•   Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Chile está en “un océano de confusiones” ante la demanda marítima boliviana en la Corte Internacional de La Haya, dijo este martes el canciller interino boliviano, Carlos Romero, en respuesta a afirmaciones de su par chileno.

Romero reaccionó a declaraciones en Santiago del canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien dijo el lunes que “hay que terminar con este mito de que Bolivia no tiene salida al mar”.

Según Muñoz, Chile otorga a Bolivia un conjunto de beneficios y facilidades para uso de los puertos en el norte de su país, en mejores condiciones que las que tienen sus propios empresarios.

Posiciones

“Están confundidos ellos, no tienen una posición clara”, insistió Romero, que ocupa habitualmente la cartera de Interior, consultado por la prensa.

Romero, que reemplaza interinamente al canciller titular, David Choquehuanca, en viaje oficial a Argel, dijo que “la confusión chilena” se debe al cambio de posiciones en La Moneda sobre el centenario diferendo, que en el último año llegó al punto más alto, tras llevar La Paz su causa a la Corte Internacional de Justicia, CIJ.

Según La Paz, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, excluyó ahora el tema marítimo pese a que lo había incluido en una agenda de diálogo bilateral de 13 puntos, acordada en 2006 durante su primera gestión, que fue luego congelada en la Administración de Sebastián Piñera.

Bolivia perdió su acceso soberano al océano Pacífico en una guerra en 1879 luego de que fueran invadidos sus territorios por Chile que le arrebató 400 kilómetros de costa y 120,000 kilómetros cuadrados de territorio.