•  |
  •  |

La historia aérea de Nicaragua parece verse reflejada en las fluctuaciones políticas y económicas que ha tenido el país. Ahora enfrenta otra lucha, mejorar la conectividad del país con el resto del mundo. Un reto difícil, pero que se ha venido logrando poco a poco.

La línea aérea Delta Air Lines, es una de esas compañías interesadas en conectar a Nicaragua con el resto del mundo.  
Están presentes en nuestro país desde 2005, y se sienten convencidos según palabras de su vicepresidente para América Latina— que el crecimiento que tendrán en los próximos años es muy promisorio.

Delta Air Lines presta servicios a más de 160 millones de pasajeros cada año. Con su  extensa red global, Delta y Delta Connection ofrecen servicio a 357 destinos en 67 países en seis continentes.

Con sede en Atlanta, Delta emplea a más de 75,000 empleados en todo el mundo, y opera una flota principal de más de 1,400 aeronaves. Según el Vicepresidente para América Latina, la compañía tiene un compromiso muy grande con los nicaragüenses, y este consiste en posicionar al país como un destino interesante para todos sus clientes alrededor del mundo. “En América Latina Delta vuela a 56 ciudades en 32 países.

En Managua queremos consolidarnos, y por eso desde el mes pasado contamos con un nuevo servicio, ahora estamos volando de Managua a Atlanta todos los días y nuestra misión consiste en seguir creciendo y consolidar aún más nuestra participación en este bello país”, indicó el alto ejecutivo.

¿Cuál ha sido el mayor desafío en Nicaragua?
Creo que el mayor desafío consistió en haber logrado establecer vuelos directos entre Managua y Atlanta.

Con un gran esfuerzo del equipo local  hemos empezado a poner a Atlanta en el mapa de vuelos desde Nicaragua.

Hoy en día, hemos logrado que Atlanta se consolide más como un punto de conexión, hemos entrenado a nuestros colaboradores sobre las bondades que tiene Atlanta como centro de conexiones. Este es un lugar para visitar, tanto para negocios como para placer.

Ese ha sido “el mayor desafío desde que estamos en Nicaragua”, posicionar a Atlanta como un punto de conexión. No ha sido fácil pero hemos hecho un buen trabajo.

¿Las inversiones en América Latina?
Al ser una compañía global, te diré que en todo el mundo entre enero de 2010 y enero de 2013, Delta planea invertir 2 mil millones de dólares para tratar de mejorar la propuesta del cliente.

Estamos invirtiendo en nuevas terminales en los aeropuertos de Nueva York y Atlanta, y estamos instalando en nuestros aviones sistemas de Internet para que los usuarios tengan más comodidad en sus viajes.

Estamos instalando asientos camas en los aviones de largo alcance, e invirtiendo en el cambio de la flota, que actualmente consta de 1,400 aviones.  Es un programa de inversión muy fuerte, y es fundamental para seguir posicionando la marca Delta a nivel mundial.

¿Qué tan rentable es el mercado nicaragüense?
Mira, nuestras inversiones en Nicaragua vienen aumentando, y a nivel de compañía el año pasado obtuvimos ingresos netos de casi 600 millones de dólares y en 2011, a pesar del alza en los combustibles, seguimos invirtiendo aún más y esperamos cerrar este año muy bien a pesar de todas las dificultades.  En la medida que Nicaragua tenga una aerolínea como Delta, que provee un puente al resto del mundo, ese se convierte en un beneficio mutuo.

Nosotros creemos que para ser una compañía global tenemos que estar en un país como Nicaragua.
Un país que está creciendo, un país en el que los turistas están cada vez más interesados, y estamos contentos de tener una pequeña parte de ese cambio que ocurre en Nicaragua.

Para nosotros el mercado nicaragüense es muy importante. Estamos aquí desde 2005, y ninguna aerolínea se quedaría en un mercado todo este tiempo, menos Delta, si el mercado no fuera rentable. Ninguna aerolínea va a estar agregando vuelos si no creyera en el mercado.

¿Tienen confianza en Nicaragua?
Creo que las acciones hablan por sí solas, es decir, ahora tenemos vuelos diarios que nunca los habíamos tenido y contamos con un equipo de ventas muy sólido; nosotros estamos optimistas en seguir este trabajo con nuestros clientes nicaragüenses.
Delta, en particular en América Latina, creemos que vamos a tener un crecimiento del 15%, y ese mismo crecimiento podríamos estar experimentando en Nicaragua; entonces, sí te puedo decir que tenemos confianza en este país. Este es un buen país para nosotros.

¿Cuáles son las estrategias de corto, mediano y largo plazo de la compañía?
 Lo primero que hice en cuanto tomé la batuta de la Vicepresidencia para AL, es que hablamos con más de 650 clientes a través de la región, gente que vuela, para tratar de definir las estrategias a partir de cosas tangibles.

Les preguntamos a los clientes lo importante para ellos, cómo ven a Delta, los servicios que ofrecemos y cómo los clientes ven a la competencia, tratando de tener una visión más clara de la región.

Hicimos lo mismo con empleados en siete u ocho estaciones en AL, y les preguntamos lo mismo. Actualmente estamos en proceso final para establecer una estrategia muy clara y medible de negocios que nos permitirá seguir creciendo.

Por ejemplo, traemos un producto nuevo para nuestros clientes en Nicaragua. El Sky Bonus, un producto focalizado en compañías, pequeñas.  Este programa le permite como compañía ganar puntos que pueden ser canjeados por más de 50 beneficios, desde cambios de clases hasta entrada a nuestros salones VIP, una cantidad de beneficios que la compañía creó en Nicaragua.

Delta, la crisis financiera y sus principales logros
Nuestros resultados de 2010 están entre los mejores en la historia de Delta, y nos facilitó enfrentar el aumento en los precios del combustible.

El balance es un reflejo directo del éxito de nuestra fusión, disciplina de costos y estrategia de reducción de deuda, además de que son producto de la dedicación y determinación de los empleados de Delta en todo el mundo, a quienes les pagaremos más de US$300 millones en ganancias compartidas.

Quién es Nicolás Ferri
Antes de ingresar a Delta, Nicolás Ferri trabajó para la alianza One World como vicepresidente responsable de todas las ventas de la alianza y las actividades de mercadeo para las operaciones comerciales.

Comenzó su carrera como agente de servicio a clientes en Pan Am en 1990, y se unió a United Airlines en 1992, donde se convirtió en gerente de ventas.

Posteriormente, y durante 10 años, ocupó diversos cargos de mayor responsabilidad en los EE.UU., Uruguay, Italia, Costa Rica, Taiwan, India, Filipinas y Hong Kong. Habla con fluidez inglés, alemán, español e italiano.

Su reputación como persona influyente e innovadora es de gran utilidad para Delta, ya que se enfoca en identificar oportunidades estratégicas que mejoren la posición competitiva y financiera de Delta Air Lines en América Latina.

Ferri estudió en Uruguay, y tiene un grado universitario en leyes y Ciencias Sociales.