•  |
  •  |

De acuerdo con el doctor Reyes Haro Valencia, Coordinador de la Clínica del Sueño de la UNAM, los trastornos del sueño son situaciones que afectan el dormir de manera adecuada, pueden producir dificultad para dormir, despertares continuos, o que se dispare la necesidad de dormir en momentos y condiciones inadecuadas.


Los dos tipos de trastornos del sueño más frecuentes son: El insomnio y la hipersomnia; y según el experto de la UNAM, cada una de ellas es detonada por diferentes causas y se dividen en aproximadamente 20 subtipos.

Principales problemas para dormir y sus soluciones

-Insomnio primario


“El tipo de insomnio más frecuente se conoce como insomnio primario y esto tiene que ver con estilo de vida, situaciones de estrés postraumático, la perdida de trabajo, de un ser querido, problemas económicos, últimamente, las situaciones de extorsión, amenaza, secuestros exprés, (momentos de) agresividad que alguna persona haya vivido, algún abuso de esta naturaleza, pues obviamente son problemas que se llevan a la hora de intentar dormir, ya que es el momento más tranquilo del día donde no estamos ocupándonos de otra cosa, más que de tratar de dormir y es esto lo que favorece el inicio de esta forma de insomnio”, explica Haro.


Por tales motivos, de acuerdo con Haro, se ha visto un incremento del insomnio en las personas que tienen un tipo de vida más compleja.


La principal queja sobre problemas para dormir es causada por el insomnio primario, que se diagnostica cuando el problema ocurre al menos tres veces por semana.


Ahora, según el especialista en trastornos del sueño, “es muy sencillo de manejar, siempre y cuando no haya tomado un tratamiento previo”. De manera que, a través de un programa especial, de higiene del sueño, se busca cambiar los hábitos al dormir.


“Utilizamos medicamentos no adictivos, se utilizan por poco tiempo y a la menor dosis posible”, revela Haro y agrega, “normalmente cuando no han recibido tratamiento tardamos un periodo máximo de dos meses en resolver el problema; pero si ha tomado medicamento, normalmente cuando no se acude a clínica del sueño, se utilizan medicamentos que causan adicción”.


“En este caso no se debe hacer la suspensión abrupta del medicamento, sino que lo debemos de disminuir paulatinamente y sustituirlo con un verdadero inductor de sueño con la intención de reestructurar el sueño nocturno de cada persona,  lo apoyamos con higiene de sueño”, profiere Haro, quien también es otorrinolaringólogo.

-INSOMNIO POR RONQUIDOS


También hay personas que se quejan de estar despertando recurrentemente y no necesariamente tienen problemas para dormir, sino que una vez conciliado el sueño, este se interrumpe. Y la causa número uno de este insomnio son los ronquidos.


“Roncar no es normal bajo ninguna circunstancia y es un indicador de que esta habiendo dificultad para respirar. Eso hace que la gente constantemente se esté moviendo para recuperar su respiración, y hace que estén despertando recurrentemente. Una persona roncadora no debe tomar ningún medicamento para dormir, porque le intensifica el ronquido”, advierte Haro.

-HIPERSOMNIA


En el caso de la hipersomnia, comenta Haro, también requiere un estudio del sueño, pues cuando no se tiene la información suficiente sobre el hecho de que alguien se queda dormido en el día, luego de haber dormido suficiente tiempo, lo primero en lo que se piensa es que se trata de: un caso de depresión, de una deficiencia vitamínica, o que se padece fatiga crónica; entonces, al recetar suplementos vitamínicos, antidepresivos, o relajantes musculares, seguirá la hipersomnia. En un buen número de casos, el origen de este trastorno se encuentra en las pausas respiratorias (ronquidos).

El diagnóstico


Por las características del problema, para obtener un diagnóstico adecuado es necesario acudir a una clínica especializada en trastornos del sueño.

 

 

¡Evita los trastornos del sueño!

 

De acuerdo con el doctor Reyes Haro, de la Clínica del Sueño de la UNAM, hay factores específicos que pueden detonar los trastornos del sueño, de manera que recomienda corregirlos para tener una adecuada higiene del sueño.

 

  • El sobrepeso: El principal factor de riesgo asociado a la apnea y los ronquidos es el sobrepeso. ¡Alcanza tu peso ideal!
  •  Dormir suficiente tiempo: Conciliar el tiempo no es una pérdida de tiempo, es una necesidad básica que debe cubrir nuestro organismo diariamente. Una persona adulta debe dormir por aproximadamente siete horas.
  • Fuera estimulantes: Cenar ligero, luces y ruido ayudan a que el acto de dormir sea más sencillo.
  • Haz ejercicio: Realizar algún tipo de actividad física al menos 3 veces al día fortalece la expresión del sueño nocturno.
  • Arregla tu habitación: Al ser uno de los lugares en donde más tiempo pasamos, debe ser cómoda para dormir. Lo más sano es que no haya televisor, que no llevemos la computadora para trabajar en la cama, nada de música, ni libros; pues todas esas actividades afectan la conciliación del sueño.


En la medida que se implementen estos consejos la calidad del sueño se incrementará.

El dato


¿Sabías que en las grandes ciudades cada vez dormimos menos? El promedio actual es de seis horas, lo cual repercute directamente en el funcionamiento del organismo (causando insomnio e hipersomnia).

Fuente: esmas.com