•  |
  •  |

La escasez en el suministro de tierras raras y de otros metales de transición como el itrio, que tienen un uso creciente en electrónica y energías renovables, es un tema clave en el mundo moderno. Aunque existen yacimientos en muchos países, la falta de rentabilidad ha llevado a que su producción se concentre en China.

Ahora, un equipo de investigadores japoneses analizando los sedimentos de fondos marinos extraídos de 78 lugares del Pacífico, encontró que la concentración de minerales de tierras raras es alta, lo que les convierte en un recurso potencial de interés.  La minería de los fondos marinos en aguas internacionales es una actividad naciente, regulada por un organismo internacional (International Seabed Authority), cuyo coste se prevé muy alto pese a los avances tecnológicos.

Sin embargo, los investigadores son optimistas. “Estimamos que un kilómetro cuadrado alrededor de una de las zonas muestreadas podría proporcionar un quinto de la cantidad anual de estos elementos consumida en el mundo”, señalan al diario EL País.