•  |
  •  |

Cosechar e infiltrar agua, construir embalses, obras para saneamiento de aguas residuales, son entre otras, las alternativas que plantean varias organizaciones ambientalistas que han debatido recientemente sobre la urgencia que tiene para el país la formulación del Plan Nacional de  Recursos Hídricos, que avala la Ley General de Aguas Nacionales, y permitirá establecer mayores parámetros de protección y conservación de los afluentes de agua en el territorio nacional.

Sin embargo, en la realidad, este proyecto aún no es contemplado por la Autoridad Nacional de Agua, ANA, instancia encargada de velar y de vigilar por la buena administración y aprovechamiento de las aguas a nivel nacional.

Para Ruth Selma Herrera, Directora del Instituto de Desarrollo Empresarial Asociativo, Ideas, el país lleva al menos 20 años de administración de gobiernos que han descuidado la protección de los recursos hídricos, cando prometieron un buen manejo de los mismos, hasta el punto de quedar en deuda con la gestión ambiental.

Herrera señaló que esta falta de interés ha originado que cuencas de gran importancia se contaminen o pierdan caudal por la acelerada deforestación de los bosques. Consideró, además, que los efectos del cambio climático en el país, constituyen un factor determinante y de mucho peso, que debería incentivar al Gobierno para comenzar a desarrollar estrategias de protección de los recursos naturales, entre ellos, las cuencas hidrográficas, sobre todo porque son un recurso de mucha importancia para la preservación de la vida.

“Es el momento de empezar a realizar las cosas de forma correcta, es el momento de diseñar obras bien pensadas, bajo un plan específico, es hora de diseñar el Plan Nacional de Recursos Hídricos, que sería la herramienta base en la protección del agua de la contaminación”, agregó.

ANA abre agenda al debate

Luis Ángel Montenegro, Director de la ANA, explicó a EL NUEVO DIARIO que la institución actualmente presentó a varias entidades del Estado, un borrador de lo que será la Política Nacional de Recursos Hídricos, que sirve de agenda guía para la elaboración de lo que será el Plan Nacional de Recursos Hídricos.

Montenegro señaló que este plan se encontraba completamente sin balance y desfasado, por lo que se determinó en primera instancia hacerle una modificación para actualizarlo.

Destacó que esta Política Nacional lleva un capítulo especial para el manejo de agua potable y saneamiento, y se retoma como derecho humano el acceso al agua potable, aspecto que Nicaragua suscribió a nivel internacional, pero que en el país no se había retomado.

“Vamos a tratar de que este plan vaya más allá de los planteamientos, y garantizar a la población el acceso al agua. Se dejará establecido si el acceso es  gratuito o se pagará algún canon en el caso de las empresas. Se tiene que definir en qué medida y bajo qué condiciones es que el Estado nicaragüense deberá proveer el recurso a la población”, destacó.

Montenegro fue claro y específico, al decir que la Política Nacional de Recursos Hídricos es un instrumento de trabajo macro, que ayudará a definir otros instrumentos para el manejo de los recursos hídricos, en este caso, el Plan Nacional de Recursos Hídricos, que sería un instrumento de trabajo más específico, y vendría a definir con más autoridad sobre el manejo, la conservación y protección de las aguas a nivel nacional, como lo establece la Ley General de Aguas Nacionales, definiendo de esta manera cuáles serán las prioridades para el manejo del agua y sus usos; ya sea por explotación, consumo o  como materia prima en el caso del sector industrial.

Se necesita de mayores recursos

“El Plan Nacional de los Recursos Hídricos es algo más concreto, que contempla estudios más completos. Tiene que llevar indicadores y acciones sobre el manejo de las 21 cuencas hídricas que en el país hay; estamos hablando también de las fuentes externas (lagos, lagunas, ríos) e internas (acuíferos subterráneos) “, indicó.

Montenegro afirmó que un parámetro importante que se necesita tomar en consideración en el Plan Nacional de Recursos Hídricos, son los recursos económicos para las inversiones en infraestructura física, que garanticen protección de los recursos acuíferos.

El funcionario dijo que en dos meses estará lista la propuesta concreta de las Políticas de Manejo de Recursos Hídricos, que será sometida a aprobación ante el Poder Ejecutivo, y en un período de unos dos años es que podrá trabajarse el Plan Nacional de Recursos Hídricos, el cual podría necesitar de una inversión superior a los US$10 millones como mínimo.

Aguas negras contaminan reservas de Centroamérica

A pesar de que Nicaragua a nivel regional sobresale en el manejo de aguas residuales, todavía se necesita mucho por hacer, sobre todo, porque es característica en el país de que en las cuencas como ríos, lagos y lagunas, se vierte gran cantidad de aguas negras provenientes de las ciudades, entre ellas, la capital.

Los países de la región centroamericana desarrollan un plan de trabajo que incluye inversiones que permitirán elevar en los próximos años los niveles de cobertura en materia de tratamiento de aguas residuales, y así disminuir los índices de contaminación de los recursos hídricos.

Representantes de cada país de la región,  adscritos al Sistema de Integración Centroamericana, SICA,  recientemente concluyeron en el taller “Mejores Prácticas de Tratamiento de Aguas Residuales”, que es urgente que cada país invierta más en sistemas de tratamiento de las aguas negras y grises, para  elevar los índices de cobertura.

Lamentablemente, también se reveló en esta actividad que la región mantiene porcentajes muy bajos en materia de cobertura de sistemas de tratamiento y manejo de aguas residuales, los cuales están por debajo del 20%.

Nicolás Cotto, Presidente del Foro Centroamericano y República Dominicana de Agua y Saneamiento, explicó a EL NUEVO DIARIO que a nivel general los índices de cobertura en la región, referidos al buen manejo de aguas residuales, son del 15%, situación que calificó como preocupante y negativa, por lo que señaló que presentarán a los gobiernos un informe donde recomendarán enfocar esfuerzos para mejorar esta situación en los próximos años.

Destacó que el país con mejor índice de cobertura en manejo de las aguas residuales era Nicaragua, que sobresale con el 49%, superando a los demás países y a la región misma.

“Nicaragua tiene una planta en Managua, con tecnología desarrollada y moderna; está dando resultados muy buenos para manejo de aguas residuales, ya que ningún otro país de Centroamérica tiene otra similar. Nicaragua no solo está a la vanguardia por esta misma planta, sino también porque ha desarrollado todo un proceso de saneamiento de aguas residuales que abarcan no solo la ciudad.

También hay plantas de tratamiento en otras ciudades importantes del país que en la región no se ven. Si hacemos un promedio de cobertura con plantas de tratamiento en la región, no llegamos ni al 15%, todas las descargas se hacen sin tratamiento a los cuerpos hídricos externos”, afirmó.

Se debe retener para infiltrar

A pesar de esta buena noticia, Herrera consideró que es necesario que en el país se tome con más responsabilidad un plan de recargas acuíferas, para promover la recuperación de las aguas subterráneas de las cuencas hídricas.

“Por ejemplo, el acuífero de Managua está siendo sobreexplotado, y necesita de recargas. Nosotros nos estamos bebiendo el agua que se recargó hace 50 años, y si continuamos sin hacer recargas, vamos a secarlos. La propuesta de Plan de Manejo de los Recursos Hídricos está durmiendo el sueño de los justos. El Gobierno ya debería tener elaborado este mecanismo, de mucha importancia para frenar la contaminación del agua con químicos, aguas negras y sedimentos”, agregó.

Anuncian inversiones

Por su parte, autoridades de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, manifestaron que para este año la empresa aguadora invertirá al menos C$1,200 millones en proyectos de agua y saneamiento.

Estas obras se ejecutarán, sobre todo, en los departamentos de Managua, Granada y Rivas. En la capital se invertirán C$700 millones, en Granada C$300 millones, en Rivas C$26 millones. También se realizarán proyectos en los departamentos de Chontales, Puerto Cabezas y Bluefields.

Estos proyectos contarán con el financiamiento del Banco Mundial, BM, KWF de Alemania, Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y fondos del Gobierno de España.

Ervin Barreda, Presidente Ejecutivo de Enacal, manifestó a EL NUEVO DIARIO que es una prioridad para la empresa desarrollar proyectos de agua acompañados con saneamiento, para proteger los recursos existentes.

“Tenemos proyectos para todo el país, donde se invertirán más de mil millones financiados con recursos de cooperantes y propios. El Gobierno trabaja ya una estrategia para cosechar agua, elaborada por el Ministerio del Ambiente y el Instituto de Desarrollo Rural, que permitirá alimentar los acuíferos. El mismo reúne más de 500 obras que permitirán retener agua e infiltrarla. Esto hará que tengamos más fuentes de agua dulce para su explotación, este es el trabajo que se viene haciendo”, destacó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus