•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La isla más grande de Latinoamérica dentro de una fuente de agua dulce es Ometepe. Llena de colorido, historia y misterio se ha convertido en uno de los sitios preferidos entre los turistas extranjeros y nicaragüenses, que cada año, se dan un tiempo para conocer esta tierra, madre de los llamados cerros gemelos, el Concepción y el Maderas.

Mide 276 kilómetros cuadrados aproximadamente y cuenta con una población cercana a los 35 mil habitantes, concentrados en su mayoría en los municipios de Moyogalpa y Altagracia. Su principal fuente de ingresos es el turismo, la exportación de plátano y la agricultura en pequeñas comunidades, que sirven para el sustento de su población.

Hoy, la Isla de Ometepe está nominada para ser una de las próximas siete maravillas del mundo natural. Aunque ha descendido a la posición 93 de las 281 bellezas que concursan, de ser seleccionada le traería a Nicaragua una mayor proyección internacional así como mejores y mayores inversiones turísticas. Además generaría cientos de empleos para la población de Ometepe e incluso de la región.

El sitio que es considerado una joya en medio del Lago Cocibolca, fue poblada originalmente por tribus Mangues, Chorotegas, Nicaraguas, Chibchas, Tiwanacos y otras que habitaban en un inicio en las riveras del Lago de Nicaragua. Aún hoy existen vestigios de estas pequeñas tribus, representados en sus caseríos, cementerios y sitios arqueológicos en el centro de Altagracia en donde ahora hay un parque.

Pero no todo fue tranquilidad para los nativos de Ometepe ya que después de la venida de los españoles la isla sufrió la invasión de los piratas franceses, ingleses y holandeses, que pasaban robándoles sus alimentos, animales, tesoros y hasta sus mujeres. El 13 de abril de 1537, este humilde pueblo fue dado en encomienda por el Emperador Carlos V a Juan de Perea.

Los cerros gemelos
El Concepción y su hermano gemelo el Maderas, son los dos volcanes que se alzan majestuosamente sobre la isla, ofreciendo una gran variedad de ecosistemas y atractivos turísticos naturales como ríos, cascadas, ojos de agua, playas y humedales, que se caracterizan por su estado casi virgen.

El más alto, el Volcán Concepción, es de estos dos, el único que se mantiene aún en actividad; con una elevación de mil 610 metros, posee el cono volcánico más perfecto de todo el país, aunque su base está ocupada por cultivos y áreas boscosas. En contraste, sus laderas y cumbres están desnudas por las diversas erupciones que forman montículos de lava.

Sus erupciones suman más de 25 veces en los últimos 120 años, registrándose la primera en 1883 y la última en agosto del 2007. De estas, la más violenta fue cuando despertó pues hizo más de siete erupciones con salida de bombas, cenizas y gases que asustaron a todos los lugareños.

El gemelo de menor altura, el Volcán Maderas, se eleva mil 394 metros sobre el nivel del mar y es fácilmente distinguible desde las ciudades que bordean el lago. Considerado una atracción turística muy importante en la isla, es relativamente fácil de escalar gracias a su menor altura e inclinación.

Ambos volcanes pertenecen a la Cordillera de Fuego, una cadena montañosa de origen volcánico que recorre la mayor parte de Centroamérica y parte de México y Suramérica.

“Chico Largo” y una leyenda más
Sin embargo, no solo los hermosos paisajes y las diversas actividades recreativas que ofrece la isla es lo que atrae a los turistas, también existe la leyenda de “Chico Largo y el Charco Verde”, que es entre los pobladores, un orgullo propio de las tradiciones de los nicaragüenses.

Esta famosa laguna ubicada en la comarca Las Cruces, en el municipio de Altagracia, es conocida por los lugareños como “la hija del Cocibolca”, pues durante las lluvias de invierno se crea un canal de conexión entre el Lago de Nicaragua y la Laguna de Charco Verde, permitiendo que entre el agua. Sin embargo durante el verano el canal se seca, originando que el agua se ponga verde por el musgo y las algas que crecen en el fondo.
Se dice que debajo de Charco Verde, “Chico Largo” un conocido brujo, descendiente de los más importantes brujos de Rivas, tiene una finca llamada ‘El Encanto’, donde viven –convertidos en animales- las personas que le entregan su alma a cambio de grandes riquezas y que no saldan la deuda que adquirieron con él.

Asimismo, se comenta en el lugar otra leyenda que viene a reforzar el mito de “Chico Largo y el Charco Verde”; pues cuentan que unas vacas de Omepete fueron llevadas al matadero de Rivas y ahí el carnicero notó que una de las vacas no dejaba de llorar. Al acercarse notó con espanto que el animal esbozó una especie de sonrisa y se le notaron dos dientes de oro.

De inmediato el carnicero mando llamar un cura, quien con un cordón de San Francisco y mucha agua bendita logró que el animal volviera a ser humano. Esta persona les contó como fue convertido en vaca por ‘Chico Largo’ al no poder saldar su cuenta con él.

En cada parada un paraíso
En la exótica Ometepe existen diversas actividades al aire libre que los visitantes pueden realizar. Cada pueblo de esta pequeña isla, cuenta con un atractivo diferente para complacer hasta al más exigente de los turistas.

Por ejemplo en Charco Verde se puede pasear por la laguna en kayak, hacer un recorrido a caballo o a pié por la reserva, el cerro y las comunidades vecinas o simplemente sumergirse en sus aguas y luego tomar el sol en la extensa y tranquila playa.

En Altagracia, otro municipio de Ometepe, uno de los mayores atractivos de la ciudad es el Museo Precolombino, donde se exponen variadas muestras de la cerámica luna precolombina encontrada en la isla, así como piezas de la estatuaria y petroglifos.

En Santo Domingo las hermosas playas, están a la orden del día. El municipio ofrece varias actividades como un pequeño canopy de tres secciones, la posibilidad de alquilar botes de remos, o tablas y velas para hacer Windsurfing y kite surfing, también caminatas al Bosque de Cabuya hacia el sur, o al Río Istián y su manglar hacia el este.

En Mérida, un pequeño pueblo ubicado en las faldas del volcán Maderas, se pueden realizar varias actividades de las mencionadas anteriormente, incluyendo ciclismo, cabalgatas y kayak.

Igualmente en Ometepe existen proyectos como el de el Hotel Finca Santo Domingo que junto a un grupo de personas de la comunidad indígena de Ometepe tuvieron la iniciativa de hacer de ‘Peña Inculta’, un sendero ecoturístico ubicado en Tilgüe, municipio de Altagracia, junto a la Playa Santo Domingo.

Este proyecto financiado por Fauna y Flora Internacional con fondos de DGIS de British American Tobacco Caribean and Central America, Batcca, servicio de vida y pesca de Estados Unidos y la iniciativa Darwing, lleva el nombre del sendero ‘Peña Inculta’ ya que el lugar es incultivable, por tantas piedras lanzadas por el volcán Concepción en sus antiguas erupciones.

Proyectos en marcha
Actualmente una comisión interinstitucional del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, y la Comisión Intermunicipal de Turismo de Ometepe, Citometepe, elaboraron un plan de acción ambiental para mejorar las condiciones en la isla y que sea uno de los mejores centros turísticos del país.

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur, afirmó que se reunieron con Intur para diseñar una campaña que les permita tomar acciones y proyectar de una manera más efectiva a la isla. El objetivo es que Ometepe suba de posición en el concurso internacional Las siete maravillas del mundo natural.

Valenti alegó que tanto Canatur como Intur se han reunido con la Universidad Americana, UAM, la Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, la Universidad Hispanoamericana, Uhispam y la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, las cuales tienen convenios con Intur para que se sumen a esta labor.

María Amanda Lacayo, directora de mercadeo y promoción de Intur, explicó que existe un plan con propuestas de acciones, algunas en ejecución y otras en proceso. Entre las realizadas están los jueves de tour de 3:00 pm a 9:00 pm en galería Santo Domingo, donde los visitantes de este centro de compras pueden votar por la isla desde unas máquinas instaladas en el lugar.

Todos los que deseen pueden ayudar votando desde sus hogares, centros de trabajo, escuelas y cibercafés para ubicar a Ometepe dentro de las siete maravillas del mundo natural. Visite las páginas www.IslaDeOmetepe.com o en www.new7wonders.com/nature/en/vote_on_nominees, seleccionando la región Norteamericana y luego votando por la isla.