•  |
  •  |
  • END

El informe dado a conocer al concluir el XXII Congreso de la Sociedad Internacional de Primatología (IPS), presenta un veredicto escalofriante sobre el estado de los primates en todos los lugares del mundo. En Asia, más del 70 por ciento de esta especie ha sido clasificada dentro de la Lista Roja de UICN como Vulnerables, en Peligro, o en Peligro Crítico, lo que significa que podrían desaparecer para siempre en un futuro cercano.

Según el informe, las mayores amenazas sobre esta especie son la destrucción de su hábitat, particularmente la quema y tala de los bosques tropicales, que también emite al menos el 20% de los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático, la caza de primates con fines alimenticios y el comercio ilegal de especies salvajes.


Devorados por la extinción
“A lo largo de los años hemos comunicado nuestra preocupación sobre la desaparición de los primates, sin embargo, ahora tenemos datos sólidos que muestran que la situación es mucho más crítica de lo que nos habíamos imaginado”, dijo Russell A. Mittermeier, presidente del Grupo Especialista en Primates de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN y presidente de Conservación Internacional (CI).

También Mittermeier manifestó que la destrucción de los bosques tropicales ha sido siempre la primera causa, pero ahora parece que la caza es una amenaza tan seria en algunas áreas, incluso cuando el hábitat está intacto. En muchos lugares, los primates están literalmente siendo devorados por la extinción.

Con la contribución de cientos de expertos mundialmente reconocidos, esta revisión sobre el estado de los primates ofrece información científica que demuestra las amenazas a las que se enfrentan estos increíbles animales que comparten virtualmente todo su ADN con los humanos. Tanto en Vietnam como en Camboya, aproximadamente el 90 por ciento de las especies de primates se considera en riesgo de extinción.

El informe destaca que las poblaciones de gibones, monos, langures y otras especies, han disminuido a causa de la pérdida desenfrenada de su hábitat, exacerbada por las prácticas de caza de subsistencia y del comercio de vida salvaje, para productos de medicina tradicional china o mascotas.

Los primates son importantes para la salud de los ecosistemas que les rodean.

A través de la dispersión de semillas y otras interacciones con su ambiente, los primates ayudan a la vida animal y vegetal de los bosques tropicales del mundo.


Especies que sorprenden
Los científicos continúan aprendiendo más sobre los primates y su rol en el mundo. Desde el año 2000, 53 especies de primates desconocidas para la ciencia, han sido descritas. De ellas, 40 en Madagascar, dos en África, tres en Asia y 8 en América Central y del Sur. En el año 2007, investigadores encontraron una población de lemur grande de bambú (Prolemur simus), en Peligro Crítico, en un humedal a 400 kilómetros del lugar donde generalmente vive esta especie.

En total, se encuentran 140 individuos en hábitat natural.

A pesar del panorama no muy alentador, los conservacionistas señalan un notable éxito en la recuperación de ciertas especies. En Brasil, el tití león negro (Leontopithecus chrysopygus) fue bajado de categoría, de En Peligro Crítico a En Peligro, al igual que el tití león dorado (Leontopithecus rosalia) en 2003, como resultado de tres décadas de esfuerzos de conservación involucrando a diversas organizaciones. Las poblaciones de los dos animales están ahora bien protegidas pero continúan siendo pequeñas, generando la necesidad urgente de implementar acciones de reforestación para su supervivencia a largo plazo, para proveer les nuevos hábitat.