•   China  |
  •  |
  •  |
  • The Economist

Los líderes de China ven las patentes como peldaños en la escalera para convertirse en una potencia de la innovación. En consecuencia, en los planes quinquenales y a través de subsidios y exhortos oficiales, han alentado a los residentes locales a solicitar patentes.

Los residentes locales han respondido entusiasmados. Hace dos años, la oficina de patentes de China se volvió la más activa del mundo. Los escépticos han dicho en tono de burla que la mayoría de las presentadas son patentes de “modelo utilitario”, las de corto plazo concedidas a ideas relativamente triviales, en comparación con adecuadas patentes de “invención”; y que pocos inventores chinos han obtenido patentes en países donde los estándares son más altos.

Muchas patentes, se argumenta también, son ejercicios para cubrir cuotas por parte de académicos, sin esperanza de comercialización. En suma, estas patentes son una farsa. No tanto, arguye la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de Naciones Unidas.

Reconocimiento

Un nuevo estudio analiza las patentes chinas y concluye que una proporción relativamente pequeña, pero rápidamente creciente está a la altura de los estándares mundiales.

La OMPI incluyó solo patentes presentadas por residentes chinos –es decir, aquellos con un domicilio chino– que presentaron sus patentes primero en el continente. Las invenciones de los laboratorios en Shanghái de General Electric o Philips no están incluidas, ya que las multinacionales occidentales típicamente presentan su solicitud primero en Estados Unidos o Europa.

Foxconn, el gigantesco fabricante controlado por Hon Hai de Taiwán, está incluido en el estudio porque, a diferencia de otras firmas taiwanesas, está basada en China y presenta sus patentes primero en el continente.

Las conclusiones desafían la creencia popular en varias formas. No solo sugieren que el número de patentes chinas presentadas en el extranjero está aumentando significativamente, sino que también sugieren que, desde 2003, la mayoría de estas han sido patentes de invención, no de modelo utilitario.

Creciendo

Finalmente, las empresas que encabezan las listas de solicitantes de patentes extranjeras también son reveladoras. Algunas, como Huawei y ZTE, no sorprenden, dado que 29 por ciento de todas las solicitudes extranjeras entre 2005 y 2009 fueron en tecnología de información y comunicaciones. Lenovo se ubica en el sitio 16.

Otras, como Sinopec en energía y BYD en baterías, sugieren que la industria energética de China está en ascenso.

La sorpresa es que tres de los cinco puestos principales, los ocupan divisiones de Foxconn. Para 2012, la compañía había presentado más de 12,000 patentes en el extranjero, en áreas que van de la maquinaria eléctrica a la tecnología computacional y la tecnología de audio y vídeo.

Una empresa a la que algunos desdeñan como un taller de explotación laboral de baja tecnología resulta ser un modelo de invención.

 

29

Por ciento de solicitudes extranjeras de patentes entre 2005 y 2009 fueron en tecnología de información y comunicaciones.