•  |
  •  |

Miembro de la academía de geografía e historia de nicaragua

Primero se llamó Calle del Rastro. Avenida Central y Roosevelt fueron otros de los nombres con que fue conocida la avenida con mayor tránsito de vehículos y peatones que había en Managua. Ahí donde estaban los principales establecimientos comerciales, los bancos y ocurrieron importantes hechos históricos, desde enero de 2010, es oficialmente la “Avenida Peatonal General Augusto C. Sandino”.

A finales del siglo XVIII se le conocía como la Calle del Rastro, por llegar al sitio en el que se abastecía de carne la población capitalina. Hacia el sur había cafetales de la familia Zelaya.

Comenzaba de norte a sur, en el tope del Parque Central. Durante los gobiernos del presidente José Santos Zelaya López, se le llamó Avenida Central, que con la Calle Central, dividía la ciudad. A lo largo de la Avenida se levantaron los principales edificios, como el Palacio Nacional, el Hotel Lupone, el Banco Nacional, el Instituto Pedagógico de Varones de Managua, destruidos en su mayoría por el terremoto del Martes Santo, del 31 de marzo de 1931.

De nuevo la ciudad se reconstruyó, prolongándose la Avenida desde la vía ferroviaria, pasando entre el Parque “Rubén Darío” y el Club Managua, llegaba a la Calle Colón y terminaba en el tope de la Explanada de Tiscapa.

De norte a sur tenía 14 cuadras. Paralelas a la Avenida Central estaban la Avenida Bolívar y la del Centenario. El 29 de enero de 1942, se le dio el nombre de Avenida Roosevelt, en homenaje al Presidente de los Estados Unidos de América, Franklin Delano Roosevelt. El 1 de febrero de 1946, se le puso también el apellido al monumento construido al final de la Avenida.

Avenida testigo
Por esta Avenida pasó hacia el Palacio Presidencial, en la Loma de Tiscapa, el Gral. Augusto C. Sandino, el 2 de febrero de 1933 a firmar la paz. Un año después, el 1 de febrero de 1934, en la misma Avenida, sería capturado con los generales Francisco Estrada y Juan Pablo Umanzor para ser asesinados.

El 22 de enero de 1967, frente donde es ahora la Asamblea Nacional, las fuerzas militares de la dictadura somocista masacraron al pueblo. Manifestaciones, grandes funerales se realizaron en esta Avenida.

Para diciembre de 1972, en el costado oeste de la Avenida, se había construido el Teatro Nacional Rubén Darío, el Club Managua amplió su edificio hacia el norte. A partir del Parque Central, estaban el Palacio Nacional, el Gran Hotel con la barbería de Benjamín “Mincho” González, y en la esquina opuesta, la popular carne asada de Doña Juanita Martínez de Acosta, frente al edificio de la Inmobiliaria de Ahorro y Préstamo.

Para mencionar todo lo que había a lo largo de la Avenida habría que escribir un libro. En este artículo de breve recordatorio citamos algunos nombres de empresas por actividad económica, no en el orden en que estaban situadas, de norte a sur.
Comercio por doquier
Así tenemos que funcionaban el First National City Bank, Banco Nacional de Nicaragua (actual Asamblea Nacional), Banco Nicaragüense (Ministerio de Hacienda y Crédito Público), Banco de América (edificio Gral. Benjamín Zeledón-Asamblea Nacional), Banco Central, Banco Calley Dagnall, Banco de la Vivienda de Nicaragua (aquí fue construido el edificio de Comisiones-Asamblea Nacional), Bank of América, Banco de Londres y Montreal.

Entre los almacenes estaban el Almacén Ruiz, de don Alejandro Ruiz; Agencia Kodak, doña Lola Vigil de Argüello, Bunge el Hogar Almacén, C. y R. Opstaele, F. y C. Reyes, Casa Pellas, Casa Mántica, Sovipe Comercial, Kikatex, Servidisco, Sonorama; Óptica Selecta, del Dr. Polidecto Correa; Tienda Venus, Jardín de Modas; Relojería y Joyería Omega, de doña María Luisa Molina de Gertsch; Discolandia, Almacén Dreyfus, Almacén de Carlos Cardenal, Gilberto Morales Bolaños. El Almacén de Edmundo Teffel Pasos, Almacén Vextex, Tienda Montecarlo, Calzado Adoc; Almacén Deportivo, de don Antonio Estrada Cabrera; los estudios fotográficos de don Adán Díaz y de don Francisco Quesada.

En el Edificio Carlos había diferentes oficinas, igual que en el edificio Adela. Floristería Flor de Abolengo, Librería Americana. Lugares de esparcimiento como El Lacmiel, de Don César Tiomno; Taste Freez, de don Oscar Kellerman; el Jardín Central (salón cervecero), el exclusivo Club Terraza, el Club Plaza en el Parque Central, Restaurante el Dragón de Oro. Además de la Barbería del Gran Hotel, estaban la Roosevelt y la de Guillermo Álvarez. Los edificios de televisión de Nicaragua Canal 6, Estación X, el Diario Novedades (Plaza de los No-Alineados Omar Torrijos) y La Gaceta.

Habían sido vendidos los edificios del Colegio La Inmaculada y del Instituto Pedagógico de Managua La Salle, con su capilla, posteriormente Centro de Convenciones Olof Palme. La Compañía Automotriz de la familia Sengelmann, donde había una gasolinera (actual Vicepresidencia de la República), el Hotel Casa Vargas; El Hormiguero, donde funcionaba la Central de Policía de Managua; el Campo de Marte, sede de la Academia Militar de Nicaragua.

Las principales calles
La Avenida Central y la Calle Central, sirvieron para establecer la nomenclatura numérica de Managua. Así, a partir de ambas, las avenidas y calles tenían números a los que se agregaban letras, según si era hacia el noroeste o el noreste, el suroeste o el sureste. Sin embargo, los managuas siempre se han resistido a usar esta forma para dar las direcciones. Se prefiere dar el nombre de las avenidas y calles o puntos de referencia, por ejemplo: del arbolito una cuadra al lago y media abajo, contiguo a la pulpería de doña Chepa.

De norte a sur había una pequeña calle que comenzaba en el tope detrás de la vieja Catedral de Managua, pasaba frente al Club Managua, entre los parques Central y Darío, terminando en otro tope en la cuadra donde estaba el edificio del Distrito Nacional.

La 5ª calle era la Candelaria, que comenzaba en el parque y barrio del mismo nombre, a lo largo de este a oeste quedaban la Radio Corporación, el cine Alcázar --antes Salazar--, la Catedral, el Palacio Nacional, la cafetería La India, el Palacio de Comunicaciones. Actualmente está cortada en varios tramos. La calle Momotombo o sea la 3ª calle es, junto con la Colón, o 6ª calle, las únicas que mantienen su trazo de antes del terremoto.

La Momotombo pasa en el costado sur del Gran Hotel y del edificio que fue el Teatro González. La calle más larga que atravesaba la Avenida era la 2ª calle o 15 de Septiembre, que termina en el Cementerio Occidental, ahora es parte del Parque “Luis Alfonso Velásquez Flores”, es la que está del actual Ministerio de Hacienda y Crédito Público una cuadra al lago; en la esquina noreste quedaba el popular salón cervecero Jardín Central. La 6ª calle o Colón era casi al final de la parte urbana de Managua, comunicaba con la carretera sur en el monumento a Montoya.

Al final de la Avenida estaba otra calle que conducía de oeste a este al Palacio Presidencial, en la Loma de Tiscapa. Otra calle importante que atravesaba la Avenida era la 5ª calle, que pasaba entre el Hormiguero y la Compañía Automotriz, el Instituto Pedagógico de Managua y el Campo de Marte, igual que ahora, comenzaba en el tope del Estadio Nacional. Era conocida como la calle 11 de Julio, en recuerdo a la Revolución Liberal de 1893.

Aquel triste amanecer

El amanecer del 23 de diciembre de 1972 ha sido, hasta ahora, el más triste y doloroso que ha tenido Managua. Casi todos los sitios mencionados fueron destruidos, bajo los escombros quedaron muchos muertos. Miles de golondrinas que se ponían todas las tardes en el tendido eléctrico, en el costado oeste del Palacio Nacional, ese día volaron para nunca más volver. Los edificios fueron demolidos. Hace pocos años desapareció lo que quedaba del almacén de Carlos Cardenal, un árbol de ceibo es la referencia de donde se instaló la primera escalera eléctrica en Nicaragua.

Otros edificios han desaparecido en la remodelación del Parque “Luis Alfonso Velásquez Flores”. Cuando se ve lo que queda, cuesta creer que esa era la principal avenida de Managua. Pasaron 39 años desde el terremoto. La recuperación de la Avenida ha sido lenta. Los primeros edificios que se recuperaron fueron el Gran Hotel, (Centro Cultural del INC), bancos Nacional y de América (Asamblea Nacional), Banco Central con 10 pisos menos (instalaciones de la Secretaría de la Presidencia de la República).
Avenida peatonal

La Ley n.º 711, publicada en La Gaceta, Diario Oficial, del 21 de enero de 2010, declaró Héroe Nacional al General Augusto C. Sandino, Patrimonio Histórico Cultural de la Nación el conjunto urbano de la Avenida Peatonal General Augusto C. Sandino, denominación dada por la referida Ley a la avenida que comienza en el Monumento al Soldado de la Patria y finaliza en el lago de Managua. La Asamblea Nacional, en el tramo que le corresponde, ha instalado jardineras, fuentes y una exposición permanente con 72 vallas de 1.70 por 2.40 metros.
La exposición comprende : 18 vallas con fotos de Managua antes del terremoto, obra de los fotógrafos Ulrico Richter y Nicolás López Maltez; cuatro vallas sobre la Guerra Nacional de 1856; ocho vallas, Revolución Liberal de 1893; cinco vallas a la gesta de El Coyotepe, el 4 de octubre de 1912 y al General Benjamín Zeledón; 18 vallas, Sandino: Patria y Libertad; una valla, El Hormiguero; 14 vallas, Rubén Darío; cuatro vallas, masacre del 22 de enero de 1967. En la Avenida están los monumentos al Comandante Carlos Núñez Téllez y a los generales Sandino, Umanzor y Estrada, en el mismo sitio donde fueron detenidos el 21 de febrero de 1934.

Mediante acuerdo entre la Asamblea Nacional y el Ejército de Nicaragua, se proyecta para 2012 instalar vallas de norte a sur, en el costado este, hasta llegar al Monumento al Soldado de la Patria. Las vallas contendrán información sobre importantes hechos históricos y culturales de Nicaragua. También la Alcaldía de Managua está realizando obras desde la Calle Momotombo hacia el norte, incluyendo la Plaza de la Revolución, la Avenida Peatonal, el Parque Histórico Nacional “Loma de Tiscapa”, la Tribuna Monumental, el Arboretum, el Anfiteatro Pedro Joaquín Chamorro, el Palacio de la Cultura con sus diferentes instalaciones, el entorno de la Plaza de la Revolución, el Teatro Nacional Rubén Darío, la Plaza Juan Pablo II y la Concha Acústica, el Puerto “Salvador Allende”, constituyen la ruta turística más atractiva de Managua.

La Avenida Peatonal General Augusto C. Sandino, cuando esté completamente abierta al público, será el sitio donde los viejos managuas lleguen a rescatar el recuerdo y vivir la nostalgia. Para los jóvenes, una fuente de conocimiento de nuestra historia y cultura. Para todos, una forma de mantener viva la memoria de la ciudad capital, la Novia del Xolotlán.