•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En la comunidad El Chagüe, cinco kilómetros al suroeste de la cabecera departamental (León), 25 familias de escasos recursos económicos tendrán acceso a energía eléctrica a través de la instalación de paneles solares domiciliares, como parte del proyecto de energía renovable, que ejecuta la Fundación Nicaragüense para la Promoción de Tecnologías Alternativas (Funproteca), con financiamiento de la Cancillería del Senado de Hamburgo, Alemania.

Milena Cruz, representante del hermanamiento Hamburgo-León, comentó que el proyecto de instalación de paneles solares tiene un monto de 14,000 euros, inicia este mes de junio y tendrá una duración de doce meses, “la selección de las viviendas y familias beneficiarias fue hecha por Funproteca y el Comité Comunitario, tomando en cuenta el nivel de pobreza y la carencia de energía eléctrica en la zona”, dijo.

Paquete de 13 mil euros

Según Cruz, además del estudio socioeconómico efectuado en la comunidad El Chagüe, se adquirió el circuito de paneles solares que incluye la instalación domiciliar y el mantenimiento por un año. En la adquisición de equipos modernos, se invirtieron 13,000 euros.

El Hermanamiento de Hamburgo desde hace veinticuatro años, apoya en la Ciudad Universitaria diversos proyectos de desarrollo con el respaldo de organizaciones, alcaldía y entidades del Gobierno central, “las organizaciones presentan iniciativas en beneficio de las comunidades, y de la calidad y el impacto que tendrán a corto plazo en la sociedad es que gozan del apoyo nuestro”, apuntó Cruz.

Agregó que la aplicación del sistema de energía renovable es importante, tomando en cuenta las situaciones actuales, de contaminación del medio ambiente y el alto costo de la adquisición de equipos para llevar la electricidad a las comunidades.

“El incremento de los derivados del petróleo ha generado inestabilidad a la economía, porque llevar energía eléctrica a las comunidades cuesta mucho dinero y las energías renovables aunque no son baratas, a largo plazo no están en dependencia del petróleo, no contaminan el medio ambiente y las familias no incurren en gastos presupuestarios”, detalló Cruz.

En León, algunas empresas privadas y organizaciones educativas como el Instituto Politécnico La Salle y la Universidad La Salle, que ejecutan actualmente proyectos sobre energías renovables y han sido pioneros en Nicaragua, cuentan con el único centro equipado, una biblioteca sobre el tema de las energías renovables, además han incursionado en la producción de este tipo de energía, y ofrecen sus productos y servicios.

Desde 1997

De acuerdo con Jaime Saborío Mayorga, director del Instituto Politécnico La Salle, desde 1997 trabajan con el sistema de energía solar fotovoltaica, cuentan con 1 kilovatio y producen entre 2,500 y 3,000 kilovatios, y en el sistema de energía eólica se ha invertido US$200,000 y se tiene una capacidad de potencia nominal de 225 kilovatios y el rendimiento mensual asciende a 4 megas.

Según Saborío, la instalación de paneles solares domiciliares se ha convertido en una alternativa en las comunidades rurales que carecen del servicio de energía eléctrica; “actualmente ejecutamos el proyecto de energía renovable, que consiste en la realización de talleres mensuales con temáticas relacionadas a los diversos tipos de energía limpia, dirigido a estudiantes de educación primaria y secundaria”, dijo.

El funcionario destacó que el proyecto educativo de energías renovables, finaliza en julio del presente año, y contó con una inversión de 20 mil euros, aportados por Hamburgo, Alemania.

Por su parte Marcos Baldizón, responsable de Distrito Comercial Disnorte en León, sostuvo que existen algunas empresas y organizaciones privadas que han incursionado en la producción de energía limpia y aunque no producen grandes cantidades, inyectan dicha energía a la red eléctrica de distribución de baja tensión.

“Con las empresas y organizaciones privadas se establece un contrato de intercambio en el servicio, se instalan medidores bidireccionales, que especifican con exactitud la cantidad de energía limpia destinada a la red de distribución, y al mismo tiempo la energía utilizada por dichas instancias, únicamente se les cobra el excedente por el servicio”, destacó Baldizón.

El funcionario mencionó que entre las instituciones locales que aportan energía limpia al sistema de distribución eléctrica de baja tensión, se encuentra el Instituto Politécnico La Salle, que inyecta alrededor de 3,000 kilovatios al mes, de energía solar fotovoltaica y de energía eólica. “Xóchitl Acal”, con sede en Malpaisillo, es otra de las pocas organizaciones que existe en la localidad, que también aporta una mínima cantidad de energía a la red.

Según Néstor Saavedra Rodríguez, de la Empresa Nicaragüense Alemana, Enicalsa, “la producción de energía solar es de las energías renovables con más proyección de futuro por su sencillez técnica”.

 

Sistema bioclimático

En León, la Empresa Nicaragüense Alemana (Enicalsa) ofrece al público una moderna y particular casa ecológica, que tiene agregado el sistema de energía solar, térmica, área de bombeo, así como control y mando a través del sistema robótico.
“Es el primer prototipo de casa ecológica o casa bioclimática que tenemos en la localidad, vendemos las partes o todo completo, fabricada con materiales modernos y artificiales, madera y vidrio, pero su diseño responde a las condiciones climáticas del lugar, aprovecha la radiación solar facilitando la ganancia pasiva de energía natural”, comentó Saavedra.
La casa modelo está ubicada frente al Parque y Zoológico Arlen Siu, carretera León-Poneloya, está dirigida a la parte hotelera, cuenta con un área de 40 metros cuadrados, sala, comedor, dos cuartos y área de corredor.

 

Alternativa en el campo

La instalación de paneles solares domiciliares se ha convertido en una alternativa en las comunidades rurales que carecen del servicio de energía eléctrica.