•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Entrar o salir de Managua por uno de los cuatro puntos principales de acceso a la capital --carreteras a Masaya, Norte, Vieja y Nueva a León-- no resulta tan fácil como suena. Peor aún si usted lo hace cerca de las horas pico.

Para Edmundo Zúñiga, expresidente de la Asociación Nicaragüense de Arquitectos e Ingenieros, ANIA, el problema de las carreteras se agudiza cuando estas se acercan a la capital porque toda el área metropolitana y los municipios aledaños se han ido saturando de población que ha emigrado hacia el “centro”.

cifras vehiculares

También señaló que la red vial principal de Nicaragua fue diseñada hace más de 50 años para un volumen de carga y tránsito determinado que actualmente ha sido sobrepasado.

Según explica, esto ha generado el deterioro de las vías, la saturación del tráfico --particularmente en los trayectos de acceso a la capital--, y el desorden del transporte colectivo.

El ingeniero Zúñiga criticó que hasta ahora no exista un plan nacional de transporte para el ordenamiento y el mejoramiento vial.

Sin embargo, el martes 19 de febrero, el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, anunció que a partir de este año hasta febrero de 2014 será elaborado un estudio del transporte en todas sus modalidades (terrestre, aéreo y acuático), con el financiamiento de la Agencia Internacional del Japón, Jica.

El titular de esa entidad, Pablo Fernando Martínez, dijo que una vez concluido el plan, este dará las pautas para los futuros proyectos de carreteras que cubrirán la demanda en los próximos 20 años.

Incremento vehicular

Según las cifras que brindó la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional a El Nuevo Diario, el parque vehicular en Nicaragua creció 12% en 2012, al totalizar 511,631 vehículos.

Mientras tanto, el crecimiento en Managua fue de 11%, al registrar un total de 264,209 vehículos. Es decir, que la capital concentra más del 50% de los automotores que existen a nivel nacional.

Karen Molina, Directora Ejecutiva del Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, consideró que debería existir un desarrollo integral entre el incremento de las nuevas urbanizaciones y el mejoramiento de las vías para garantizar las condiciones que demanda la población.

“La red vial principal está porque se le da mantenimiento, pero sus diseños corresponden al momento en que fueron diseñadas. Para mantenerlas en buen estado hemos removido material viejo y le hemos puesto otro. Los trabajos de ampliación han sido pocos”, dijo.

El ingeniero Edmundo Zúñiga añadió que la saturación en las carreteras exige un amplio estudio del tráfico actual y la construcción de nuevas vías.

“Las ampliaciones son una respuesta momentánea. Pero la respuesta definitiva está en planificar un desarrollo mayor de las ciudades, de las vías de comunicación, en concordancia con la población y los desplazamientos de la misma, y crear las vías alternas necesarias”, indicó Edmundo Zúñiga.

Sergio Lugo Marenco, expresidente de la Empresa Portuaria Nacional y actual ingeniero del Departamento de Transporte del Estado de California, considera que además de la obsolescencia de las vías, también algunas carreteras han sido construidas de forma deficiente, ya que no cumplen al 100% los parámetros para un buen diseño geométrico, como drenaje, calidad de los materiales de construcción y señalizaciones.

Carretera a Masaya, de las más problemáticas

El ingeniero ejemplificó el caso de la Carretera a Masaya, la cual actualmente se encuentra en ampliación, y sostuvo que sus rotondas se constituyen en “trampas mortales para los conductores”.

“Sus radios son tan pequeños que no permiten mantener constantemente la velocidad operativa de diseño. Ahí el conductor siente una angustiante sensación de poder volcarse o de colisionar con el extremo de la barrera de separación de la carretera”, advirtió.

También el expresidente de ANIA, Edmundo Zúñiga, considera esa carretera como un ejemplo clásico de los problemas de diseño que presentan algunas vías de Nicaragua.

“Los puntos de retorno no fueron estudiados en detalle, entonces fue el uso el que prácticamente obligó a ir creando las condiciones. Se mejoró, pero no se logró llegar a lo que hubiera sido un diseño óptimo”, expresó.

Pero la funcionaria del Fomav insistió en que la vulnerabilidad de algunas carreteras no responde a una mala elaboración del diseño, sino al rebasamiento de la capacidad para la que ha sido diseñada.

“No es que hay problema de diseño porque la carretera tiene espacio, lo que pasa es que no ha habido una lógica que corresponda al desarrollo de las urbanizaciones con la capacidad vial. Pero realmente es una muy buena vía que se mantiene en buen estado, porque soporta uno de los tramos con mayor volumen de tráfico”, añadió.

Falta señalización vial

Otro de los problemas que los especialistas atribuyen a las carreteras de Nicaragua es la escasez de señalizaciones de tránsito.

“El conductor se guía y se informa sobre las condiciones de las carreteras más por el conocimiento empírico, que le da la costumbre de su frecuente circulación, que por un adecuado sistema de señalización. El conductor que las circula por primera vez y de noche es un conductor vulnerable, es la potencial víctima de un fatal accidente”, manifestó Lugo Marenco.

Sin embargo, la funcionaria del Fomav sostuvo que, aunque paulatino, el país ha avanzado en el señalamiento vial.

Molina indicó que el año pasado el Fomav, invirtió C$10 millones en obras de señalización en áreas cercanas a escuelas.

Para este año, la institución destinará una partida presupuestaria de 11 millones de córdobas, dirigida a la instalación de los rótulos.

 

Caos para salir y entrar a Managua

Los expertos consultados coinciden en que uno de los factores de mayor incidencia para el deterioro de las carreteras es el incremento poblacional aledaño a las vías de acceso a Managua, que rebasa la capacidad de carga y el volumen de tráfico para el cual fueron diseñadas.

Carretera Masaya: Es una de las vías más congestionadas para salir y entrar a Managua, debido al incremento de proyecto habitacionales desde la rotonda Centroamérica hasta Ticuantepe.

Carretera Sur: es una de las vías más traficadas desde el kilómetro 7 hasta el 13. Es decir, desde Managua en ruta hacia El Crucero.

Carretera Norte: El incremento del tráfico ocurre entre Managua a la Corporación de Zonas Francas en el kilómetro 13.

Carretera Nueva a León: Desde el kilómetro 10 hasta el 30 han surgido nuevos proyectos habitacionales que han incrementado el tráfico en ese trecho.

Según el ingeniero Sergio Lugo Marenco, estos tramos han dejado de ser simples carreteras convencionales de una línea en cada dirección y sin accesos controlados.

“A simple vista se ve que los tramos mencionados deben ser denominados Carreteras arteriales del tipo Expressway, o sea, carreteras que primariamente son para trafico que se mueve usualmente en una ruta continua, con velocidades de operación entre 60-80 km/h. Estos Expressways deben caracterizarse por tener su acceso parcialmente controlado y por tener una estructuras de separación para el tráfico moviéndose en dirección opuesta”, indicó.

 

Entrevista nunca se confirmó

Durante tres semanas, en reiteradas ocasiones El Nuevo Diario solicitó una entrevista con las autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura, para abordar el tema, pero el Departamento de Relaciones Públicas sostuvo que confirmarían fecha de entrevista y nunca lo hizo.