•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Según el Ministerio de Energía y Minas, Nicaragua ejecuta cinco nuevos proyectos de energía renovable, para cerrar este año con un 40% de generación eléctrica a base de recursos propios, pero tiene “asignaturas pendientes”, como la optimización del uso de la energía, ampliar la cobertura rural, lidiar con los problemas relacionados a la distribución y revisar la política de subsidios.

La viceministra de Energía y Minas, Lorena Lanza, aseguró: “Este año calculamos que andamos en un 40% de energía renovable. Recuerden que en el 2006 teníamos el 80% de (energía) fósil y apenas un 20% de renovable”.

Infografía

Añadió que además de los proyectos eólicos y geotérmicos nuevos, el Gobierno iniciará un plan de mantenimiento de las históricas plantas hidroeléctricas Centroamérica y “Carlos Fonseca”, en el lago de Apanás y en Sébaco, respectivamente, “para que produzcan por 25 años más”.

A mediados de este año, el informe Climascopio 2012, que el Banco Interamericano de Desarrollo elaboró en colaboración con el portal especializado en mercados emergentes, Bloomberg New Energy Finance, ubicó a Nicaragua como el segundo país latinoamericano con mayor atractivo para las inversiones en energía renovable.

En el referido informe, Brasil, Nicaragua y Panamá, recibieron las puntuaciones más altas en la región debido a una combinación de políticas de apoyo, inversión en energía y otros factores.

Recientemente, el titular del MEM, Emilio Rappaccioli, dijo que las inversiones en los últimos cinco años permitieron incrementar la participación de energías como la eólica, geotérmica e hidráulica hasta un 37% con financiamiento externo y del Estado.

Para el 2013 se espera elevar la proporción al 50%, lo cual permitirá reducir el consumo de búnker en un millón 754 mil barriles al año, indicó Rappaccioli, quien hizo ver la ventaja económica que esto supone para el país, tomando en cuenta las constantes alzas en el precio del petróleo.

Si al aporte de las nuevas plantas se suma la electricidad que proporcionan los ingenios azucareros, mediante el procesamiento del bagazo de caña, la participación de las fuentes renovables en 2013 llegará al 51%, estimó Rappaccioli.

Pero según Mario Arana, director de la empresa generadora Polaris Energy, no bastan los proyectos, sino que también es importante crear un clima de estabilidad en el sector.

“Aquí lo importante es la estabilidad a largo plazo y lidiar con los asuntos vinculados a la distribución, específicamente la relación del Gobierno con Gas Natural (Fenosa). El distribuidor tiene que invertir para disminuir las pérdidas (por fraude) y, por otro lado, el Gobierno tiene que crear confianza porque hay muchos agentes en el negocio energético --con inversiones a mediano y largo plazo--, como bancos e inversionistas que necesitan señales claras”, sostuvo Arana.

Prioridad: cambiar la matriz

Con plantas facilitadas por Venezuela se instalaron en el 2007 un total de 290 Megawatts (Mw) en unidades que consumen búnker, como alternativa para salir de la crisis en que estaba sumido el sector hasta ese año.

Resuelto en parte este problema, el Gobierno ha centrado su atención en el cambio de matriz energética, como parte del Plan Nacional de Desarrollo Humano, dijo Rappaccioli.

A inicios de 2012 se comenzó a producir 36 Mw en el complejo geotérmico San Jacinto Tizate (Polaris Energy) y antes de finalizar diciembre debe comenzar a trabajar en la misma zona otro bloque con similar capacidad, para una inversión total de 415 millones de dólares.

También continúan las obras eólicas de las empresas de viento, Blue Power y Eolo de Nicaragua, así como las hidroeléctricas de Larreynaga e Hidropantasma.

Una de cal y otra de arena

Por otro lado, el Gobierno ha dado prioridad a la electrificación, a través de la construcción de redes, paneles solares y pequeñas hidroeléctricas en zonas rurales, lo que elevó la cobertura al 70%, con la incorporación de 60 mil viviendas en los últimos cinco años, en beneficio de 350 mil personas.

En todo 2012 los trabajos de electrificación rural y normalización del suministro en los asentamientos llevará a invertir casi 13 millones de dólares, lo cual beneficiará a 13 mil 900 familias.

A criterio de César Zamora, gerente de la empresa AEI Energy, este es un logro del actual Gobierno. “Un tema a destacar es la política agresiva del Gobierno de incrementar el acceso de los nicaragüenses al fluido eléctrico, con lo cual, yo creo, que es el mayor logro del Gobierno de (Daniel) Ortega, porque cambia el quehacer de las familias. Creo que esto tiene implicaciones para la economía familiar y nacional”, sostuvo.

Sin embargo, llamó a reflexionar sobre el tema de los subsidios que por segundo año consecutivo benefició a los consumidores, con un alto costo para el país.

“Creo que de cara al futuro es conveniente hacer los ajustes necesarios para que en el 2013 solo se beneficien los que necesiten, para que tenga un impacto relevante. Hemos tenido dos años de subsidio cuando hemos visto incremento de tarifas en Centroamérica, entonces creo que es un tema que hay que discutir”, sostuvo el empresario.

También señaló que entre los retos del próximo año figura la búsqueda de mecanismos para la reducción de las pérdidas de energía. “Seguimos con pérdidas de US$50 millones que es como si tuviéramos a la planta Eolo generando gratis, lo cual nos duele a todos. Para ello se necesita una inversión agresiva de la (empresa) distribuidora, pero también del apoyo del Gobierno para golpear a los que la sustraen”, sostuvo.

Por otro lado, Rappaccioli señaló que el país debe mejorar el índice de intensidad energética; es decir, reducir la cantidad equivalente de barriles de petróleo consumidos para producir mil dólares en bienes y servicios de acuerdo al Producto Interno Bruto.

Entre las medidas que ponderó Rappaccioli figuran el establecimiento de normas técnicas para la importación de equipos eléctricos; así como la introducción de los temas de ahorro energético en los planes de estudio de la educación primaria como parte de los planes de concientización de los usuarios domésticos, quedando pendiente el sector industrial.

Una estrategia definida

Mario Arana, director de Polaris Energy, sostiene que el rubro energético “es un sector con una estrategia muy clara y ha venido dando pasos decididos en materia de energía para romper la dependencia del petróleo”.

Añadió que la entrada en operación de distintos subsectores (como el hidroeléctrico, el eólico y el geotérmico) permitirá estabilizar los precios en el mercado energético nacional.

“Las energías renovables son más competitivas que las energías a base de petróleo que andan por los 22 centavos Kv/hora. Ahora pasaron de 11.50 a 6 centavos por Kv/hora en los proyectos nuevos”, añadió Arana.

En el caso de Polaris Energy, el alto ejecutivo dijo que producirá 30 Mv adicionales a inicios del 2013. “Además de Eolo, hay más energía con biomasa y cuando entre Tumarín (25 Mv) se producirá el 70% a base de energía renovable”, dijo.

También enfatizó que Nicaragua necesita mejorar en eficiencia energética, tanto en los negocios como en el consumo familiar y ampliar la cobertura en el sector rural al 90% porque esto generará mejores posibilidades de desarrollo.

Por su parte, el gerente de AEI Energy, César Zamora, destacó la confirmación de parte del Gobierno de cambiar la matriz energética, lo que es positivo para el país.

“Se han instalado 144 Mv de energía. También hemos visto el incremento de la energía geotérmica con 70 Mv de San Jacinto Tizate, lo que confirma el cambio de matriz”, dijo.

Sin embargo, enfatizó que el Gobierno tiene la responsabilidad de ordenar el crecimiento del sector. Puso como ejemplo el istmo de Rivas, que tiene recursos extraordinarios (en viento) y todo el mundo quiere invertir. “Entonces hay que poner orden al respecto”.

Hizo hincapié en las oportunidades que ofrece el sistema de interconectado eléctrico de Centroamérica, Siepac, que abre un segundo mercado para la energía nicaragüense. “Hemos encontrado posibilidades importantes de importar con precios baratos en determinadas horas y también de exportar energía”, dijo.

Resumió que las cifras logradas este año representan el trabajo que se ha hecho en el último quinquenio con proyectos como Eolo y San Jacinto, que le van a cambiar la dinámica al país, pues se va a importar menos búnker el próximo año.

 

Subsidios transparentes

Según César Zamora, los subsidios deben ser transparentes, “para sectores ganadores, no a aquellos que tienen más influencia política. A aquellos sectores que queremos dinamizar”.

 

"Lo importante es la estabilidad a largo plazo y lidiar con los asuntos vinculados a la distribución de energía". Mario Arana, director de Polaris Energy. 

"En el año 2006 teníamos el 80% de energía fósil y apenas un 20% de renovable". Lorena Lanza, viceministra de Energía y Minas.

"Hay que destacar la política agresiva del Gobierno de incrementar el acceso de los nicaragüenses a la electricidad". César Zamora, gerente de AEI Energy.