• |
  • |
  • END

Al cierre del año y en la espera que en los últimos días no ocurra algo más extraordinario que lo que presentamos, EL NUEVO DIARIO publica los 10 hechos negativos más trascendentes del Gobierno que preside el comandante Daniel Ortega durante 2008.

Norteamericano condenado por muerte de Doris Ivania fue “deportado” oficiosamente

10) Volz-vió a su país

En enero el Ministerio de Gobernación, por medio de Migración y Extranjería, ordenó de oficio y con carácter de urgencia la deportación de Eric Stanley Volz a Estados Unidos.

El estadounidense fue acusado del asesinato de su ex novia Doris Ivania Jiménez y sentenciado a 30 años de prisión por asesinato atroz y violación.

La joven fue encontrada estrangulada, golpeada y violada en su tienda el 21 de noviembre de 2006, en el costero municipio de San Juan del Sur. Volz fue acusado y sentenciado junto al nicaragüense Julio Martín Chamorro, pero tras 13 meses de prisión, una resolución del Tribunal de Apelaciones de Granada, en diciembre del 2007, revocó la sentencia y ordenó su libertad inmediata.

Otra vez Ortega y Alemán se burlan de todos y continúan sus acuerdos de “socios”

9) Repacto del pacto
El presidente Ortega aprovecha la lectura de su informe anual ante la Asamblea Nacional el 10 de enero, para leer dos resoluciones donde la Corte Suprema de Justicia (CSJ) avaló la creación de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) --restándoles facultades-- y declaró inconstitucional la Ley Marco para la Estabilidad y Gobernabilidad del País, por lo cual ayer entraron en vigencia las reformas constitucionales que mediante un pacto entre PLC y FSLN, fueron aprobadas en 2005 y ratificadas en 2006.

Las resoluciones, que además, declararon inconstitucionales las leyes de la Sisep, del Instituto de la Propiedad y del INSS. Los dos fallos de la CSJ se produjeron un día después de que la jueza de Vigilancia Penitenciaria, Roxana Zapata, restableciera el régimen de convivencia familiar y otorgara el país por cárcel al ex presidente Arnoldo Alemán, sentenciado a 20 años de prisión por delitos de corrupción en la administración pública.

Ortega ordena invasión de CPC al Estadio para ovacionar a Hugo Chávez

8) Béisbol politizado

En enero, miles de nicaragüenses que pensaban divertirse viendo el partido inaugural de la Serie Final de Béisbol Profesional entre los equipos Bóer y San Fernando, tuvieron que conformarse con ver el juego por televisión, ya que los sitios más apetecidos fueron ocupados por los CPC.

La toma del estadio se dio apenas se anunció que el presidente venezolano Hugo Chávez estaría en el juego inaugural.

Los directivos del equipo capitalino ligados al partido de Gobierno, quisieron justificar las acciones indicando que lo que pretendían era evitar la reventa de boletos, pero tal afirmación fue rechazada por la gran mayoría de fanáticos del béisbol que se quedaron sin poder ver en vivo el partido.


CPC impiden que Alcaldía recolecte basura y exponen a la capital a una mega epidemia
7) “Basurerazo” a Nicho
Las diferencias entre el presidente Ortega y el alcalde Dionisio Marenco, por las críticas del edil al gobernante, se tradujeron en una grave crisis sanitaria que afectó Managua por casi un mes, luego que grupos afines al FSLN cerraran las puertas del botadero municipal La Chureca e impidieran a los camiones recolectores ingresar a depositar los desechos de la capital.

El problema inició cuando los llamados “churequeros” reclamaron que los trabajadores de los camiones de basura escogían los desechos de valor que ellos recolectan para venderlos a empresas recicladoras.

Ortega advirtió que si la Alcaldía no era capaz de solucionar la crisis, el Gobierno se involucraría. En las protestas y movimientos siempre se vio involucrado el dirigente de los CPC, Edgardo Cuaresma.

El Concejo de Managua aprobó una partida anual de 11 millones de córdobas, que servirán para incrementar el salario de los operarios de las recolectoras y con ello terminó el conflicto que se extendió por más de tres semanas.

Barre con cuadros de la directora policial Comisionada General Aminta Granera
6) Ortega golpea a Policía
En marzo el presidente Daniel Ortega desarticuló el círculo de confianza de la directora General de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Granera, al mandar de retiro a cinco comisionados mayores que fungían en las principales direcciones de la institución y que desempeñaban sus cargos con gran eficacia y honestidad.

Antes y en un proceso de clara intención de debilitar el trabajo de Granera, en enero había afirmado que la DEA pagaba salarios a los policías nicaragüenses, que en coordinación, luchan contra el narcotráfico internacional.

Posteriormente y a lo largo del año, se vio cómo Ortega, a través de altos mandos cercanos a él daba contraórdenes a las orientaciones que daba Granera.

Ortega, en septiembre llegó al punto de reformar el decreto que reglamenta la Ley 228, Ley Orgánica de la Policía, para otorgar el grado de comisionado general a tres oficiales superiores de esa institución y que ahora tienen el rango de un subdirector, entre ellos su consuegro Francisco Díaz.

El retroceso en el profesionalismo de las fuerzas del orden fue evidente durante las elecciones municipales, en donde fuerzas progobierno y casi paramilitares, infundieron el terror al tomarse las calles y evitar el derecho constitucional de movilización y protesta ante la actuación impasible de la Policía.

Ortega rompe relaciones con Colombia en apoyo a Ecuador, pero las restablece al día siguiente
5) Ruptura de 26 horas
El 7 de marzo Nicaragua rompe relaciones por 26 horas con Colombia en solidaridad con Ecuador, cuyo presidente Rafael Correa, llegó a Nicaragua en un periplo de denuncia de un ataque que el Ejército colombiano contra un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano el 1 de marzo.

En un hecho sin precedentes en la historia de la diplomacia nicaragüense, el presidente Ortega restableció las relaciones con Colombia al día siguiente, durante una agitada sesión del Grupo de Río en República Dominicana.

Ortega desde febrero había iniciado choques verbales con Colombia, a quien acusó de no acatar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya, que a finales de 2007, determinó que el meridiano 82 no era frontera entre las dos naciones.

En abril el presidente otorgó asilo a la mexicana Lucía Morett, sobreviviente del ataque al campamento de las FARC y en mayo, les extendió el beneficio a las colombianas Doris Torres Bohórquez y Martha Pérez Gutiérrez.

Ortega, incluso envió un avión de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua para trasladar exclusivamente de Quito a Managua a las dos colombianas sobrevivientes, en un acto que Colombia calificó de “inamistoso”, pues el gobierno solicitó una autorización para sobrevolar territorio colombiano para el “Traslado de Personal en gira oficial a la República del Ecuador”.

Ortega permitió que una huelga de transporte desgastara económicamente al país por 10 días
4) Paro caro
Después de 10 días de paro nacional de transporte, con millones de dólares en pérdidas, aparece por primera vez el presidente Ortega y hace propuesta que no convence a los huelguistas.

El paro concluyó tres días después con la misma solución que tenía en sus manos desde el inicio y que le demandaban diversos sectores, que era el uso de la ayuda venezolana para responder a las demandas de los transportistas.

En ese contexto confesó el manejo de un presupuesto paralelo que, según sus cuentas, suma más de 520 millones de dólares, y además que el país le debe a Venezuela más de 200 millones de dólares por las plantas de generación eléctricas adquiridas sin licitación como establece la Ley de Contrataciones del Estado.

El presidente salió del lío en parte, con fondos provenientes de esa cooperación y como dice el dicho, lo que hizo el vivo al inicio lo hace el tonto al final.

El mandatario ofreció a sus opositores algo más que el olivo de la paz
3) El acero de guerra y el ángel exterminador
En junio y durante la celebración del 29 Aniversario del Repliegue, el Presidente Ortega ofreció a sus opositores el “acero de la guerra”. El acto en el que se observó un enorme derroche de fondos del Estado, fue el inicio de una serie de acontecimientos, que fueron desde choques verbales hasta ataques de violencia física de parte de fuerzas paramilitares contra sus opositores y medios de comunicación independientes.

El Presidente además de llamar “vende patrias, oligarcas, hijos de Goebbels, peleles, terroristas mediáticos, zopilotes” calificó de “asesinos” a los medios no oficialistas.

Apareció entonces, el grupo “inaugural” de las rezadoras frente a varios medios de comunicación independientes y después se tomaron las rotondas.

A esto le siguieron los actos de violencia contra el misionero nicaragüense de origen italiano Alberto Boschi, juicios y persecución contra artistas e intelectuales de la talla de Ernesto Cardenal, Carlos Mejía Godoy, los periodistas Carlos Fernando Chamorro y Sofía Montenegro, sin dejar a un lado el veto al prólogo de Sergio Ramírez sobre la obra de Carlos Martínez Rivas.

También las fuerzas de choque evitaron la realización de una marcha en León con garrotes y morteros, fajearon, patearon y golpearon a los jóvenes del Movimiento No, invadieron la UCA luego que END difundiera una encuesta que daba por perdedor al candidato oficialista Alexis Argüello, abortaron la marcha de protesta por los resultados de las elecciones en León y prácticamente aplastaron una marcha anunciada en Managua.

En medio de la tormenta, el Procurador General de la República, Hernán Estrada, afirmó que “bastaría un llamado del jefe del Estado, del líder político del FSLN, Daniel Ortega, y no quedaría piedra sobre piedra sobre ningún medio de comunicación que fuera adversario” y que por tanto, habría que agradecer al mandatario la prudencia con la que había actuado. Las declaraciones se dieron en el contexto de violencia postelectoral.

2) Guerra por las vírgenes
En medio de las denuncias de fraude de la oposición, con violencia en las calles y un ambiente tenso, la Conferencia Episcopal se pronunció deslegitimando las elecciones. Funcionarios del Ejecutivo y magistrados del FSLN se lanzan contra Conferencia Episcopal, por pronunciarse sobre la falta de transparencia electoral en las elecciones.

El Gobierno mandó a poner estatuas de la Virgen María en todas la rotondas que ocupan los “rezadores” las cuales son destruidas y profanadas. La jerarquía pidió públicamente el retiro de las imágenes, pero la solicitud fue desatendida.

La Conferencia Episcopal celebró procesiones por la paz en todo el país con mensajes contra los que critican a la Iglesia Católica y homilías llenas de símbolos como “tiranos”, “demonios”, “fascismo”, “corazones de odio”, “fariseos” y “símbolos esotéricos y paganos”.

Ortega y sus funcionarios hicieron todo para que cortaran apoyo externo
1) Adiós ayuda y “somos más libres”
Desde junio de este año, cuando Manuel Coronel Kautz, vicecanciller de Nicaragua, advirtió a los cooperantes, que inmiscuirse en los asuntos internos de Nicaragua podría significar declararlos “ non gratos”, las cosas olían mal.

“Ellos son como la gata angora”, dijo en ese entonces, este funcionario, quien luego calificó de “diabla” a la embajadora de Suecia Eva Zetterberg, y la invitó a “bañarse con agua bendita”.

Ortega comparó a los cooperantes con “moscas que se paran en la inmundicia” y calificó de “minucias” la ayuda europea y desafió a los donantes a que retiren su apoyo
Nicaragua reconoce la independencia de Osetia del Sur y Abjasia en plena sintonía con Moscú. Ortega autorizó sin el permiso de la Asamblea Nacional el ingreso al territorio nacional de buques rusos.

El presidente y altos funcionarios de su gobierno, reaccionaron con desdén y hasta con alegría por la decisión de Estados Unidos de congelar la asistencia que recibía Nicaragua a través del programa Cuenta Reto del Milenio. “Eso nos hace sentir, incluso, más libres”, manifestó Ortega.

El corte de la ayuda obligó a Ortega a denunciar un supuesto bloqueo económico contra Nicaragua por parte de Estados Unidos y la Unión Europea en una cumbre de países latinoamericanos en Brasil. Nadie se pronunció sobre el asunto y Ortega viajó a Rusia en busca del apoyo del Krenlim, con quien firmó un acuerdo para investigación espacial, entre otras cosas no especificadas.