•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En 1989 se hicieron las primeras indagaciones para fomentar en la zona de Occidente (León) el cultivo de tempate (Jatropha curcas L) una planta que crece en condiciones extremas, ayuda a recuperar los suelos degradados, y sus semillas generan un aceite que sirve de sustituto al diesel, pero fracasó. Actualmente se hace un nuevo intento para la producción de biodiesel con dicho producto vegetal.

El proyecto anterior que fracasó, estuvo a cargo de la Universidad Nacional de Ingeniería, y fue financiado

por unos US$8 millones de la Cooperación Austriaca.

tempate

Antes del estrepitoso fracaso, en 1991 se integró Petronic para ayudar a la explotación del producto que se cultivó en 1,000 hectáreas (más de un millón de plantas) con la idea de que las semillas recolectadas produjeran 253,000 galones anuales de aceite para combustible.

Sin embargo, la falta de capacidad de procesamiento de la Planta “Miguel Larreynaga”, que se ubicó en Telica, León, y que solo funcionó medio año, terminó por llevar a pique en 1999 la posibilidad de generar combustible.

Nuevo intento

En 2009 se retomó el proyecto, pero a menor escala, para garantizar un mejor manejo de la iniciativa.

Técnicos de la Universidad Tecnológica La Salle en León, ULSA; la Unión Nacional de Productores y Ganaderos, UNAG; la Cooperación Alemana y la UNI, trabajan

en el proyecto, cuyas plantas ya están generando el preciado aceite que por ahora servirá a los pequeños productores y para la generación eléctrica en las zonas rurales de ese departamento del país.

Marlon Toruño, experto en el tema de biomasa de ULSA, indicó que lograron recuperar cinco manzanas de tempate --las cuales habían quedado en abandono

del primer proyecto--, y luego fueron ampliándose hasta ubicarse con unas 80 manzanas.

Actualmente se encuentran establecidas unas 54,000 plantas en distintos sistemas agroforestales que tienen los productores, las que según Toruño comienzan a producir en el primer año, pero llegan a su máxima capacidad al quinto año, y luego la vida útil de la plantación es de unos 25 o 30 años.

Sin embargo, reconoció que al inicio enfrentaron un problema; “vinieron productores de Honduras, Guatemala y ofrecieron precios a los productores que tenían las plantaciones que nosotros

--por no tener fondos-- no pudimos ofrecer. Se llevaron la materia prima que se había desenterrado”, explicó Toruño.

Por su parte, Markus Neubert, experto integrado en Energías Renovables de la Cooperación Alemana, precisó que las semillas que produce el tempate contienen entre un 30 y 40% de aceite, sin embargo, por cada cinco toneladas de frutas recolectadas, se estima una producción de una tonelada de semilla.

Tecnología para procesar a base de chatarra

Neubert agregó que además de las múltiples propiedades medioambientales de la planta, de su facilidad para crecer y producir semillas, el procesamiento es poco complicado, y las máquinas que bien podrían haberles costado hasta US$30,000, fueron elaboradas con ingenio y chatarra.

La prensa para procesar la semilla con la que cuentan actualmente tiene capacidad para triturar el equivalente a 100 manzanas, y cuando se alcancen los cinco años de producción máxima de la planta, esperan replicar el proyecto en otras zonas para pasar de una producción experimental e investigativa, a una comercial.

Producir tempate es barato

El estudio de costos elaborado en 2007, dos años antes de comenzar a recuperar y sembrar nuevas plantas, señala que producir aceite vegetal con fines combustibles a partir del tempate es de apenas US$1.00, a diferencia de los altos costos de los derivados del petróleo.

Como las plantaciones apenas están en el tercer año, según Toruño, la elaboración de aceite por planta es de 0.3 litros, y esperan ver el cambio cuando la producción llegue al máximo. A la fecha, las plantaciones están distribuidas una parte dentro del complejo La Salle, y el resto en las cercas, faldas de cerros y otros terrenos degradados de 40 productores, pero esperan la integración de otros 20 o 30 finqueros de la zona.

“Lo que nos interesa conocer ahora es cuánto produce un productor, porque si él no cosecha todos los días, se caen (las semillas).

Ahora tenemos que ver cuántos litros sacan de esas plantas; estamos en fase de investigación aún”, refirió Neubert. Los especialistas estiman que el aceite combustible a base de tempate puede utilizarse en los vehículos de diesel con solo colocar un pequeño filtro o modificar las mangueras de inyección o agregar otro pequeño tanque.

También aseguran que puede mezclarse con el diesel.

“Por ahora estamos usándolo en vehículos adaptados, y las pruebas en pequeñas picadoras, bombas de riego de las fincas y ver si más adelante a través de un

pequeño motor pueda generar energía eléctrica en las casas y pequeñas fincas que aún no cuenten con el servicio eléctrico, pero aún estamos en la fase de experimentar con nuestros propios medios”, finalizó el asesor técnico de la Cooperación Alemana.