• Chinandega, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Ditter Bonilla viajó 36 incómodas horas desde Puerto Cabezas, para asistir el 30 y 31 de julio al “Primer Congreso Multicultural para la Promoción de los Derechos Sexuales y Reproductivos de Adolescentes y Jóvenes”, donde participaron un centenar de adolescentes y jóvenes de siete municipios de la Región Autónoma Atlántico Norte, RAAN, y de los 13 municipios que comprende Chinandega.

Él es parte de los 50 jóvenes de ambos sexos que son promotores de derechos sexuales y reproductivos en la RAAN, quienes junto con sus pares de Chinandega, recibieron conocimientos, para que al regresar a sus comunidades, en su mayoría del área rural, sean protagonistas de sus propias aspiraciones y demandas.

Este espacio de reflexión fue auspiciado por la Unión Europea y ejecutado por los ONGs, GVC Italia, Clínica Bilwi, Acción Médica Cristiana, Chinaltlan y la Casa del Joven Voluntario de Chinandega, que desde hace tres años trabajan el tema de “fortalecer las capacidades de jóvenes y adolescentes de la RAAN y Chinandega, para hacer valer sus derechos sexuales y reproductivos”.

Maikol Mendoza, integrante del contingente de chinandeganos, que se reunieron aquí, para discutir acerca de los derechos sexuales y reproductivos, precisó que su viaje tampoco fue grato, porque a pesar de que la carretera Cinco Pinos– Chinandega está en óptimas condiciones, no hay autobuses de transporte colectivo que presten servicios en horas de la tarde.

Tanto Mendoza, del Pacífico, como Bonilla de la Región Autónoma Atlántico Norte, RAAN, coinciden en que la interrelación entre adolescentes es enriquecedora, porque ambos grupos identificaron que el personal que brinda atención en las unidades de salud y hospitales, no tiene ética y no cumplen con las normas de discrecionalidad, por lo que debería de haber una sanción, por la violación a ese derecho humano.

En el evento, dictó una conferencia magistral, Alta Suzanne Hooker, Rectora de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense, Uraccan, a quien le resultó interesante la vivencia de jóvenes indígenas, mayangnas y mestizos, compartiendo con los chinandeganos.

“Yo siento que este es el camino que debemos transitar, si en realidad queremos hacer visible los derechos de la ciudadanía. Eso significa que al juntarse esta cantidad de jóvenes, para discutir los derechos sexuales y reproductivos de manera responsable, es reconocer la interculturalidad, porque somos nicaragüenses, pero, somos pueblos diferentes, que vivimos en un mismo territorio”, aclaró.

Hooker dijo que “no estamos haciendo el mejor uso de estos derechos, el respeto al medio ambiente, el respeto a la vida comunal, a la salud intercultural a como lo plantea la Ley General de Salud y la Ley 238, entonces, como puedo yo, aportar al desarrollo de Nicaragua, desde mi propia cultura, expresó.

Enérgicos planteamientos

Uno de los temas que provocó interés entre los asistentes fue “La violencia en el noviazgo”, debido a que en el panel se dio a conocer una encuesta realizada por la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, la cual revela que más del 80 por ciento de los jóvenes universitarios fueron presionados para tener su primera relación sexual.

“No respetar la libertad propia de la persona con quien estamos, querer controlar a la otra persona, ya sea a través de mensajes de texto o haciéndoles constantes llamadas a lo largo del día, son algunos de los patrones comunes, para detectar la violencia en el noviazgo, explicó Shira Miguel Downs, quien agregó que lo recomendable es, buscar ayuda profesional.

La víctima de violencia nunca debe “guardar el silencio, por muy sutil que sea su caso, porque uno de los mecanismos del agresor o agresora es excluir a su pareja de los demás”, dijo Downs.

Ayender Torres Rodríguez, de 17 años, al finalizar el panel, apuntó que la importancia del participar en esta actividad: “Es no quedarnos con este conocimiento. Las y los jóvenes, nos estamos proponiendo hacer más réplicas en nuestros municipios”, dijo.

Les gustaría mejorar la confianza con sus padres

Otro momento fuerte dentro de la larga jornada fue el abordaje de la comunicación asertiva entre padres e hijos, que generó múltiples intervenciones de los congresistas, identificando los diferentes problemas que se viven en los hogares, en donde los responsables de los adolescentes, perdieron la comunicación, con sus vástagos.

En relación a ese tema, coincidieron en señalar que les gustaría mejorar la confianza con sus padres y, que estos, les dedicaran tiempo para promover el diálogo en el hogar.

Finix Castillo Williams, de 22 años, identificó el hecho de que las madres o padres están fuera de casa mucho tiempo, que por las diferencias entre las parejas, resten su autoridad y que sus estados de ánimo varían constantemente, son problemas comunes, que causan inseguridad en la juventud.

Alejandro Sánchez, Psicólogo Clínico, expositor del tema “Relaciones Asertivas entre Padres e Hijos”, analizó que existe un discurso que se transmite en la escuela y otro que se recibe en el hogar, el cual obstaculiza la comunicación, por ello recomendó que desde la familia se promueva la comunicación asertiva, al reconocer que todas las personas somos diferentes y que se deben respetar los derechos humanos de la humanidad.

Donantes satisfechos

Anna Plank, Representante de Horizont 3000, al concluir el evento valoró que los resultados de este congreso fueron sobrecumplidos, principalmente por el contenido del mismo, porque se involucró a personas significativas que inciden en la implementación de las estrategias para una educación y atención en salud sexual y reproductiva con apoyo de los Ministerios de Salud y de Educación.

“Ya estamos en el último año. El marco legal de los Derechos Sexuales y Reproductivos ya está hecho, y falta plantear la estrategia para que se puedan cumplir las demandas de los jóvenes”, afirmó.

Por su parte, Isabel Tercero, Asesora de Cooperación en Salud, Empleo y Discapacidad, en representación de la Unión Europea, UE, auspiciadora del congreso, dijo que este organismo apoyó la temática de la salud sexual y reproductiva, desde el 2000. La UE en Nicaragua destina un presupuesto de cerca de siete millones de euros, de los cuales, un 30 por ciento es dirigido a los programas de salud.

Tercero valoró los espacios de diálogo. “La oportunidad de interrelacionarse con representantes de la Asamblea Nacional, del Ministerio de Educación, Procuraduría de Derechos Humanos, Líderes en la Fe y expertos en temas sociales, es una experiencia valiosa, porque los asistentes juveniles no pueden estar todos los días con los tomadores de decisiones, y actuaron como ciudadanos con derechos, que demandan un acompañamiento para el ejercicio pleno de sus derechos.

“La Unión Europea fue un instrumento facilitador para que estos dos grupos se encontraran y mejor aún cuando tenemos participación de organismos de cooperación y actores locales que llevan adelante los proyectos”, dijo Tercero.

La Unión Europea aportó un granito de arena en este y otros proyectos que se ejecutan en el país. “Sobre la línea de derechos humanos, educación y salud sexual y reproductiva, estamos interesados en mejorar la calidad, para contribuir al bienestar de la nación”, y además a visibilizar otras formas de expresión que tienen que ver con derechos humanos, sobre todo aquellos relacionados con la diversidad sexual, homofobia, entre otros, puntualizó.

Fueron dos días de desahogo

El plenario apuntó en muchas ocasiones, a que las “autoridades engavetan la agenda de la juventud”, según lo expresó Ditter Bonilla, de la RAAN, quien dijo que los servicios de salud deben ser amigables porque los problemas en ese campo, no son iguales al de los adultos.

Este congresista, de complexión delgada y con mucha energía, criticó que han pasado los años a la espera de la carretera Managua–Puerto Cabezas, y lamentó que aún en la Costa Caribe no hay una educación trilingüe.

Presentación cultural

Una joven bailó el “Corrido a Chinandega”, de Tino López Guerra, durante el “Primer Congreso Multicultural para la promoción de los Derechos Sexuales y Reproductivos de Adolescentes y Jóvenes”.