•  |
  •  |

San Rafael del Norte, es de esos pueblos del norte con “majestuosidades” por todos lados.

Está ubicado en el departamento de  Jinotega, una zona famosa por su tradición cafetalera y su clima “frío”, apto para quienes se sofocan con el calor.

El pueblo es pequeño, sus habitantes en la parte urbana no alcanzan ni los 6,000; cuenta con un hotel: Casita San Payo  para turistas nacionales y extranjeros, y cinco restaurantes. Entre estos Los Encuentros, que “alberga” al Río Viejo.

La empresaria turística, Naraya Zelaya, comenta que lo que “venden” al turista, es “identidad”.


Ella explica que son ante todo “religiosos y hospitalarios”. Y eso se percibe al poner pie en el lugar.

En la parte central del pueblo lo primero que salta a la vista es su santo patrono: San Rafael de Arcángel y símbolos que recuerdan al sacerdote italiano, Padre Odorico d` Andrea, famoso  por sus dones de sanación y profesía.  

¿Qué ver?
La Iglesia, allí también asoma  imponente, gracias en parte, a su particular ubicación. Los lugareños resaltan que como pocas “casas de Dios”, está situada de norte a sur y no de este a oeste como ocurre con la mayoría.

La parroquia además, fue la primera obra del padre Odorico. “Cuando la construimos, como siempre pasaba, no teníamos dinero para los materiales. Y le decíamos al padre: no tenemos tal material ¿qué hacemos? Y él decía: no se preocupen ya vamos a tener.  Entonces de repente aparecía alguien dando dinero al padre… así pasó muchas veces”, rememora Marcos Agustín Renderos, de  80 años, uno de los que conoció al famoso religioso.

Fue construida entre 1954 y 1978. Una de sus atractivos, aparte de su ubicación,  estilo y vitrales, son las pinturas que alberga. Todas, del pintor italiano Juan Fuchs, refieren pasajes bíblicos como la aparición de la Virgen de Guadalupe; la aparición del Ángel Gabriel a la Virgen María y la multiplicación de los peces, entre otros.

Su cúpula también es especial para los católicos, pues remonta a las tres divinas personas: padre, hijo y espíritu santo.  

El Tepeyac
La Casa de Retiros, El Tepeyac, es otro  rincón católico especial.

 A inicios del siglo pasado, este era conocido como “El Cerro Colorado”. Pero en los años 70 el Padre Odorico decidió edificar, en el cerrito, un templo en honor a la Virgen de Guadalupe.

Sin embargo, tras la muerte del padre, en 1990, los habitantes de San Rafael del Norte, optaron en que se convirtiera en el sitio donde reposaran  sus restos.

En el Tepeyac, en la actualidad, acontece el Vía Crucis de la Semana Santa. Cada una de las catorce escaleras que tiene, representa una estación en la celebración.

La gente también lo visita a diario para pedir y dar gracias al padre Odorico.  La hermana Socorro Muñoz, de la Congregación Hijas del Padre Odorico D` Andrea, precisa que de lunes a viernes recibe en promedio 50 visitas.  

Para bendiciones
Pero los fines de semana se extienden a 500. “La gente hace peticiones en el altar del padre, donde yace su tumba, y las apunta en un libro que tenemos solo para eso, de 300 páginas. También agradecen los favoreces recibidos”, comenta.

El Tepeyac es  ideal para rezar, además, para bendecir medallas y pulseras de rosarios.  Los visitantes acostumbran hacerlo colocando las prendas sobre la tumba del sacerdote durante unos minutos, ya con eso parten tranquilos hacia sus sitios de origen.

Ya con eso, lo que le espera al visitante es el río Viejo. Un afluente que desemboca en el Lago de Managua,  donde puede terminar el día relajado  con el aire fresco de los alrededores de la ciudad.

Hotel Casita San Payo
Es el único hotel de San Rafael del Norte. Su propietaria Naraya Zelaya, comenta que está enfocado en la familia.   “Es seguro, cómodo y personalizado”, recalca tras especificar que tiene diez habitaciones.

Aparte del alojamiento, brinda los servicios de Internet y alimentación.   También cuenta con un salón de eventos apto para capacitaciones y celebraciones. “Nos gusta darle gusto al cliente. Si el cliente quiere algo especial, nosotros buscamos la manera de cómo satisfacerle esa necesidad, todos nos esforzamos para quedar bien con ellos”, reitera la empresaria. El hotel está ubicado, del Parque Central dos cuadras y media al norte.

Los costos

Hospedaje desde 260 córdobas
Tour religioso: 300 córdobas por  grupo*
Bus: 90 córdobas
Comida desde 35 córdobas
Bebidas desde 13 córdobas
Café 8 córdobas
*De cinco personas.