•  |
  •  |

 

Caso Tecolostote. Informe cortesía de Canal 10 / END

 

Mientras los familiares de las víctimas de la tragedia que ocurrió en el río Tecolostote el dos de octubre de 2010, están molestos por la versión que brindó la Cruz Roja Nicaragüense a través de su oficina de comunicación, que las seis personas murieron “porque quisieron”, el comandante nacional de la institución, Leoncio Guadamuz, sostiene que en el hecho efectivamente hubo negligencia.

A raíz de las denuncias que hicieron públicamente Marcos Rodríguez y Carlos Martínez, padres de Doris y de Marianela, respectivamente, las que murieron en la tragedia, EL NUEVO DIARIO buscó la versión de la entidad cruzrojista y fue cuando su relacionista, Lisseth Guido, afirmó que las víctimas “no salieron de la ambulancia porque no quisieron”.

El hijo mayor de Ana Luvy Urbina, la periodista que también pereció ese 2 de octubre, aseguró que todos los familiares “estamos claros de que la Cruz Roja se está lavando las manos, y por mucho que haga monumentos, murales, lo que sea, no nos devolverán a nuestros seres queridos”.

 

Esperaban destitución

“Lo menos que esperaba es que destituyeran o separaran de la Cruz Roja, a los que cometieron la negligencia y el error de tratar de cruzar el río, y que no dejaron que las personas salieran de los vehículos. El nombre de la Cruz Roja, para mí y para todos los que conocen lo que pasó, está manchado, porque arriesgaron vidas y las perdieron”, agregó.

Tras varios meses del incidente, la Cruz Roja siempre se mantuvo en silencio. “Me dolió cuando leí en el diario lo que dijo la señorita Lisseth, que ellos murieron porque quisieron. Nadie en su sano juicio va a querer morir, y que ellos mismos abrieron la puerta. Le pregunto: ¿qué haría ella si está encerrada en un vehículo? ¿No intentaría salirse? Eso es incoherente, ilógico, decir que ellos fueron los culpables...”, señaló el hijo de Ana Luvy.

 

Otra versión de pobladores

EL NUEVO DIARIO visitó el paso de El Recreo y habló con los pobladores que atestiguaron el hecho, los que también relataron lo ocurrido al hijo de Ana Luvy, a quien le comentaron que su mamá y Adolfo Machado, el líder de la misión, fueron los únicos que quedaron agarrados de un matorral, entonces alguien le lanzó una cuerda a la periodista, pero el cruzrojista le arrebató el mecate.

“Por eso es que los otros medios decían en ese momento, “ya la tenemos, ya la tenemos”. He estado bien dolido en ese sentido. ¿Cómo alguien que pertenece a una institución, cuya misión es salvaguardar la vida, hizo eso? Entiendo la situación, que también estaba su vida en riesgo, pero vamos al hecho de que él es un hombre, es cruzrojista, tiene experiencia. Imagino que los entrenan para que naden contra la corriente, o cómo contrarrestar una correntada, técnicas de natación…, ¡qué se yo!”, cuestionó.

 

“No soporto ver negligencias”

Por su parte, Leoncio Guadamuz, comandante nacional de Cruz Roja Nicaragüense, retirado de la sede en Boaco por cuestiones de salud, aseguró que el accidente de Tecolostote pudo evitarse, pero los cruzrojistas cometieron varios errores, uno de ellos haberse ido a una zona desconocida, sin ningún guía. “Hubo negligencia de parte de los cruzrojistas”, resaltó.

“Después del accidente, no fui (a ayudarles) porque no me gusta ver esas negligencias. (Eso fue) indisciplina, no hacen caso. No pudiera decirte yo a quién echarle la culpa, hay que pensar entre el cuerpo de socorristas y la Cruz Roja, porque ahí no había otra institución”, añadió el comandante.