•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos meses después de haber sido acreditado ante el Gobierno de Nicaragua, como embajador concurrente del Reino Unido de Gran Bretaña, Chris Campbell vino a Managua con dos propósitos: ir a conocer la Costa Caribeña, donde su Gobierno apoya algunos proyectos sociales, y celebrar el Jubileo de Diamante de la reina Isabel II, que cumplió 60 años como monarca.

“Es la segunda vez que hay un Jubileo de Diamante de uno de nuestros monarcas, porque la anterior fue la reina Victoria en 1897”, explica el diplomático, quien ya se ha reunido con algunos ministros nicaragüenses vinculados al área económica.

“Hablamos no solo de negocios, de política también”, dice Campbell de sus primeros contactos con las autoridades de Nicaragua. “Hablamos con el canciller Santos, de temas de política; con el de Agricultura, sobre negocios entre los dos países; con ProNicaragua sobre lo que ellos están promoviendo y, al mismo tiempo, de las oportunidades aquí para las compañías británicas”.

¿Qué compañías, por ejemplo?

Tenemos algunas compañías que ya están aquí. British American Tobacco… y otras grandes multinacionales, pero depende de las oportunidades porque, como dijo nuestro ministro de Relaciones Exteriores, el Reino Unido tiene un gran interés en América Central y en América Latina en este momento y estamos trabajando para fortalecer nuestras relaciones aquí en Nicaragua y en los otros países de América Central. Estamos trabajando no solamente en los negocios, sino en el área de seguridad, por ejemplo, porque estamos apoyando al SICA (Sistema de Integración de Centroamérica) y trabajando con la Policía aquí en Nicaragua y en los otros países. Tenemos muchos intereses y depende de las oportunidades aquí, porque necesitamos promover lo que sea posible aquí para las compañías británicas.

¿Qué interés tiene Gran Bretaña en la integración de Centroamérica?

La paz, la seguridad y la estabilidad en esta región son importantes para nosotros, no solo para los países de América Central. Es importante la lucha contra los narcotraficantes, por ejemplo. Tenemos interés en ayudar, tuvimos un curso para las policías, en Inglaterra, de dos meses, marzo y abril, con todas las policías de América Central. Estuvieron en Inglaterra para aprender las cosas más modernas para la seguridad.

¿Hay algo que le llame la atención en Nicaragua, en cuanto a seguridad?

No en particular. Es solo para ayudarles, para asegurar que ellos tienen el apoyo, que ellos tienen lo que necesitan para luchar contra los narcotraficantes, para que haya seguridad en Nicaragua y ayudar a la región… No hay gran problema en Nicaragua, solo es para ayudar a la integración de la seguridad en la región.

¿Qué oportunidades abre el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea?

El acuerdo facilitará los negocios, las relaciones comerciales y al mismo tiempo el diálogo político. Hay conveniencias, estamos esperando este acuerdo porque abre las puertas a los dos lados, a Nicaragua, los países europeos y América Central en general. Mi opinión es que este acuerdo aumentará el intercambio de negocios entre las dos regiones. También las compañías individuales con los países individuales. Hablamos con el embajador de Nicaragua en Londres, en abril, sobre la posibilidad de tener un evento con ProNicaragua, en Londres, sobre las oportunidades aquí en Nicaragua para las compañías británicas, porque en este momento las compañías no saben cuáles son las oportunidades. El acuerdo ayuda mucho en ese sentido.

¿Con este acuerdo, la cooperación será más regional que bilateral?

No, no creo, porque siempre hay cooperación regional y bilateral. Por ejemplo, somos un país de la Unión Europea pero también tenemos una relación bilateral con Nicaragua. No es para decir que no hacemos cosas juntos con la Unión. Somos miembros, somos un socio de la Unión, pero al mismo tiempo tenemos nuestros intereses individuales también. Yo no creo que haya un movimiento solo regional, son oportunidades para los dos lados.

¿Qué intereses individuales tiene Gran Bretaña en términos de cooperación?

Tenemos interés en profundizar nuestras relaciones comerciales con Nicaragua. Nuestro intercambio, las exportaciones e importaciones entre el Reino Unido y Nicaragua, aumentaron en los años pasados y me parece que aumentarán otra vez en los años que vienen, pero al mismo tiempo nuestro interés es aumentar el nivel de negocios aquí; y a nivel bilateral tenemos interés de trabajar con el Gobierno sobre temas que son más difíciles para nosotros porque no estamos completamente de acuerdo. Cuando hablé con el Presidente (Daniel Ortega) en abril, acordamos que es muy importante para una relación saludable mantener el diálogo sobre los temas difíciles, donde no estamos de acuerdo, pero son importantes de hablar.

¿Por ejemplo?

Las islas Falkland (Malvinas) y también temas como los derechos humanos; las recomendaciones del informe de la Unión Europea, informes electorales. Hay algunos temas que es importante que trabajemos juntos. No es para decir que estaremos de acuerdo al final porque eso es normal en las relaciones bilaterales, no es que siempre estemos de acuerdo, pero es importante compartir la información, la experiencia; y si podemos trabajar juntos, estamos aquí para ayudar.

¿Está interrumpido el diálogo político entre Nicaragua y la Unión Europea o se mantiene de alguna manera?

Bueno, eso es para la Unión Europea, no es para mí responder. Pero yo se que los dos lados hablaron de este tema y que la Unión quiere hablar de este tema otra vez con el Gobierno nicaragüense. Yo espero que los dos lados puedan hablar más sobre este diálogo en el futuro.

¿Qué expectativas crea el hecho de que haya elecciones municipales este año?

Sería importante que las elecciones municipales sean transparentes, sean libres. Es importante también que el Gobierno trabaje con la sociedad civil, con las ONG, para asegurar que haya transparencia en las elecciones y esperamos que haya ayuda de la Unión Europea, que el Gobierno trabaje con sus socios internacionales para asegurar que todo va bien.

¿Cómo afectará la crisis del euro las relaciones económicas entre Europa y Latinoamérica?

Habrá un impacto. No puedo decir cómo será, pero los países pueden considerar sus prioridades en el mundo porque necesitan tomar decisiones en su casa.

Veo mucho interés de su Gobierno por apoyar proyectos en la Costa Caribeña nicaragüense. ¿A qué se debe?

Tenemos interés en proyectos en todas partes del país, pero sí es cierto que tenemos un interés particular en la costa Caribe por nuestra historia, por nuestra larga historia allá. Estamos trabajando en este momento en las celdas preventivas para mujeres y niños, porque es importante ayudar a sus derechos, porque no es bueno tenerlos junto con los hombres. Es un proyecto que hemos hecho desde hace cuatro años. Iré allá para ver qué pasa con este proyecto y también para hablar con las autoridades sobre la posibilidad de ayudar de una manera diferente, cuáles son sus ideas en este momento porque tenemos un programa de asistencia, pero es pequeño y tenemos que asegurar que compartimos nuestro dinero igualmente. Sí, es verdad, tenemos interés en la Costa Caribe y estamos trabajando no solo en las cárceles, sino en el sector de recreación para los niños y, al mismo tiempo, queremos saber cuáles son las posibilidades de trabajar más con las comunidades allá.

El tema de las islas Falkland o Malvinas ha resurgido. ¿Se gesta un nuevo conflicto o es pura propaganda?

Nadie quiere un nuevo conflicto y nuestro primer ministro ha dado un mensaje claro a la presidenta de Argentina recientemente, de que ellos tienen que respetar los deseos de la gente de las islas Falkland, por su autodeterminación, que ellos tienen que respetar los resultados del referendo del año que viene. La autodeterminación es la base de la Carta de Naciones Unidas, en el artículo uno, párrafo dos, que la autodeterminación es la base de la democracia. Eso es lo más importante. Yo sé que hay resoluciones de las Naciones Unidas y cada una dice que tienen que respetar la Carta de las Naciones Unidas. La autodeterminación es cómo la gente decide su propio futuro.

¿Se descarta la posibilidad de un diálogo, como propuso la presidenta de Argentina?

Si hay un diálogo, tiene que incluir al gobierno de las islas Falkland porque hay tres partes en este debate, no solamente dos como quiere pretender Argentina. Hay tres partes. Es muy importante incluir a las islas Falkland en algún diálogo. Recientemente la presidenta de Argentina ha propuesto un diálogo sobre los servicios de la pesca. El Gobierno de las Falkland dice que están dispuestos a hablar sobre este tema si las iniciativas son genuinas y si ayudan a aumentar las relaciones entre las islas y Argentina. Si hay diálogo, las tres partes a la mesa, no solo dos. Es cierto que la soberanía no es parte de este diálogo. La soberanía es decidida por la autodeterminación.

¿Y si en el referendo la gente de las Falkland decide que no quieren ser de Argentina ni de Gran Brataña, sino un Estado independiente?

Es su decisión. Es una situación hipotética, no puedo decir lo que pasará en el futuro. Vamos a esperar el referendo, pero si ellos tienen una decisión, como dices, es para respetarla…

¿Ya no es concebible una guerra debido a estas islas?

Nadie quiere un conflicto. Un conflicto no es bueno para cada lado.

Menos para América Latina.

Menos para América Latina, menos para nosotros también. Menos para todos… Si los isleños quieren ser británicos, esa es su decisión. La autodeterminación es para dar a la gente la oportunidad de decidir su propio futuro. Esa es la democracia.