•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tercer día. Se contabilizan al menos 350 casos de migrantes centroamericanos documentados según el Comité de Familias de Migrantes de El Salvador, 600 hay en el Foro Nacional para las Migraciones de Honduras, poco más de 70 de acuerdo con el Servicio Jesuita para las Migraciones de Nicaragua, y 150 registrados en el Grupo Articulador de la Sociedad Civil en materia migratoria de Guatemala.

Aunque en México no hay cifras claras sobre migrantes desaparecidos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de ese país ha reportado en dos períodos de seis meses, 20,000 secuestros de migrantes.

Estos datos fueron presentados durante la conferencia de prensa ante los medios de comunicación guatemaltecos e internacionales, ante los cuales las madres nicaragüenses expusieron sus dramas, y las lágrimas corrieron ante el triste recuerdo de sus hijos a los que no han visto más.

Tanto el Servicio Jesuita para Migrantes, como la Pastoral de la Movilidad Humana, la Defensoría de Población Desarraigada y Migrante de la Procuraduría de Derechos Humanos de México, entre otras organizaciones, hicieron un llamado a los gobiernos de la región centroamericana y México, para la creación de mecanismos efectivos que permitan a los familiares de personas migrantes desaparecidas ejercer de manera efectiva su derecho a la verdad y la justicia, los cuales deben ser garantizados por cada uno de los países de origen, tránsito y destino.

“Hacemos un llamado para que los gobiernos y parlamentarios de los países realicen esfuerzos para adoptar medidas como la creación de mecanismos nacionales y regionales para la búsqueda inmediata de todas las personas desaparecidas, la coordinación efectiva entre los órganos de investigación, además la conformación de un banco de datos forenses nacionales y regionales de personas desaparecidas y restos sin identificar”, destacaron en un comunicado.

Falta instancia especializada

Otra demanda es la creación de una instancia especializada que atienda en su conjunto todos los delitos cometidos contra las personas migrantes, con coordinación a nivel regional.

Según la misión diplomática nicaragüense radicada en Guatemala, explicó que estas demandas ya fueron enviadas a la Cancillería de Nicaragua y mencionó que a las familias que lo solicitan les dan su apoyo, haciendo llamados a las cárceles locales y hospitales nacionales para verificar la situación de los connacionales, pero un problema es cuando se cambian de nombre. Por otro lado el Consulado nicaragüense está a la disposición de brindar información a los familiares para que conozcan los pasos a seguir ante las autoridades guatemaltecas.

El cambio de nombre o identidad lo hacen en caso de ser detenidos en Guatemala; dicen que son salvadoreños para no quedar tan lejos de la frontera y poder regresar. Igual sucede cuando son inquiridos en México y aseguran que son guatemaltecos.

Cientos están en morgues de EU

El padre Juan Luis Carvajal, misionero Scalabriniano, miembro del grupo articulador en el tema de las migraciones y de la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala, destacó que en Estados Unidos hay centenares de cadáveres de migrantes en algunas morgues, y sin duda hay gente de Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala e incluso de cubanos, por el aumento de flujo de estos hacia ese territorio.

“Queremos que este sea un grito para unificar esfuerzos, tener una base de datos común e identificar en dónde es que más ocurren estas situaciones y dónde más están perdiendo la vida los migrantes, y México se ha convertido en un cementerio para los que buscan el sueño americano”, expresó el padre Carvajal.

Indicó que hay cientos de tumbas en territorio mexicano, donde las lápidas están sin nombre, marcadas solo con “XX”, aunque estas personas tenían un nombre, un origen, una cultura y su familia que aún espera por ellos, que han sido víctimas de la violencia, el vandalismo, la extorsión, el narcotráfico y reclutamientos.

“La ruta principal de los migrantes es Tabasco, Veracruz, Oaxaca, Nuevo Laredo y Tamaulipas. Algo que preocupa es el poco interés en el tema, poca responsabilidad, pocos fondos utilizados para ayudar a las personas e incluso para la repatriación de cadáveres. Por otra parte está el miedo de los familiares de víctimas por las represalias y amenazas cuando se hace la denuncia ante el Ministerio Público. Esto incluye a ‘coyotes’, autoridades que incluso dan documentación falsa”, comentó el padre Carvajal.

Los especialistas en el tema de migración señalan que hay algunas rutas más peligrosas que otras, identificando al triángulo Tamaulipas-Monterrey-Veracruz. En las últimas dos semanas en Veracruz se registró el secuestro de 40 personas centroamericanas y nadie sabe dónde están. Esto incluye niños, niñas y adolescentes no localizados.

El segundo bus de la Caravana de Madres con Familiares Desaparecidos, proveniente de Honduras y con madres de Guatemala, se unió el sábado al de las nicaragüenses, para iniciar el recorrido de búsqueda. El camino del día nos lleva hoy hacia El Naranjo, en Petén, Guatemala, y se prevén aproximadamente 12 horas en ruta, con vistas a alcanzar la zona fronteriza de El Ceibo o Sueños de Oro, una población localizada en el municipio de Tenosique, en el Estado mexicano de Tabasco, fronterizo con Guatemala.