•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Real Basílica Catedral de La Asunción de León, construida en el siglo XVIII, es uno de los sitios más visitados de la Ciudad Universitaria. Mensualmente, un promedio de 1,185 turistas contratan guías para recorrerlo; con el fin de apreciar la grandeza de su arquitectura, y, también, de explorar los rincones de una de las diócesis más antiguas de América.

De interés: Vea aquí una infografía de la catedral de León

El templo “expresa la transición de la arquitectura barroca a la neoclásica, y su estilo puede considerarse ecléctico. Se caracteriza por la sobriedad de su decoración interior y por la abundancia de luz natural. La bóveda del santuario presenta una ornamentación muy rica… tiene en su interior obras importantes de arte, incluido un altar flamenco y pinturas de las 14 estaciones del “Vía Crucis”, fue la descripción que hiciera la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, el 29 de junio de 2001, cuando declaró la Catedral Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Según datos de la Oficina de Tours del templo, en enero, abril, mayo, noviembre y diciembre ocurre el mayor movimiento turístico en la Basílica, aunque vale aclarar que el dato corresponde solo a quienes recorren la monumental catedral contratando el servicio de guías, pues no se lleva un registro del total de personas que diariamente ingresan a contemplar la belleza arquitectónica de la iglesia.

Guías de la Oficina de Tours del templo, consultados por El Nuevo Diario, consideran que la Basílica es parada obligatoria de quienes visitan la ciudad. Datos del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, refieren que las visitas anuales a esta ciudad del occidente del país, superan los 50,500 extranjeros y los 14,000 nacionales.

Tour por Catedral

Desde hace 15 años, la Catedral ofrece un tour para los visitantes que incluye recorridos por sus naves, los sótanos, el Claustro (un baño barroco), el Patio del Príncipe, la Pinacoteca, el Baptisterio y la Capilla de El Sagrario, hasta concluir en las torres, el campanario y las cinco terrazas, desde donde por un espacio de 20 minutos, observan las cúpulas, cupulines y picos del edificio religioso, además de iglesias, tejados y casas coloniales del centro histórico de León, así como la cordillera volcánica Los Maribios.

“Es un templo muy bonito, distinto de los que he conocido en otras partes del mundo, y me gustó su arquitectura y las imágenes que se exhiben en su interior”, comenta el suizo Daniel Wehrli, de 30 años, quien en su primera visita a León, se sumó a un grupo de 12 turistas para recorrer la Catedral.

Wehrli se declara “impresionado”, tanto con la vista desde las terrazas como con la arquitectura del templo, la cual, dijo, transporta a las personas a épocas pasadas. “Nos preguntamos cómo habrán hecho para construirla”, comentó tras elogiar la belleza interior de la Basílica.

“Es un edificio muy grande, me fascinó subir por los escalones, porque el área es angosta y muy iluminada; nos encantó la panorámica de la ciudad y los detalles de la estructura antigua”, opina Céline Karl, de 24 años y originaria de Alemania.

Anna Neubauer, otra alemana, al terminar el tour expresó que “es una iglesia muy impresionante porque es bien grande, además, sabemos que ha sobrevivido a fuertes temblores y a otras catástrofes naturales. Es la más cuidada, porque se observa que la están restaurando, se ve pintada, limpia y cuenta con servicios de atención al turismo”.

Alemanes, franceses y norteamericanos encabezan visitas.

Pedro Lira, miembro de la Oficina de Tours de Catedral, explica que los turistas extranjeros que más se interesan por recorrer en valioso inmueble son los alemanes, los franceses y los norteamericanos.

El grueso de los visitantes son locales, algo que cree obedece a que la Catedral “es un monumento arquitectónico ícono en el país, y (por eso) muchas personas de otras denominaciones cristianas visitan el edificio y se maravillan por su belleza”, destaca.

De acuerdo con Carlos Saravia, guía turístico de la Catedral, la terraza y en los campanarios son las áreas que más interesan a los visitantes, porque consideran (que subir a ellas es) una aventura.

Sin embargo, apunta que en el caso de las excursiones escolares prefieren recorrer la planta baja y tres de los cinco sótanos en donde se encuentran sepultados poetas, escritores, obispos, y donde, además, se exhiben imágenes de templos católicos y de personalidades.

Actualmente, la mitad del área de la terraza se encuentra clausurada al público debido a los trabajos de restauración que se realizan como parte de la segunda fase del proyecto de revitalización e impermeabilización del templo, que forma parte del embellecimiento y preservación de la Catedral; una necesidad demandada tras su nombramiento como “Patrimonio Cultural de la Humanidad”, el 29 de junio de 2011 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco.

 

El Obispo

 

Simeón Pereira y Castellón fue el primer obispo de la Diócesis de León y el último de la Diócesis de Nicaragua, al crearse la Provincia Eclesiástica de Nicaragua el 2 de diciembre de 1913. Monseñor Pereira falleció a los 57 años, el 8 de abril de 1921, y fue sepultado al pie de la estatua de San Pedro.

 

El escultor

 

Jorge Bernabé Navas Cordonero es el más importante escultor nicaragüense y uno de los mejores exponentes de la escultura centroamericana. Nació en Granada, Nicaragua, en el barrio El Hormiguero, el 11 de junio de 1874. Contribuyó a la decoración de la Basílica Catedral de León. Como dijo el obispo leonés Simeón Pereira y Castellón, se encargó de infundir nueva alma a la Catedral, a la cual consideraba como "un bello gigante sin alma".

 

El poeta

Monseñor Simeón Pereira y Castellón se relacionó con el poeta Rubén Darío cuando este regresó a León en 1915. Poco antes de que muriera, el 6 de febrero de 1916, le dio el viático y la extremaunción. Dispuso que fuera sepultado en la Catedral el 13 del mismo mes, con los honores de Príncipe de la Iglesia. Reposa al pie de la estatua de San Pablo debajo de un león de concreto.

 

Capilla de las reliquias

Se llaman reliquias a los restos de los santos después de su muerte. En un sentido más amplio, una reliquia constituye el cuerpo entero o cada una de las partes en que se ha dividido, aunque estas sean muy pequeñas. Las reliquias también designan los ropajes y los objetos que pudieran haber pertenecido al santo en cuestión o haber estado en contacto con él, y son consideradas dignas de veneración. En la Catedral se encuentran muchas reliquias de santos muy importantes de la fe católica. Entre ellas las de:

 

Los apóstoles

Aunque Jorge Navas llegó hasta quinto grado de primaria y jamás pisó una escuela de escultura, fue prolífero desde la herencia artesanal colonial, con sus limitaciones técnicas, que superó con creatividad artística intrínseca. Prefirió trabajar con cemento por su plasticidad, lo mezclaba con cal, agua y arena. Para pulir el acabado utilizaba cal y leche de vaca, a la que agregaba una tintura de azul de Prusia, logrando darle un aspecto marmóreo.

 

La Catedral

Infografía: Bismarck Rodríguez

Fotografías: Melvin Vargas

Referencias fotográficas: Melvin Vargas, Carlos Malespín, Raúl Gómez

Se construyó entre 1747 y 1814, aunque erróneamente se afirma que se terminó en 1860; fue consagrada por el obispo Bernardo Piñol y Aycinena en 1860, y elevada a Basílica Mayor por el papa Pío IX el 20 de noviembre del mismo año. Desde entonces, la ciudad de León tiene el privilegio de poseer la catedral más grande de Centroamérica y una de las más hermosas de América.

 

Bóvedas abiertas al público

En estas bóvedas se encuentran sepultados personajes importantes de la historia nicaragüense como: Miguel Larreynaga, Salomón de la Selva, Alfonso Cortés, el músico José de la Cruz Mena; el sabio doctor Luis H. Debayle, y el profesor Edgardo Buitrago.