•   Tomado de La Boletina*  |
  •  |
  •  |

Lidia Lanuza ha estado embarazada 10 veces, tuvo ocho hijos, pero se hizo la prueba de papanicolaou, también conocida como el Pap, hace apenas cinco años. Antes no había querido hacerse el examen porque le habían contado que causaba cáncer.

Y es que sobre el papanicolaou se inventan muchas falsedades, comenta Hazel Martínez, supervisora de Educación del Proyecto de Salud Sexual y Reproductiva de Ixchen en Managua. “En una charla, una de las participantes dijo que una mujer le contó que al hacerse el Pap, la doctora le había guiñado el útero, se lo había sacado y lo volvió a meter, por eso nunca se lo había hecho”, relata Martínez.

La falta de información verdadera influye para que muchas mujeres no quieran ir a la ginecóloga o ginecólogo y hacerse revisar cómo están los órganos sexuales. Hay quienes evitan hacerse el Pap por miedo o porque ignoran su importancia para la salud y la vida.

¿Para qué es útil el papanicolaou o pap?
Es un examen ginecológico que sirve para saber si en el cuello del útero existen células cancerosas u otras enfermedades, explica la enfermera Mirna Taleno, responsable del Área de Salud del Centro de Mujeres de Masaya. Durante el examen la doctora también examina la vagina para ver si hay alguna infección, inflamación, llaga u otra cosa anormal.   Todas las mujeres, sean adolescentes, jóvenes o adultas, deben realizarse  el Pap por lo menos una vez al año si ya iniciaron su vida sexual.

La prueba se llama así en honor a Georgios Papanicolaou, un médico griego que hizo grandes aportes a la detección temprana del cáncer.

Es fácil y rapidito

El examen del Pap es rápido, lo hace una ginecóloga o ginecólogo, pero también lo pueden realizar una médica general o una enfermera. Consiste en sacar una muestra de células de alrededor del cuello del útero con un cepillo cervical y un hisopo parecido al que se usa para limpiarse los oídos, pero más largo. Luego esa muestra se envía a un laboratorio para analizarla.

Para tomar la muestra, la doctora utiliza un instrumento especial llamado espéculo que se coloca a la entrada de la vagina para ayudar a abrirla. La enfermera Mirna Taleno aclara que con el Pap se puede detectar el Virus del Papiloma Humano, conocido como VPH, uno de los causantes del cáncer cervicouterino, es decir, cáncer del cuello del útero. Y si el cáncer se detecta a tiempo, hay más posibilidades de curarlo.

Para hacerse el pap es necesario:

  • No andar con la regla o menstruación, pues con sangre en el útero o matriz es imposible tomar la muestra.
  • No tener relaciones sexuales tres días antes del examen para que no aparezcan espermatozoides en la muestra.
  • No hacerse duchas vaginales dos días antes del examen.
  • No aplicarse óvulos o cremas dos días antes del examen.


Aclarando dudas
La vergüenza que una persona desconocida las vea desnudas es uno de los mayores impedimentos para que muchas mujeres se hagan el pap. Otras dicen que el marido no las deja por la misma cultura machista en la que vivimos, señala Brunilda Lugo, supervisora médica de Ixchen.

Este examen se hace en el consultorio médico de forma privada; si se tiene alguna duda o temor se puede hablar con la doctora o doctor para aclararlas y sentirse más tranquilas. Tomar en consideración que es un examen médico como cualquier otro, puede ayudar a superar la pena y de paso aclararle a su pareja que el pap es necesario para cuidar la salud y hasta puede salvar la vida al detectar a tiempo un cáncer.

A veces se piensa que a las jóvenes no les da cáncer y por eso no hace falta el pap, pero eso no es cierto. Sin importar la edad hay que hacerse este examen cada año, después de haber tenido la primera relación sexual.

Para las mujeres mayores de 55 años también es recomendable hacerse el pap, aunque no hayan tenido relaciones frecuentes desde hace tiempo, ya que el VPH a veces tarda hasta 20 años en manifestarse.

Si la ginecóloga dice que hay alguna inflamación, es necesario repetir el pap cuatro o seis meses después. En el centro de salud u hospital más cercano se puede solicitar este examen de forma gratuita,  ya que es un derecho contemplado por el Ministerio de Salud.

 

Mentiras y verdades
Con el Pap te arrancan un ‘tuco’ de adentro. Falso. La médica solo te frota con el hisopo, no es un ‘jincón’ ni te cortan nada.

Duele mucho. Falso. La prueba no es dolorosa, aunque sí puede causar una pequeña molestia.
Me puedo contagiar de algo. Falso. Todos los instrumentos que se usan para hacer el pap se esterilizan y no hay riesgo de contagio.

 

Las clínicas móviles de Ixchen

Desde hace tres años la organización Ixchen recorre con sus unidades móviles comunidades rurales del  país, para brindar atención ginecológica y realizar el Pap de manera gratuita.

Hasta el mes de agosto de 2011, de 32 mil 343 exámenes realizados casi la mitad de las pacientes hacían la prueba por primera vez. ¡Es una cifra muy alarmante! Para el próximo año Ixchen espera alcanzar la meta de más de 60 mil pap realizados en 60 municipios del país.