•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Repentinamente la calle quedó cerrada. Centenares de personas se agolpaban y un hombre moreno, alto y delgado, que llevó un vehículo Maserati, se acercó al servicio de limpieza automotriz.

El nicaragüense William Alberto Baltodano Carballo, quien atendía el negocio en calle Perrafi, Barcelona, en ese momento no reconoció quién era el personaje que llevaba el carro de lujo de segunda mano, un regalo de cumpleaños del cliente para su padre.

“Yo no he sido fanático deportivo, para mí solo los carros me gustan. Alguien me dijo en voz baja: Tío, ¿que no sabes quién es Ronaldinho? Joder, ¿que en tu país no miran fútbol?

Cifras condominio“Días después, Ronaldinho me dijo que le había dejado muy bien el vehículo, y sacó un billete de 10 euros (1 euro = 31.4 córdobas) como propina, pero se los devolví. Me sentí ofendido, porque un abogado me daba hasta 50 euros por la limpieza de un Porche, pero él sacó ese billetito”, relata Baltodano, quien ahora piensa que una foto o un autógrafo habrían sido más valiosos en Nicaragua, adonde regresó tres años y medio después de haberse ido.

Cuenta que en 2007 viajó de paseo a España, pero al ver la bonanza económica, decidió quedarse trabajando, buscando algo similar al negocio que antes tenía en Nicaragua: servicio de limpieza automotriz total.

La crisis golpea a todos

William se legalizó y puso un negocio particular en sociedad, sin embargo, con la crisis económica la clientela se redujo.

“El ingreso bajó y me hacía falta Nicaragua, ver a mi familia, sentarme tranquilo en la acera con un trago de ron y platicar con los vecinos”, dice Baltodano, quien ahora tiene el servicio de limpieza automotriz Autoestética, junto a su esposa Evelyn Calderón, en el barrio “Edgard Munguía”, a un costado de la Universidad Centroamericana.

Sara Carballo, la mamá de William, aún tiene a una hija en España; Heysel Baltodano, quien cuidando a ancianos trabajó por tres años, y se casó con un español.

“Allá la gente se va de cualquier manera. ¿Que piden como US$4,000 para entrar? Conocí a una muchacha que prestó el dinero, se fue como turista, presentó esa plata como requisito de migración española y se quedó a trabajar. Luego envió el dinero para pagar el préstamo”, explicó doña Sara.

Otra persona con familiar en España es el adolescente José Antonio Calero. Su mamá, Carla Morales Areas, quien aquí laboraba como secretaria en el Ministerio de Educación, tiene cinco años de estar allá, donde cuida a señores de la tercera edad.

“Me cuenta que está difícil trabajar, hay poco trabajo, pero aquí nada me falta. Ella siempre manda dinero. Aunque ella me hace falta. Me dice que este año va a venir. No lo ha hecho antes porque los pasajes aéreos están muy caros”, comenta el jovencito.

Igual que la mamá de José, por motivos económicos doña Reina Escalante, de 60 años, madre de 11 hijos y habitante del barrio “Alejandro Dávila Bolaños”, en Chinandega, decidió emigrar Zaragoza, España, donde cuidó durante cuatro años a dos ancianas.

“Presté dinero para costear mi viaje, y gracias a Dios, en poco tiempo conseguí dos empleos, me gané el cariño de las dos abuelitas y devengaba 1,100 euros. Actualmente es más difícil encontrar trabajo, y tienen más oportunidades las mujeres que los hombres”, expresó.

La señora Escalante manifestó que durante su estadía logró arreglar su casa, “aunque me sacrifiqué, dejando a mí familia”. Decidió retornar porque su marido estaba muy enfermo. Ahora tiene planes de regresar a Zaragoza.

Aumentan los nicas

A pesar de tantos impedimentos que se plantean para el ingreso a España y la situación del desempleo, calculado en 26.02% de la Población Económicamente Activa, según el Instituto Nacional de Estadísticas de España, los nicaragüenses no dejan de ir.

La fuente española señala en su informe de empadronamiento (censo municipal) y residencia 2012, que 17,455 nicaragüenses están empadronados. En comparación con la cifra de 2011, esto representa que 2,939 se integraron al padrón español en el último año. En el caso de los residentes, se incrementaron en 1,326 en el mismo período. La embajada de Nicaragua en España calcula que 80,000 nicaragüenses no tienen su documentación en regla.

El padre español José Luis González, del Servicio Jesuita para Migrantes, destaca que España es el tercer destino migratorio de los nicas, después de Costa Rica y de Estados Unidos. Ahí la comunidad nica creció rápidamente en los últimos ocho años años.

“Para los latinoamericanos el aeropuerto más difícil de pasar es el de Madrid, por eso la migración nica toma la vía de aeropuertos de París, Roma o Lisboa, entre otros externos, para luego ingresar por la frontera donde no son tan estrictos”, dijo el padre González.

Agregando que algo interesante del fenómeno de movilidad es la migración ya localizada, tanto en el punto de partida como el sitio de llegada, dado que la migración se hace a través de las redes de parentesco y de amistad.

Indicó que según la “Investigación exploratoria sobre migración de mujeres de Somoto”, las mujeres de Somoto van al municipio español Lasarte, las de Río Blanco buscan Sevilla, y de Chinandega van a Zaragoza.

Miguel Ruiz, Secretario General de la Confederación de Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar”, dijo que España es atractiva por la facilidad del idioma, e independientemente de la labor, se gana mucho mejor que en Centroamérica.

Señaló que las labores de los nicas en España son: cuidar niños o ancianos, lavar platos, limpieza, el sector construcción y el sector de la labor agrícola o ganadera, actividades que los españoles no suelen hacer.

“Aunque haya crisis, los españoles siguen necesitando de estos servicios. El problema fundamental está en la legislación y en la llegada del migrante. Si el nica no quiere ser detenido y expulsado, debe estar escondido. El que va arriesga su seguridad, su salud y a veces hasta la vida. Podrán tener mejor ingresos, pero se gana en condiciones muy precarias”, alega Ruiz, mencionando que cuando se discutió el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, los sindicatos demandaron a los países europeos cláusulas laborales especiales para los migrantes, pero no se incluyeron.

El sindicalista señaló que la única manera de reducir la migración es con planes de inversión para la creación de empleos y el incremento de ingresos, algo que el gobierno ha ido impulsando, sin embargo, aún no es suficiente.

La burbuja se desinfló

Salva Lacruz, miembro de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, explicó que cuando España entró a la Unión Europea hubo un desarrollo importante y rápido, con grandes oportunidades para todos, sin embargo, era una “burbuja” económica que se desinfló por estar basada en el incremento de la inversión en viviendas sobrevaloradas, los préstamos sin respaldo y la baja productividad. El crédito dejó de fluir, y al mismo tiempo se redujo la inversión, el consumo, y consecuentemente la demanda.

Explicó que con la crisis económica vino la recesión y los recortes en los gastos del gobierno.

“Así que todo se está privatizando, creando grandes restricciones y recortando el concepto de universalidad, afectando a varios colectivos, recayendo el impacto más brutal sobre los migrantes en situación de irregularidad”, dijo Lacruz.

Condiciones más duras para migrantes

Las autoridades españolas han tomado una serie de acciones restrictivas frente al creciente fenómeno de la migración a ese país:

Se retiró el acceso a la sanidad pública a los inmigrantes que residan en España de manera irregular, y solo son atendidos en servicios de urgencia.

Desde 2010 se permitía la inscripción en registros municipales a la “pareja de hecho”, con solo solicitarlo. Si uno de los dos era extranjero sin papeles, podía solicitar la tarjeta de residencia como familiar de un ciudadano comunitario, y de esa forma poder trabajar de manera legal en España. Actualmente las Oficinas de Extranjería demandan mayor control a las delegaciones para evitar fraudes.

El Ministerio de Trabajo e Inmigración de España suspendió durante 2012 el Fondo destinado a la Integración, Acogida y Refuerzo Educativo de los Inmigrantes. Su finalidad era apoyar a las comunidades autónomas en la creación de programas para la integración de los migrantes.

El Gobierno trabaja en la reforma a la Ley Orgánica de Extranjería, con el objetivo de agilizar las expulsiones de no regularizados o quienes han cometido delitos. Con esto se daría un marco legal a una situación que se realiza desde hace algún tiempo. En la actualidad, las autoridades policiales realizan redadas en los metros y parques. Al extranjero sin documentos, retenido por primera vez, le aplican multas hasta por 700 euros.

Se tiene previsto endurecer más las sanciones a empleadores que contraten extranjeros en situación irregular, y sería delito contratar sin contar con la autorización del Ministerio del Trabajo. Se incluye a las empleadas del servicio domestico.

Modificar el arraigo. El Arraigo Social es una autorización de Residencia Temporal por circunstancias excepcionales que permite al extranjero que no tiene “papeles”, acceder a ellos si demuestra que lleva tres años en territorio español. Sin embargo, el gobierno pretende modificar la normativa para eliminar el arraigo, y crear un visado para buscar empleo, y de esa forma asegurar el retorno a su país de quien no pueda encontrar trabajo.

 

(Con colaboración de RÓGER OLIVAS)