•   Turquía  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras, en Bulgaria el Gobierno decidió en noviembre pasado levantar una valla de entre 30 y 50 kilómetros a lo largo de su frontera con Turquía para evitar la llegada de refugiados.

El país balcánico, que tiene una frontera común con Turquía de 274 kilómetros, vivió en 2013 un fuerte aumento de inmigrantes ilegales, procedentes sobre todo de Siria.

La construcción del primer tramo de la valla, de unos tres metros de altura, se inició la semana pasada, y el Ejército ha colocado alambre de espino en la frontera situada en la región de Elhovo, por donde suelen entrar los inmigrantes ilegales.

Turquía por su posición geográfica es lugar de paso para inmigrantes y refugiados de Asia, pero también de África, cuyo destino suele ser Grecia, que forma parte del espacio Schengen.

Los turcos arrestan anualmente a más de diez mil indocumentados en la frontera griega y los trasladan a centros de retención temporal, pero los suele liberar a los dos meses por falta de espacio.