•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Difíciles nego-ciaciones te-nían lugar este lunes en la ONU para persuadir a Moscú de apoyar un proyecto de resolución sobre la situación humanitaria en Siria, dijeron diplomáticos.

Una reunión informal comenzó la mañana del lunes en Nueva York sobre el texto elaborado por Luxemburgo, Australia y Jordania y apoyado por países occidentales y árabes.

Además de estos tres países, los embajadores de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China, Rusia) debían asistir, “pero los rusos no vinieron”, indicó un diplomático del Consejo. El representante chino tampoco asistió, según otro diplomático.

Rusia fue informada del proyecto de resolución la semana pasada pero aún no ha dado una respuesta formal. No obstante, su embajador ante la ONU, Vitali Churkin, afirmó días atrás que Moscú consideraba contraproducente este tipo de resolución y que prefería un “abordaje pragmático”, es decir, acuerdos locales como los que han permitido la evacuación de varios centenares de civiles de Homs (centro).

Hambrientos y sin asistencia

Los países occidentales esgrimen que más allá de Homs, existen cientos de miles de sirios atrapados en el resto del país, hambrientos y sin asistencia médica.

Estiman también que “será difícil para los rusos imponer su veto a una resolución humanitaria”, explicó otro diplomático del Consejo.

El proyecto de resolución, una copia del cual obtuvo la AFP, reclama un acceso libre y seguro a las poblaciones necesitadas de ayuda, y especialmente “el levantamiento inmediato del asedio” a varias ciudades donde miles de civiles quedan atrapados en medio de los combates.

La resolución cita las ciudades de Homs (centro), Nubl y Zahra (en la región de Alepo, norte), el campo palestino de Yarmuk en Damasco, y varias localidades de la Ghuta (periferia rural de Damasco).

Las demandas de la resolución están dirigidas “a todas las partes, y en particular a las autoridades sirias”.

Cesar bombardeos

El texto insta al gobierno sirio a “cesar inmediatamente todo bombardeo aéreo de zonas habitadas” y la utilización de misiles Scud y “barriles de explosivos”, lanzados por la fuerza aérea siria sobre Alepo.

Estos métodos “pueden provocar lesiones y sufrimientos inútiles”, señala el texto, que agrega que “compete en primer lugar a las autoridades sirias, proteger a la población”.

 

No vinculante

La resolución sobre la situación humanitaria en Siria no es vinculante y no prevé sanciones automáticas en caso de incumplimiento de sus disposiciones. Pero deja abierta la posibilidad de que el Consejo vote posteriormente sanciones individuales y dirigidas contra quienes “obstaculicen la ayuda humanitaria” o ejerzan acciones violentas contra los civiles.

Para ello se necesitaría, sin embargo, una segunda resolución y es altamente improbable, según diplomáticos, que los rusos acepten sancionar a su aliado sirio, puesto que desde el inicio de la crisis ya han bloqueado tres intentos de resolución para presionar a Damasco.