•  |
  •  |

El colon irritable es lo que los médicos llaman una enfermedad funcional, es decir, no existe ningún correlato orgánico que les permita diagnosticarlo. Por esta razón, se le atribuye a los nervios de la persona, lo que en parte es cierto.

El colon irritable es una enfermedad de exclusión. Cuando se han realizado pruebas tales como colonoscopias, rectoscopias, etc. y se hayan descartado otras patologías, hasta entonces uno puede decirle al paciente “tienes colon irritable”.

Dependiendo de la gravedad de su enfermedad para la persona puede significar únicamente una leve molestia o un problema muy serio que le causa dificultades personales, en su vida social o laboral.

¿Por qué es tan importante esta enfermedad?
Los pacientes que consultan por problemas epigástricos han aumentado en los últimos tiempos. Según las estadísticas un 22% de la población occidental la padecería. Además, existe un consenso de que es la causa más frecuente de consulta en los departamentos de gastroenterología de los hospitales y a nivel privado.

El síndrome puede ocurrir a cualquier edad, pero a menudo comienza en la adolescencia o a principios de la vida adulta y es dos veces más común en las mujeres que en los hombres.

¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas van de leves a graves y la mayoría de las personas tiene manifestaciones leves. Además, difieren de una persona a otra.

Los síntomas principales del síndrome del colon irritable son dolor abdominal, sensación de estómago lleno, gases y distención que han estado presentes durante al menos tres días al mes, durante los últimos tres meses. El dolor y otros síntomas con frecuencia se reducirán o desaparecerán después de una deposición o cuando haya un cambio en la frecuencia de sus deposiciones.

Las personas con este síndrome pueden alternar entre estreñimiento y diarrea o en su mayor parte tienen uno o el otro.

Las personas con diarrea tendrán heces sueltas y acuosas frecuentes. Con frecuencia, experimentan una necesidad urgente de tener una deposición, lo cual es difícil de controlar.

Las personas con estreñimiento tendrán dificultad para defecar, al igual que deposiciones menos frecuentes. Estas personas con frecuencia necesitarán hacer fuerza y sentirán cólicos con una deposición. A menudo, no eliminan nada o solo una pequeña cantidad de materia fecal.

Para algunas personas, los síntomas pueden empeorar durante unas semanas o un mes y luego disminuyen durante algún tiempo. Para otras personas, los síntomas están presentes la mayoría de las veces.

Causas del colon irritable. No hay una causa concreta de este trastorno, sino que más bien se debe a la interacción de distintos aspectos. Los más importantes en este sentido son la alimentación y el estrés.

La alimentación
Quien tenga colon irritable es consciente de que hay alimentos concretos que empeoran sus síntomas. Sin embargo, puede que se hagan pruebas de alergia y no presenta ninguna de tipo alimentaria ¿Cuál sería la explicación?

Bueno debemos sustituir el término de alergia por el de intolerancia alimenticia. Me explico: la alergia es una reacción prácticamente inmediata ante un antígeno que entra en el cuerpo; la intolerancia alimenticia puede ser una reacción inmediata, o puede darse a las 2 horas, 24 horas o 48 horas. La alergia o se tiene o no se tiene. En la intolerancia hay grados léase baja, media o alta y dependiendo de esos grados el cuerpo reaccionará con una intensidad y en un espacio de tiempo.

Cada persona suele ser intolerante a ciertos alimentos. En la lista que les muestro a continuación se encuentran los que en mayor porcentaje se asocian a ella.
El trigo, los productos lácteos, café, cafeína, te, chocolate, alimentos muy procesados, frutas confitadas, bebidas gaseosas y sopas en sobre.

Tome lista de los alimentos que antes le he mencionado, puede que alguno de ellos le cause intolerancia, preste atención a cada uno para ver si le provocan alguna reacción.

El estrés
El estrés puede afectar a cada persona de forma muy diferente. Algunas personas sufren taquicardias, dificultades respiratorias, ataques de pánico, insomnio; pero en el caso de los que padecen de colon irritable su punto débil son los intestinos.

El estrés es la reacción que aparece en el organismo cuando se supera nuestra capacidad de adaptación al ambiente y tiene tres componentes básicos:
Causas: Las situaciones que nos afectan en nuestra vida diaria, desde estresores leves tales como un atasco de tráfico, hasta grandes estresores como la pérdida del trabajo o de un familiar querido.

Capacidades: Son los recursos que cada persona posee para superar las situaciones estresantes.

Síntomas: físicos (taquicardia, hipertensión, nauseas etc.), mentales (dificultad para la concentración, autocrítica negativa, olvidos frecuentes ect.ect.) y emocionales (ansiedad, depresión, culpa etc. etc.)

Como les he dicho, no está claro por qué los pacientes presentan este síndrome, pero  algunas veces, ocurre después de una infección intestinal. Esto se denomina síndrome del intestino irritable pos infeccioso.
Sea cual fuese la causa hay que tener presente que siempre hay estrategias con las cuales hacer frente a esta enfermedad tanto personales como médicas.

 

Agorafobia tipo”colon irritable”

Hay unos cuadros de colon irritable, por cierto raros, pero se dan y son muy limitantes con habituales ataques de diarrea que se presentan, a menudo en forma errática e impredecible, se pueden desarrollar comportamientos agorafóbicos. Si la agorafobia se define como intenso miedo a situaciones o lugares donde escapar puede resultar difícil o embarazoso o donde en caso de aparecer una crisis de angustia inesperada puede no disponerse de ayuda; la agorafobia tipo “colon irritable” se podría definir como un intenso miedo a situaciones en las que sientan que no van a disponer de un cuarto de baño en caso de que se presenten los síntomas ya mencionados. Esto puede hacer que la persona llegue a tener tanto miedo que no se alejen del baño y convierta su sistema digestivo en el centro de su vida; que solo acudan a sitios que conozcan que tienen servicios higiénicos, que hagan rutas de estudio para precisar bien donde se encuentran los servicios. En definitiva su vida y su libertad quedan restringidas.

Pronóstico.
El síndrome del intestino irritable puede ser una afección de por vida. Para algunas personas, los síntomas reducen su capacidad para trabajar, viajar y asistir a eventos sociales. A menudo, los síntomas se pueden mejorar o aliviar a través de tratamientos.

Este síndrome no causa daño permanente a los intestinos y no lleva a una enfermedad grave, como el cáncer.

 

 

Tome nota:
La Clínica San Francisco ofrece los días jueves consultas a precios reducidos para personas de escasos recursos.
Estimado lector si desea contactarme escriba por favor a articulospsiquiatria@hotmail.com te invito a leer mi blog: Dearreaza.blogspot.com

Dr. Francisco Javier Martínez Dearreaza
Universitá degli Studi di Pavia-
Italia
Clínica San Francisco
De donde fue Camas Luna, de Montoya, 90 varas arriba.
Tel. 2222-2494.
Cel.: 8877-18 94