•   Michoacán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cinco integrantes de una misma familia, incluyendo dos menores de edad, fueron asesinados a balazos en el convulso Estado de Michoacán, oeste de México, informó una fuente oficial que precisó que por el momento se desconoce el móvil.

“Se trataba de cinco integrantes de una familia, quienes no han sido identificados y que a simple vista presentaron impactos de arma de fuego”, dijo a la AFP un agente del Ministerio Público que acudió al levantamiento de los cadáveres.

Las personas asesinadas --dos mujeres, un hombre, un menor de aproximadamente dos años de edad y otro de un mes de nacido-- fueron halladas en un camino de terracería que conduce de la población Santo Tomás de los Plátanos, ubicada en el municipio michoacano de Susupuato, hacia el vecino Estado de México (centro), precisó la fuente que pidió el anonimato.

Violencia al máximo

“Los peritos criminalistas localizaron y aseguraron seis cartuchos percutidos de un arma calibre .38 Super”, dijo el agente, que asegura “se desconoce el móvil de los hechos, así como la identidad de los agresores”.

Michoacán es un violento Estado del oeste de México al que ingresaron fuerzas federales la semana pasada para asumir la seguridad en 27 municipios, ante fuertes enfrentamientos entre miembros del cártel narcotraficante local, Los Caballeros Templarios, y grupos de civiles armados que se alzaron en febrero de 2013 para defenderse de sus frecuentes extorsiones, secuestros y asesinatos.

Este Estado, en el que más de la mitad de su población vive en la pobreza, es productor de marihuana y drogas sintéticas destinadas a Estados Unidos y se ha convertido en el objetivo más apremiante de seguridad para el presidente Enrique Peña Nieto, quien al asumir en diciembre de 2012 heredó una lucha contra el crimen organizado que ha dejado más de 77,000 muertos en siete años.