua,  indica que con frecuencia las utilizan para aperturas de tiendas o festividades como el Día de la Madre, Día de la Tierra y Día del Padre.  

Pero el uso va más allá de eso, pues  incluso  se ocupan a veces a lo interno de la empresa con fines decorativos. “Nosotros tenemos   una actividad que se llama Miércoles de Comunicación y allí  también ponemos mantas”, ejemplifica Medina.

Los autolavado se suman a la lista de empresas que optan por la mantas.  Ariel Rodríguez, propietario del autolavado La Virgen,  refiere que ha gastado ya 1,000 córdobas en ese sentido.  

“Las utilizo por un mes. Decidí irme por las mantas porque son llamativas e identifican al taller”, apunta, aunque admite que la cantidad de clientes  no ha aumentado.

En cambio, Blanca Casco Garay,  propietaria de la comidería Sopas Lorena, utiliza una manta frente  a la carretera para promocionar su arte culinario. “Muchos pasan rápido en los vehículos y por lo menos pueden verla”, enfatiza.

Precisa que su inversión, en ese contexto,  es de 500 córdobas, aunque deja entrever que ha valido la pena.   “La puse antes del 30 de mayo, como punto de referencia para que conocieran la entrada del lugar,  y no me ha ido mal”, puntualiza.

 

Pyme alternativas, dice economista
El economista René Vallecillo, expone que las mantas son un medio alternativo de publicidad.  “Son cambiables, flexibles,  rápidas de colocar y sirven  para dar a conocer mensajes publicitarios, promociones, nuevos locales y direcciones”, argumenta.

Vallecillo dice que generalmente la elaboración de mantas son negocios  familiares. “Son  un medio de vida de familias pobres y medias, más o menos rentables, no requieren de alta inversión, únicamente  mano de obra y materiales”, añade.

Manifiesta, sin embargo  que  han proliferado porque son “accesibles” en relación a otros medios de publicidad como la radio y televisión.

Por otro lado, su mensaje es “efectivo”, según menciona. “Uno sin darse cuenta—agrega-- ve el mensaje, y este se vuelve en un auto-reflejo, porque es muy repetitivo, así que el mensaje es efectivo”.

Recalca que también tienen sus desventajas.  “De  alguna manera las mantas afectan la imagen de la ciudad porque se pueden  colocar en cualquier lugar, debido a que no  hay normativas gubernamentales ni municipales que las regule”, advierte.