•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las universidades públicas y privadas del país darán un paso firme el próximo año, con fines de mejorar la calidad, a través del proceso de evaluación y de acreditación de las instituciones y sus programas educativos, confirmaron autoridades de la Educación Superior consultadas por

El Nuevo Diario.

Orlando Mayorga, presidente del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación, CNEA, confirmó que el proceso se llevará a cabo el próximo año, previa convocatoria del CNEA, y advirtió que aquellas instituciones educativas que no se sometan a este proceso de evaluación y de acreditación, corren el riesgo de cerrar operaciones, ya que el propósito final es dar un salto de calidad y hacia la modernización de la denominada educación terciaria.

“Ninguna de ellas puede evadir esta responsabilidad; ahora hay una ley que dice cúmplase, y se tiene que cumplir para después buscar un aval de un tercero, que se llama par externo, para que dé fe de que el informe y el plan de mejora son los correctos”, advirtió Mayorga.

Para lograrlo, cada institución tendrá un período máximo de diez años, y en ese tiempo deberán realizar dos autoevaluaciones y dos planes de mejoras para pedir una evaluación con el fin de acreditación. A la fecha, ninguna lo ha hecho.

“Las instituciones que no cumplan con ser acreditadas como universidades tienen su destino ya definido, que implica su desaparición, de modo que las universidades del Estado tenemos más obligación que ninguna de garantizarle a la sociedad la acreditación”, señaló el rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, Elmer Cisneros.

La acreditación institucional ofrece ventajas a los egresados. Los títulos serán reconocidos a nivel internacional y les brindarán oportunidades laborales.

La rectora de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense, Uraccan, Alta Hooker, asegura que en este proceso serán acompañados por el Consejo Nacional de Universidades, CNU.

“Eso ayuda a que tengamos la calidad que se espera. Nosotros estamos preparándonos para la acreditación de programas y de la universidad como tal”, definió Hooker.

Uni acreditó dos programas

En ese proceso de mejora continua, los programas que ofrecen las universidades también serán sometidos a un proceso de acreditación. Corresponde al CNEA autorizar y supervisar el funcionamiento de las agencias acreditantes para programas académicos, nacionales y extranjeras, que deseen operar en el país.

En ese contexto, a nivel interno, únicamente la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, ha logrado acreditar dos de sus programas ante la Agencia Centroamericana de Acreditación de Programas de Arquitectura y de Ingeniería, Acaai.

La carrera de Ingeniería Electrónica en 2011 antecedió la más reciente acreditación que extendió Acaai a la carrera de Ingeniería Química, acreditada por un período de tres años a partir del 1º de septiembre de este año.

“Significa que estos dos programas son iguales en calidad que las mejores carreras de otras universidades en el mundo. Esta universidad marca la pauta, y esto es un asunto voluntario”, manifestó el presidente de la Acaai, Daniel Hernández Jiménez, tras agregar que el egresado de esta carrera será reconocido a nivel de la región.

El presidente del CNEA reconoció el esfuerzo de la UNI en el proceso de acreditación de programas y valoró que este proceso de evaluación institucional es un reto, ya que requiere de mucha atención y dinero para lograrlo.

“Nosotros con esta mejora continua lo que alcanzamos es un reconocimiento internacional, la planta docente que tenemos, con una buena formación académica, son algunos de los reconocimientos válidos para esta acreditación”, expresó el director del Programa Institucional de Evaluación y Acreditación Universitaria de la UNI, Freddy Marín.

Un proceso que marcha lento

El presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, Telémaco Talavera, reconoció el esfuerzo de “autoevaluación” de la UNI, y considera que servirá de estímulo para el resto de programas.

“Fortalecerá el compromiso de las instituciones públicas y privadas de Nicaragua con la calidad. Si nosotros hacemos una educación superior que no reúna los estándares mínimos de calidad, no solo afectamos a los profesionales, sino que perjudicamos a la sociedad para la cual ellos se van a desempeñar”, destacó Talavera, tras agregar que hay esfuerzos en el campo de las ciencias agraria y de salud.

La rectora de la Universidad Centroamericana, UCA, Mayra Luz Pérez, admitió que todas las universidades del país están con la disposición de entrar a los procesos de autoevaluación para lograr acreditaciones internacionales que certifiquen la calidad de los programas, aunque sean procesos que llevan muchos años.

Hasta el momento, la UCA ha sometido a autoevaluación las carreras de Psicología, Ingeniería Industrial y Gestión y Desarrollo de Turismo, así como la Maestría en Administración y Dirección de Empresas.

“Es algo que tiene que irse extendiendo a nivel institucional en todas las carreras”, manifestó la rectora de esta Alma Máter.

Por su lado, la Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, avanza en el proceso de certificación con la carrera de Turismo, con una agencia mexicana de acreditación.

“Hicimos Administración de Empresas, ahora vamos con Turismo, y poco a poco vamos escogiendo las diferentes carreras que nos interesen certificar, porque es un gran trabajo, no es algo tan fácil. Además que cuesta plata y debes traer expertos extranjeros para la evaluación”, señaló el rector de esta universidad, Gilberto Bergman Padilla.

Bergman agregó que en Nicaragua “muy pocas universidades” se preocupan por acreditar sus programas. “Todavía no podemos decir que la mayoría, pero hay universidades que buscan la calidad”.

Nicaragua en quinto lugar en C.A.

En Centroamérica existen organismos de evaluación y/o acreditación de calidad de la educación superior de alcance nacional, y otros que lo hacen a nivel de la región.

Solo ocho de las 56 universidades del país han participado en los de alcance regional. A nivel de Centroamérica, Nicaragua ocupa el quinto lugar en estos procesos, y sigue estando por debajo de Costa Rica, Panamá, Guatemala y Honduras, que son países donde más procesos se han completado.

El Salvador, República Dominicana y Belice están más atrás en estos asuntos, señala un informe de la Secretaría General del Consejo Superior Universitario Centroamericano, Csuca.

El Consejo Centroamericano de Acreditación de la Educación Superior, CCA; el Sistema Centroamericano de Evaluación y Armonización de la Educación Superior, Sicevaes; la Asociación de Universidades Privadas de Centroamérica, Auprica, y el Sistema Regional de Investigación y Estudios de Postgrado, Sicar, son algunos organismos evaluadores en Centroamérica.

Además, están la Agencia de Acreditación Centroamericana de la Educación Superior en el Sector Agroalimentario y de Recursos Naturales, Acesar; la Agencia Centroamericana de Acreditación de Arquitectura y de Ingeniería, Acaai, y la Agencia Centroamericana de Acreditación de Postgrados, ACAP.

El importante número de procesos de evaluación en los países que están por encima de Nicaragua se debe a la presencia de estos organismos. Mientras tanto, el bajo número de evaluaciones y de acreditaciones en el país, se debe, precisamente, a que el CNEA no ha comenzado su labor, refiere un informe del secretario general del Csuca, Juan Alfonso Fuentes.