•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo que espera el consejo del secretario de Estado, John Kerry, para decidir si autoriza la construcción del oleoducto Keystone XL, que recorrería el país desde Canadá hasta el Golfo de México, un proyecto muy controvertido por su potencial impacto ecológico.

“El proceso ahora es el siguiente: las agencias comentan el informe del Departamento de Estado, el público puede hacer sus comentarios, y Kerry me da su recomendación”, explicó Obama en una entrevista en el canal conservador FOX conducida por Bill O’Reilly, uno de los periodistas más combativos con su gestión.

La Casa Blanca aclaró en un comunicado que no tomará una decisión hasta revisar “cuidadosamente” el informe del Departamento de Estado, publicado el jueves 31 de enero, un estudio que considera “improbable” que el proyecto tenga un impacto climático grave, a pesar de ser muy criticado por los ecologistas.

Sin fecha

La Administración Obama no tiene por tanto una fecha prevista para tomar la decisión sobre el polémico oleoducto y solo ha concretado que la revisión del estudio medioambiental se llevará a cabo durante “las próximas semanas”.

No obstante, la publicación del informe aumenta la presión sobre el Gobierno de Obama, que desde hace años recibe peticiones constantes del Ejecutivo canadiense para que apruebe la construcción del oleoducto —la empresa encargada de construirlo sería la canadiense TransCanada—, en favor de la industria petrolera, unas reclamaciones que comparten ciertos sectores empresariales del país y los legisladores republicanos.

 

Protestas

Hay fuertes denuncias por parte de ecologistas y asociaciones civiles que se oponen al proyecto al considerar que tendría un impacto medioambiental negativo.
El Departamento de Estado no emitió en su informe recomendaciones explícitas sobre si conceder o no el permiso a TransCanada, una decisión que corresponde a Obama y que probablemente tardará meses en llegar.