•  |
  •  |
  • END

Poznan- Polonia
El primer ministro de Tuvalu, el país que ve más de cerca los devastadores efectos del calentamiento global y el aumento del nivel del mar, lanzó hoy un SOS ante los delegados de más de 190 países reunidos en la Cumbre del Clima de la ONU, a los que pidió ayuda para que su pueblo pueda sobrevivir.

“Somos una nación orgullosa, con una cultura única que no desea ser reubicada en cualquier otro lugar, no nos podemos hundir mientras otros subsisten, no debemos hundirnos por culpa de los problemas causados por los países grandes e industrializados”, dijo el jefe de gobierno tuvaluano, Apisai Ielemia, en referencia a los planes diseñados para que los cerca de 10,000 habitantes de este atolón se trasladen a otras islas cercanas cuando los efectos del cambio climático se hagan insoportables.