• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El denominado Informe Sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial 2013 de la Organización Mundial de la Salud, OMS, dice que cada año mueren 1.24 millones de personas en el mundo por accidentes de tránsito, y millones más sufren traumatismos y discapacidades como resultado de accidentes en la vía pública.

accidentes web

La investigación señala también que Nicaragua está entre los países del mundo que “tiene ausencia de normas o normas desconocidas, para homologar los cascos” en los casos de motociclistas, a pesar de tener una ley integral de tránsito. El estudio indica que noventa países, que representan el 77% de la población mundial, sí disponen de leyes integrales sobre el uso del casco, que abarca a todos los usuarios, y todos los tipos de vía pública.

Celulares, música y alcohol

A juicio de la psiquiatra nicaragüense Gioconda Cajina, el que los jóvenes estén muriendo a causa de los accidentes de tránsito a nivel nacional y mundial se debe al desconocimiento e irrespeto a las normas sociales como la cortesía; a las leyes de tránsito y a la rebeldía que les caracteriza a muchos de ellos. A esta conducta se le agrega la adicción a los celulares y el ir conduciendo con la música a alto volumen.

Cajina señala también que está comprobado que el alcohol, aunque se registre moderado (menos de 0.8 grados de alcohol por litro de sangre), causa una reducción del discernimiento en las personas, lo que provoca que los conductores tantos jóvenes como adultos tengan una sensación de euforia y confianza que se traduce en un manejo agresivo y temerario en las carreteras, que al final da como resultado un accidente de tránsito.

La psiquiatra señala que los jóvenes entre 18 y 25 años se ven involucrados mayoritariamente en accidentes de tránsito por su manera e impericia de conducir, a diferencia de las personas en edades entre los 30 a 45 años.

La experta asegura que a los muchachos les gusta la velocidad y que su inmadurez hace que su comportamiento sea compulsivo e impulsivo al momento de conducir.

Accidentes en días de pago

Una entrevista realizada al personal de acceso del Hospital “Lenín Fonseca”, este sábado, nos reveló que este sanatorio de referencia nacional recibe a un mayor número de pacientes por accidentes de tránsito los días 15 y 30 de cada mes, pues en esas fechas los accidentados consumieron alcohol después de recibir su pago.

Según la fuente, que no quiso revelar su nombre, la frecuencia de personas que llegan a ese hospital producto de un accidente de tránsito disminuye por las noches en los días normales de semana. En estos días hay un promedio de entre 2 a 3 accidentados que ingresan al “Lenín Fonseca”.

El entrevistado nos dijo, también, que el domingo 28 de junio, entre la 1 y 2 de la madrugada, ingresaron 10 personas accidentadas en sus motocicletas, todos entre las edades de 18 a 30 años, “uno de ellos ya venía fallecido”. Todos fueron atendidos en estado de ebriedad.

Alarma por todos lados

El estudio de la OMS confirma lo que la jefa policial nicaragüense, Aminta Granera, admitió en junio de 2012, al señalar que en Nicaragua los accidentes de tránsito son la principal causa de muerte en personas entre los 15 a 29 años, superando incluso las muertes por asesinatos.

A la alarma de la OMS y la Policía Nacional se agrega un informe preocupante dado a conocer en abril de este año por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, el cual dice que la accidentalidad en este país ya ocupa el primer lugar de mortalidad, por encima del homicidio, el asesinato y de las enfermedades crónicas, y el segundo lugar como causante de discapacidad.

El Gobierno del presidente Daniel Ortega también ha mostrado una inquietud por el fenómeno, que está causando dolor e inestabilidad económica en las familias de los accidentados, a tal punto que ha sido considerado como un problema de salud pública.

El presidente Ortega dijo en mayo durante la clausura de una reunión de mandos de la Policía Nacional, que “si bien es cierto, Nicaragua no está entre los países con los mayores índices a nivel regional, en lesiones y muertes por accidentes de tránsito, tiene un índice “muy alto” a nivel de Centroamérica y el Caribe”.

No se invierte en el transporte no motorizado

Un reciente estudio de la Organización Panamericana de Salud, OPS, revela también que más de la mitad de los países de la región mesoamericana (18), entre ellos Nicaragua, carecen de políticas nacionales que apoyen la inversión en transporte público y promoción de transportes no motorizados, tales como el uso de la bicicleta, el cual es considerado por esta organización como un factor primordial para reducir los accidentes de tránsito.

Cero información de costos por lesiones

A ello se le agrega que este país centroamericano (Nicaragua) no dispone de información relativa a los costos de lesiones y muertes causadas por el tráfico vehicular, así también su legislación no actúa eficientemente sobre 3 de los cinco factores de riesgo que provocan los accidentes de tránsito, como son: la no utilización del casco por los motociclistas, el cinturón de seguridad en los vehículos, y los sistemas de retención para niños (sillas y cinturones especiales), los cuales protegen a los lactantes y los niños en los accidentes.

La OMS recomienda en tanto sobre el problema de la accidentalidad, que la adopción y observancia de leyes integrales sobre los factores de riesgo que causan los accidentes de tránsito, como son: exceso de velocidad, conducción bajo los efectos del alcohol, la no utilización del casco por los motociclistas, falta del uso del cinturón de seguridad, y falta de sistemas de retención para niños, son esenciales para evitar las lesiones y muertes por accidentes de tránsito.

Estrés también es un factor

Los problemas personales, el tráfico en las horas pico, la temperatura, y el ruido, producen ansiedad en los conductores. Por ello siete de cada diez conductores se encuentran bajo situaciones de estrés cuando se ponen al volante, manifiesta la doctora Gioconda Cajina.

Por tal razón, la psiquiatra dice que así como se hace un chequeo mecánico a los vehículos antes de salir a la calle, de la misma forma el conductor tiene que hacerse una valoración física de su cuerpo y de su cerebro y de su estado emocional.

“No es posible que personas que han tenido daños cerebrales, personas que están en tratamiento psiquiátrico y están tomando antidepresivos, sedantes para dormir, personas que están en tratamiento por estrés y que están tomando tranquilizantes, anden conduciendo”, dice Cajina.

Sociedad compleja
La doctora Cajina sostiene que la sociedad nicaragüense es desorganizada, irrespetuosa, mal educada y, sobre todo, estresada, factores que a su criterio no contribuyen a que las lesiones y muertes por accidentalidad disminuyan en el país.