•  |
  •  |

Ver infografía ampliada

Doña Rosa Vargas López llegó al Distrito Tres de la Policía a denunciar que su vecino la agredió verbalmente, porque no le regaló dinero para comprar más licor.

Ella no sabía que el barrio “Jonathan González” ahora pertenece al Distrito Uno de la Policía.

Desde el 5 de enero de 2011 la delegación ubicada en las inmediaciones del Gancho de Camino funciona como  Distrito Uno de Policía.

Pero la señora Vargas López no es la única que ha llegado a un distrito policial “equivocado” a buscar respuesta a sus demandas.

Por “suerte”, Vargas López fue atendida amablemente por uno de los uniformados que le explicó que todo el proceso debía  continuarlo en el distrito al que ahora pertenecía su barrio. Esto no ocurre igual con otros pobladores a quienes los oficiales les responden con un rotundo no cuando llegan a la unidad policial equivocada.

En ese sentido, el capitán Fabricio Muñoz, jefe de Secretaría informativa del Distrito Cuatro de la Policía,  señaló que” es una orientación para el personal que integra la Policía Nacional atender de la mejor manera a la población, aunque no sea el distrito que le corresponde, se le dice al ciudadano que llegó desorientado que por orden jurídico debe trasladarse al distrito que sí le toca, pero si lo desea, se le recepciona la denuncia en el sitio al que llegó”.

Pero la pregunta es si la Policía Nacional informó o no a la población de los nuevos cambios.  El inspector Erving Maltez, miembro de la institución,  explicó que anunciaron la nueva división distrital policial a través de los medios de comunicación.

“Lo que pasó es que algunos ciudadanos no se adaptaron fácilmente al cambio y seguían llegando a su antiguo distrito, por eso se dispuso que si querían se les levantaba la denuncia,  aunque después se trasladaran al distrito correspondiente”, dijo el inspector Maltez.


Ampliación

La ampliación de cinco a siete distritos de Managua fue con el objetivo de brindar un mayor acercamiento a la población,  con equidad y eficiencia.

Maltez reconoció que algunos distritos policiales tienen que atender a más barrios que otros,  porque hay unos que únicamente tienen dos calles y otros que son inmensos.

“Por eso se está pensando en ampliar los distritos para que el territorio sea más equitativo. La idea es que la Policía quede al centro de la población, para que los atienda de la mejor manera posible”, concluyó el inspector Maltez.

“Es más,  hay un proyecto a corto o mediano plazo de extender de diez a quince los distritos para obtener resultados de mayor calidad con la población, optimizando los índices de convivencia y seguridad ciudadana ajustados al modelo de la Policía Comunitaria Proactiva”, agregó por su lado el capitán Fabricio Muñoz.

Algunos ciudadanos no ven de esta manera la atención en los diferentes distritos, porque en algunas ocasiones pierden el tiempo  buscando  resolver sus demandas. Doña Lucila Ríos llegó al Distrito Uno y no se sintió bien atendida, porque tuvo que esperar demasiado tiempo para que le recibieran una denuncia por falta.

Pero hay casos de casos. Doña Cándida Rosa Lacayo explicó que buscó la ayuda de la Policía porque tuvo un inconveniente con un familiar, y en la Comisaría de la Mujer, la Niñez  y Adolescencia del Distrito Uno de Policía le brindaron en tiempo y forma la ayuda necesaria.


Reordenamiento fiscal

Pero el reordenamiento de Managua en distritos no sólo afectó a la Policía Nacional, sino a la Fiscalía.

“La nueva división distrital de la capital no ha significado sobrecarga de trabajo, pero sí el debilitamiento de la estructura funcional que existía, porque se han tenido que trasladar fiscales para dar cobertura a los dos nuevo distritos que son el Uno y el Siete”, señaló la Fiscal Departamental de Managua, Blanca Salgado.

El mayor problema según la doctora Salgado es que talvez se ha hecho un poco lenta la repuesta a las víctimas, porque los viejos distritos tienen casos acumulados que arrastran de años anteriores.

En cambio para los Distritos Uno y Siete es una ventaja que sean nuevos, porque no tienen la carga de trabajo de los años anteriores y eso ha permitido darle repuesta de manera expedita a los ciudadanos.

Según la información de la doctora Salgado, el distrito con mayor cantidad de denuncias recibidas  en el año 2011 fue  el seis, con un mil 975. Le siguen los distrito Cinco,  con un mil 669, y el Cuatro, con un mil 616.

El Distrito Uno acumuló un mil 244 causas,  las que se resolvieron casi todas, mientras que el Siete tuvo un mil 102 causas.

En los distritos de Managua y tres de sus municipios hay un total de 28 fiscales que están distribuidos de la siguiente manera: dos en el Distrito Uno de Policía; dos en el siguiente y   tres,  dos,   cuatro,   cuatro,   cuatro,  cuatro,  uno y dos respectivamente en los subsiguientes distritos.

“Lo ideal sería contar con al menos 40 fiscales para todos los distritos, pero no se han hecho nombramientos por falta de presupuesto”, concluyó la doctora Salgado.

¿Por qué el cambio?
La ciudad de Managua pasó de Cinco a Siete Distritos por la Ordenanza Municipal No. 03-2009 de la Alcaldía de Managua, publicada en La Gaceta, diario oficial, Año CXIII, del miércoles 28 de octubre de 2009. No. 204, donde   se determinó la reorganización de los distritos y tres municipios.

El 26 de junio de 2009 se crearon el Distrito Uno o Distrito Capital y el Distrito Siete.

El Distrito Uno resultó ser el viejo centro de la capital y las zonas donde se ubican las principales actividades comerciales. Se conformó con barrios pertenecientes a los distritos Tres, Cuatro y Cinco.

En tanto el Distrito Séptimo fue el resultado de dividir el Distrito Seis en dos, pero de tamaño proporcional.

Para que usted amigo lector sepa a cuál estación policial debe dirigirse cuando necesite interponer una denuncia, EL NUEVO DIARIO les presentará en las próximas ediciones el mapa de cada uno de los distritos y los barrios que abarca.


(Con la colaboración de Ernesto García)