•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las comunidades costeras de Poneloya, Las Peñitas, Puerto Mántica y Ciudadela, ubicadas al oeste de la cabecera departamental, León, tendrán resuelto el problema de agua potable, después de más de 40 años de carecer de un sistema eficiente de abastecimiento.

En el kilómetro 99 de la carretera León-Poneloya, fue construido el pozo artesiano e instalado el tanque de almacenamiento, que brindará el servicio a 560 conexiones domiciliares, como parte del Proyecto Ampliación del Sistema de Agua Potable.

La inversión asciende a C$13 millones, aportados por el Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, ejecutados por el Comité de Agua Potable y Saneamiento, Caps, liderado por la municipalidad.

Grisel Balladares Torres, responsable del Departamento de Agua y Saneamiento Rural de la Alcaldía de León, comentó que de las 113 comunidades rurales, en donde habitan 50,000 familias, solo el 76% tiene acceso a los mini acueductos.

“En los últimos dos años, hemos beneficiado con la construcción e instalación de pozos artesianos y tanques de almacenamiento, a 14 comunidades que albergan a más de 6,000 familias, que han carecido del servicio de agua potable por mucho tiempo”, dijo Balladares.

Cuatro comunidades ahora sí tienen agua

Asimismo, destacó que a partir de junio del presente año, los habitantes de las cuatro comunidades costeras --Poneloya, Las Peñitas, Puerto Mántica y Ciudadela--, tendrán agua de calidad y un servicio eficiente, administrado por ellos mismos.

La funcionaria agregó que aunque en Poneloya funciona la Empresa Aguadora de Poneloya y Las Peñitas, Emapeposa, propiedad del empresario Roberto Reyes, “el actual sistema no abastece en calidad y cantidad a esta población”, afirmó Balladares, tras mencionar que Emapeposa continuará ofreciendo su servicio. Reyes se negó a brindar declaraciones.

Napoleón Espinoza, poblador de Poneloya, mostró satisfacción por la instalación de tuberías domiciliares. “Estoy contento porque vamos a dejar de halar agua del pozo con baldes y mecate, pensé que nunca llegaría el progreso en mi comunidad”, afirmó.

En la comunidad La Ceiba fue instalada una estación de bombeo y tanque de almacenamiento, que permitió aumentar la cobertura del sistema de acceso al agua para 100 familias de dos sectores.

En Los Manzanares y Lechecuagos, se rehabilitó la estación de bombeo y se instalaron 200 conexiones, en donde además se benefician otras dos comunidades aledañas.

En Valle Los Caleros, ubicado 20 kilómetros al noreste de León, se instaló un tanque de almacenamiento y tuberías domiciliares, lo cual benefició a 200 familias de cuatro sectores.

Problemas de abastecimiento

De acuerdo con una fuente ligada a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado Sanitario, Enacal, a pesar de que la ciudad de León cuenta con uno de los mantos acuíferos de mayor productividad, y que por años este servicio fue uno de los más eficientes, en la actualidad se presentan serios problemas de abastecimiento en la ciudad.

Entre los factores que provocan el desabastecimiento, se encuentra el crecimiento de la población en los sectores este y sureste, limitaciones de todo tipo que afectan las labores de operación y mantenimiento del sistema, la carencia de una adecuada infraestructura de distribución, así como la falta de almacenamiento y medición de consumo, que no permite implementar medidas de control efectivas.

 

Cifras de acceso al agua en León

En relación con el saneamiento y el acceso al agua, en el ámbito rural del municipio, el diagnóstico de calidad de agua e infraestructura, ejecutado por la comuna en 2010, en los tres sectores (noreste, sureste y oeste), que corresponde a 113 comunidades rurales, el 84% (8,587) no tienen acceso, o la infraestructura está en estado regular o en mal estado.

El 76% (7,789) de viviendas de las comunidades tiene acceso al agua, el 46% (4,715) está conectado a redes de tuberías y el 30% (3,075) se abastece de pozos privados y públicos.

En el área urbana de León la situación es distinta, funcionan 11 pozos, cuatro tanques de almacenamiento (2,860,000 galones), 28,096 conexiones domiciliares legales y más de 7,000 conexiones ilegales.

De los 104 barrios y repartos, en donde habitan 250,000 personas, la cobertura del agua potable cubre el 82%.

 

Repartos sin agua

Francisco Silva Rico, coordinador del Movimiento Comunal Nicaragüense, MCN, expresó que el desabastecimiento de agua potable no solo perjudica a los repartos del sector sureste (“Rubén Darío”, “Alfonso Cortés”, “Antenor Sandino”, “Azarías H. Pallais” y otros), sino a repartos periféricos y espontáneos cercanos a Sutiaba.

“Más de 250 familias asentadas en los repartos Las Vegas, El Guanacaste y “Justo Emilio Centeno”, al noroeste de Sutiaba, se encuentran desesperadas porque carecen del vital líquido, además de que por conectarse a la red de agua potable, de manera ilegal, han recibido agresiones y amenazas de las comunidades aledañas”, dijo Silva, tras alertar a las autoridades competentes, para que resuelvan el problema.

José Arnoldo Chavarría, líder comunal del reparto “Justo Emilio Centeno”, sostuvo que han solicitado a las autoridades de Enacal que construyan un pozo de extracción de agua en el sector de Sutiaba, pues “no es posible que tengamos más de 15 años de sufrir el desabastecimiento de agua, tenemos que levantarnos de madrugada para poder llenar los barriles y guardar el vital líquido”, detalló.

Por su parte, Margarita Fuentes, líder comunal de Las Vegas, solicitó a las autoridades de Enacal, la instalación urgente de medidores domiciliares. “Estamos en la mejor disposición de pagar por el servicio de agua, necesitamos que nos escuchen y resuelvan nuestra situación”, dijo.

Ignacio Zamora, delegado departamental de Enacal, sostuvo escuetamente que no existe problema en el abastecimiento de la red de agua potable en la localidad, y lo que existe en el sector de Sutiaba es una confrontación interna entre los pobladores de la misma comunidad.