•   México  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Décimo noveno día. Este domingo, la Caravana de Madres con Familiares Migrantes Desaparecidos estuvo en la Basílica de Guadalupe, donde durante la misa el sacerdote pidió por un milagro para ellas: reencontrarse con sus hijos y familiares, al mismo tiempo de desearles la obtención de la paz que tanto necesitan las madres.

En la impresionante Basílica, el centro de la veneración de la Virgen de Guadalupe, el padre Juan Castillo dio la bienvenida a las madres y familiares centroamericanos desaparecidos en México, señalando que la virgen María también fue una madre y vio morir a su hijo de una manera muy vergonzosa, de una manera que ahora es el signo para todos nosotros, siendo un sentimiento de esperanza.

“Por eso las recibimos con muchísimo cariño. En la misa también pedimos y oramos por todas sus intenciones, por todas estas personas que ustedes no solo traen en una foto, sino en su corazón, con el anhelo de que Dios nos dé lo mejor, nos dé ese milagro de ver, y hoy la palabra de Dios nos invita a ver, a conservar a Cristo como nuestro maestro y único Señor. Que él las bendiga, las guarde en su misericordia y les conceda la paz”, expresó el padre Castillo, mientras en la misa se pidió por las madres de Centroamérica.

Por la tarde, en la enorme plaza del Zócalo de México, durante la Feria del Libro, se hizo la presentación al público del drama y de los objetivos de la búsqueda de las madres.

Las madres de migrantes desaparecidos también se encontraron con familiares de mexicanos desaparecidos, quienes se unificaron en su dolor y demanda de respuesta del gobierno o autoridades de México.