•  |
  •  |

Empleo casi no hay, pero
trabajo hay en p…

Si México es para los mexicanos, el Súper de Estelí es para los estelianos. Así pareciera cantar buena parte de los habitantes del “Diamante de Las Segovias”, cuando se refieren al Supermercado El Hogar.  

A penas comenzaba Estelí a calentar su músculo económico, cuando vio la luz el Súper El Hogar. Fue hace 16 años, cuando el abogado de profesión Víctor Ubau, “jugando-jugando” fue atrapado por la telaraña del comercio y fundó esta importante empresa. No es que nunca antes hubiera hecho otros intentos empresariales, pero con la recuperación de la actividad económica de su ciudad natal, aquel coqueteo comercial se convirtió en matrimonio formal. Ahora vive dedicado 24 horas los siete días de la semana a atender su amplia clientela, y seguir creciendo al ritmo que lo hace la ciudad.  


El gusanito de emprender algo
Víctor acostumbra caminar entre los pasillos del supermercado saludando a los clientes. Sabe la importancia que tiene para un propietario conocer de cerca los hábitos y preferencias de las personas que visitan su negocio.

En Estelí no hay quien no lo conozca, o no haya hecho alguna de sus compras en el Súper El Hogar. Es en uno de esos momentos cuando llega Tania, la periodista que me apoya en la grabación de esta entrevista y el doctor Ubau, hace un aparte para contar su historia.

“Nací en una familia cuyo trabajo no tenía jefe ni mucho menos horario. Mi papá era zapatero, mi mamá era modista, ellos eran dueños de sus propias actividades y me inculcaron una cultura laboral diferente; tener un negocio propio. Por eso siempre tuve el gusanito de emprender algo, de realizar alguna actividad”.

Es por tal formación, que paralelamente al ejercicio de 15 años de abogacía, siempre estuvo involucrado en varias actividades comerciales. Vendió paletas de madera, sin siquiera saber medir una tabla; luego montó un pequeño negocio de plásticos; dirigió una modesta fábrica de tapizados y hasta una funeraria. Pero fue el supermercado el que finalmente capturó sus principales energías.

“…Yo tenía un fondo que había ahorrado con mi esposa, y le dije a un amigo que montáramos un negocio, le sugerí que renunciara a su trabajo para que empezáramos desde cero, pero él no quiso. Aun así me aventure y vean estoy aquí”

La ubicación, elemento clave para el comercio
El supermercado El Hogar es uno de los más importantes y reconocidos por la población de Estelí. Está ubicado en lo que fue una casa vieja que Víctor había comprado. Su adiestrada pupila le indicó que aquel inmueble estaba en un punto estratégico para hacer crecer cualquier tipo de actividad. Habilitó la vieja casona y los resultados no dejan la menor duda de lo acertado de su decisión.

Tania, mi asistente periodista nos cuenta:
“Amablemente me invitó a conocer el tercer piso que todavía no termina de construir. Es una vista perfecta, un lindo lugar para soñar despierto disfrutando la fresca y verde naturaleza de la creciente ciudad de Estelí. Me guió hasta el balcón y lo primero que miré fue el cerro La Guanábana, ubicado al este de la ciudad. Se colocó al lado mío y ambos nos quedamos con la vista fija en aquel cerro.  Segundos después me dijo: ¿Sabías que yo un día tuve el sueño de construir un hotel campestre en la loma de ese cerro? Quería que fuese accesible a toda persona que quisiese pasar un momento en armonía con la naturaleza”.

 

El emprendedor jamás deja de soñar
Es evidente que el gusanito o el virus emprendedor, como acostumbro llamar al deseo permanente de hacer cosas nuevas, nos podría dar sorpresas típicas del sello de la familia Ubau. Quizá un hotel, una fábrica, otro supermercado. No lo sabemos, pero tenemos razón para creerlo. “Nunca se tiene todo lo suficiente para aplazar o desterrar un sueño de la mente. El espíritu emprendedor debe permanecer siempre, incluso, debe ser el combustible que mueva  a las personas día a día, no importa cuánto (recurso) se tenga o no se tenga”. Víctor, su esposa y resto de familia son parte del esfuerzo empresarial, todo un equipo de alto rendimiento.

¿Una frase que resuma su empresa?
Beneficiosa para el pueblo de Estelí, incluyéndonos como propietarios.

¿Cuál es la clave para triunfar?
Siempre dar lo mejor como servicio al cliente; tratar bien a las personas. Yo siempre ando por ahí saludando a todo mundo. Hay que abrazar a los clientes y ellos responderán de igual manera.


Cómo nació el primer supermercado en el mundo

Quien le iba a decir a Clarence Saunders (Estados Unidos, 1881-1953) que su idea se acabaría convirtiendo en el primer supermercado del mundo, y que abriría el camino a lo que hoy en día es algo completamente habitual.

En realidad Saunders no pensó en la comodidad de los clientes, sino en el ahorro de tiempo que suponía para el vendedor. Tuvo la idea de poner las mercancías al alcance de los compradores, y así el comerciante únicamente tenía que cobrar y reponer los productos cuando se acabaran.

El cambio respecto a lo que existía hasta la fecha fue radical, ya que un solo empleado podía hacerse cargo de un volumen de venta tres o cuatro veces superior. De esta forma, el 16 de septiembre de 1916 nacía Piggly Wiggly (cerdito ondulado), la primera cadena de supermercados del mundo.

No se sabe con certeza por qué eligió ese nombre para el establecimiento, pero cuentan que se le ocurrió cuando vio a unos cerditos intentando pasar por debajo de una valla. Sin embargo, cuando le preguntaron a Clarence Sanders, dijo que lo puso precisamente para que la gente se hiciera esa misma pregunta.

Un gran publicista, sin duda. Lo cierto es que en la actualidad, la cadena Piggly Wiggly sigue funcionando, con más de 600 tiendas repartidas sobre todo en el sur de los Estados Unidos.